Cine & TelevisiónCríticas de Adrián Gómez

Adrián Gómez opina sobre la película «En realidad nunca estuviste aquí» de Lynne Ramsay

Asunto: «En realidad nunca estuviste aquí»

Sórdido drama compuesto por una trama descarnada,personajes torturados y atmósfera malsana… un film «de estilo» del director de «Tenemos que hablar de Kevin». Aqui, Lynne Ramsay nos ofrece un martillazo contundente, con unos primeros planos que desnudan a los (esplendidos) actores, en un planteamiento de cine negro que esconde mas… mucho más.

Comparada con «Taxi Driver» y «Drive», es innegable puntos en común… pero la narración y el desarrollo de la historia y la trama va por cauces aun mas escabrosos… La inocencia interrumpida aparece una vez mas, y esta vez por partida doble… el ritmo, sosegado; y la planificación; magnifica, logra acomodar e incomodar a partes iguales, cuando irrumpe la violencia… escenas bellisima y ambiguas como la muerte paulatina, en agonía y sintonía musical; del sicario en la casa de la madre del protagonista;  o el posterior entierro submarino, son tan cautivadoras como pomposas… de un onirísmo rayando en el delirio… esos flashbacks traumáticos…. ese clímax detonado, acompañado de una atonal y eficaz b.s.o de Johnny Greenwood (Radiohead) impulsan una película tan a contracorriente como lo pueda ser «Madre» en otro genero.

Todo nos daría igual si el protagonista, verdadero eje del film, no diera la talla… y he aquí que el grandioso Joaquin Phoenix nos vuelve a dar un bofetón interpretativo.

El genial actor aun esta aquí, después de cagarse en Hollywood en el documental «Im still here», de conmovernos en»Her»,y de volarnos la cabeza en»Puro Vicio». El hermanisimo del difunto River podría estar viviendo de las rentas desde la sobrevalorada «Gladiator» (el es lo mejor del fallido filme) y a lo largo de su carrera se ha dedicado a apostar por el «más difícil todavía»… decir que su papel es oscarizable es denostar tan magna performance, en vista de los recoge-estatuillas de los últimos tiempos… Phoenix se entrega a fondo… convirtiéndose en una cicatriz andante… por dentro y por fuera… su contención al mostrar desequilibrio y calma… sus estallidos emocionales y su mirada… ese rostro… es la película en si… sin el no habría tal… estamos ante la mejor actuación en lo que va de año, sin duda alguna… y retirado Day Lewis, poca duda queda al visionar esta joya;de quien es el mejor actor de nuestros tiempos… De la catadura moral y la desbravada política, juzguen ustedes mismo… Tan asfixiante como una bolsa de plástico.

Obra maestra, señores.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like