Entrevistas y ReportajesReportajes

DocuRock: Rolling Stone. VIda y muerte de Brian Jones. Por Adrián Gómez

¿Luces y sombras del Stone maldito? No exactamente. El pasado 5 de noviembre asistimos al Tea a disfrutar del rockumental dedicado al fundador del club de los 27. Dirigido por Danny García, se supone no oficial. Más que nada porque la banda no suena en ningún momento. Sin menospreciar el soundtrack Bluesy. Atisbos de su infancia y juventud, en grabaciones en super 8, el archivo es impagable: desde las grabaciones de Godard en las sesiones de Beggars Banquet para One Plus One (1968) hasta imágenes con el Maharishi Yogi, el gurú de pacotilla que también embauco a Mía Farrow, Mike Love o Los Beatles. El documental en sí, como bien específica el título; se estructura en dos partes. La primera, centrada en su corta vida (avatares varios, como ruedas de prensa, el pique con Jagger-Richards, las diferentes adicciones y detenciones, etc..) y la investigación policial tras su defunción. El primer tramo, siendo jugoso (las libras que cobraba de más, la redada de Redlands, sus cinco hijos ilegítimos…dos con el mismo nombre) no termina de indagar lo suficientemente en lo musical y lo emocional.

Estamos hablando del músico más completo que ha pasado por la formación británica (guitarra, piano, saxofón, marimbas, mellotron y pionero del citar) y ésta parte y su aportación queda un tanto coja. El affaire con Anita Pallenberg, la amistad con Dylan, Hendrix, Burdon o el hallazgo de los flautistas jajouka en Marruecos son citados, pero no termina de cuajar en el retrato psicológico del músico. Declaraciones de gente como Phil May, Dick Taylor ( Pretty Things) Stephen Woolley (director del biopic Stoned):o el cineasta Volker Schorndorf ayudan, pero se echa en falta algún testimonio Stone, más allá de la voz en off de Ian Stewart. La chicha llega en la segunda tacada, con la expulsión y posterior muerte en la piscina de su casa. Dedos apuntan una vez más al albañil Frank Thorogod, con la complicidad de Tom Keylock. Allen Klein parece que esta vez queda fuera de la ecuación. Y un dato escabroso: agua de barrica en los pulmones del finado, y paliza mortal al par de días, de la pareja de un sospechoso. ¿Asesinato? Cada diez años se reabre el caso…para seguir echando tierra encima. Los archivos no se desclasifican hasta dentro de 75 años (a partir de 1969). Mientras, las piedras siguen rodando y la muerte de la primera gran estrella de rock inglés sigue siendo un misterio.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like