BloggersmaníaLiteratura

El libro de la semana recomendado por El Libro en Blanco y Culturamanía es «Encuentros con libros» de Stefan Zweig

Esta semana, Culturamanía y El Libro en Blanco les recomendamos «Encuentros con libros», de Stefan Zweig, un autor del que es recomendable la práctica totalidad de su obra.

<<Desde que existe el libro nadie está ya completamente solo, sin otra perspectiva que la que le ofrece su punto de vista, pues tiene al alcance de su mano el presente y el pasado, el pensar y el sentir de toda la humanidad>>.

Stefan Zweig fue un lector empedernido que plasmó sus observaciones tanto en las reseñas que publicó en la prensa escrita como en los prólogos a la obra de otros autores. Los textos aquí reunidos dan buena prueba de la sagacidad, la erudición y la elegancia a las que Zweig nos tiene acostumbrados, pero sobre todo son un testimonio de su amor por la literatura como invitación al diálogo, una pasión tan intensa y tan franca que no es extraño que sepa contagiarla a sus lectores como pocos
maestros.

Compartimos con ustedes un pequeño fragmento del libro, del capítulo titulado:

El libro como acceso al mundo:
<<Fue fantástico reflexionar sobre todo esto. Momentos gozosos hacía tiempo olvidados, que había vivido gracias a los libros, venían de nuevo a mi cabeza, enlazándose unos con otros, y como me había sucedido al contemplar el aterciopelado cielo de la noche, cuando intentaba contar las estrellas y siempre aparecían otras nuevas que me habían pasado desapercibidas y me hacían perder la cuenta, comprendí que también nuestra esfera interior, ese otro cielo estrellado, está iluminado de un extremo a otro por innumerables puntos de luz, llamas que alumbran un segundo universo espiritual, que gira alrededor de nosotros con una misteriosa música. Jamás había estado tan cerca de los libros como en esos momentos, aunque no tuviera ninguno entre las manos, porque todo mi pensamiento se concentraba en ellos y mi alma se abría a sus secretos. Aquel pobre analfabeto, aquel eunuco del espíritu, que tenía tanto talento como cualquiera de nosotros, pero que, por culpa de ese defecto, no conseguía penetrar en el mundo superior para amarlo y fecundarlo, me hizo descubrir la magia del libro, que transforma nuestra realidad cotidiana>>.

Stefan Zweig nació en Viena el 28 de noviembre de 1881 en una acomodada familia de origen judío. Se doctoró en Filosofía en la Universidad de Viena, donde también cursó estudios de Historia de la Literatura. El comienzo de siglo vio aparecer sus primeros poemas y, en 1904, publicó su primera novela. Poco después inició una etapa de provechosos viajes por todo el mundo, lo que le permitió conocer a poetas y escritores de gran prestigio, como Rilke, Pirandello o Rodin, y acumular experiencias
enriquecedoras.

Durante la Primera Guerra Mundial sirvió a su país, Austria, y fruto de su experiencia publicó una obra dramática titulada «Jeremías», donde el autor mostraba una posición abiertamente crítica con la contienda. Durante los años veinte y gran parte de los treinta Zweig produjo una serie de novelas cortas llenas de tensiones emocionales, donde se trataban temas como la prostitución, el adulterio, el juego y el suicidio. Entre ellas destacan títulos como: «Miedo», «Veinticuatro horas en la vida de una mujer» y «Amok».

El 1938 dejó su Viena natal y se marchó a vivir a Londres, son años de inestabilidad emocional y de gran incertidumbre para el escritor, pero su producción literaria continúa y publica otra de sus grandes obras, «Novela de ajedrez». Deja Londres y se marcha a Nueva York, pero tampoco logra la estabilidad que desea, por lo que recala en Petrópolis, Brasil. Allí, tanto Zweig como su esposa Lotte (con quien se casó en 1939 tras divorciarse de su primera esposa), esperan encontrar un futuro. En
Brasil escribe una de sus obras más importantes, «Momentos estelares de la Humanidad», una serie de relatos históricos que arrancan con Cicerón y terminan con el presidente estadounidense Woodrow Wilson en 1919.

Otras obras que debemos destacar del escritor austriaco son: «Fouché», (1929); «María Estuardo» (1934); y «El mundo de ayer» (publicada tras su muerte).
El 22 de febrero 1942, Zweig y Lotte se suicidaron en su residencia de Petrópolis, dejaron una carta de suicidio, en la que el autor expresaba su desarraigo y el temor a un mundo futuro dominado por los nazis.

EL LIBRO EN BLANCO

C/ Juan Pablo II, 35
Santa Cruz de Tenerife
www.libroenblanco.es

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like