LiteraturaNoticias

El libro de la semana recomendado por EL Libro en Blanco y Culturamanía es «Conversaciones con mi enano de jardín» de Jean-Paul Didierlaurent

Esta semana Culturamanía y El Libro en Blanco les recomendamos: «Conversaciones con mi enano de jardín», de Jean-Paul Didierlaurent, una novela extremadamente divertida e irónica, que gira en torno a las segundas oportunidades.

Xavier Barthoux es Director Comercial de una empresa de enanos de jardín y lleva una vida absolutamente ordenada y anodina, como esposo y padre modélico. Un día descubre en su casa de verano una inexplicable grieta en el patio, y lo que en principio iba a ser una simple reparación acabará convirtiéndose en un vertiginoso viaje iniciático de autoconocimiento en el que Xavier se embarcará gracias a su propio enano de jardín, el agudo y clarividente Número 8. «Conversaciones con mi enano de jardín» esconde una reflexión acerca de la necesidad de aceptarse a uno mismo, al tiempo que nos invita a transgredir ciertos límites y a dar rienda suelta a nuestra libertad, cada vez más anestesiada por la presión social. Una lectura en la que Xavier y Número 8 nos depararán muy buenos momentos.

Jean-Paul Didierlaurent nacio en La Bresse (en la región de la Lorena francesa) el 2 de marzo de 1962. Sus relatos han sido galardonados en dos ocasiones con el Premio Hemingway. Su primera novela, «El lector del tren de las 6.27», publicada en España en 2015, fue una sorpresa inesperada: publicada por una pequeña editorial francesa se convirtió en un éxito de ventas y obtuvo en beneplácito de la crítica especializada. La novela pronto traspasó las fronteras francesas y hoy se puede
encontrar en una treintena de países. En 2017 publicó «El resto de sus vidas», una obra que repitió el éxito de la anterior y le apuntaló como uno de los escritores más originales del panorama literario europeo. «Conversaciones con mi enano de jardín» es su tercera novela.

Compartimos un pequeño fragmento de la novela:

<<El teléfono vibraba en su muslo. Xavier había dormido unas dos horas acurrucado en posición fetal en el asiento trasero de la ranchera, dos horas para digerir las patatas fritas y dormir la mona. Colocado en el asiento del pasajero, Número 8 salió de su letargo y habló con una voz pastosa que se perdió en el interior del coche.
-Me apuesto lo que quieras a que es Dumoulin. Xavier se sentó, sacó el móvil del bolsillo e hizo una mueca al ver el nombre de quien llamaba.
Bingo.
Descolgó y activó el manos libres para que gnomo oyera la conversación.
-Joder, Barthoux, ¿dónde coño se ha metido, dígame?
-¿Que dónde estamos? Espere, ahora se lo digo.
Limpió con una mano el cristal empañado.
-¡Ah! En el aparcamiento del Gran Casino de Malemort-Sur-Corrèze.
-Pero, maldita sea, ¿qué coño está haciendo ahí? Tengo al encargado del
Granipous de Périgueux que no deja de llamarme desde hace un rato. Tenía usted una cita con él a las dos y media y son las cuatro pasadas. Y tiene todavía pendiente el de Angulema después. Y Martinet acaba de meterme la bronca por teléfono en estado de shock. Casi ni he entendido lo que me decía de lo furibundo que estaba. ¿Qué ha pasado exactamente con Martinet?
-¿Qué podemos decir de Martinet? ¿Ha ido bien o no le ha ido bien lo de Martinet? ¿Tú que dirías?
-Pero, ¿con quién está hablando, Barthoux? ¿Hay alguien con usted?
-Mire, Dumoulin, ya me está cansando con sus preguntas. A partir de hoy sepa que me cago en todos los Martinet, los Granipous, los Jarditrucs y demás Greenbidules de Francia y de Navarra, métaselo bien en la cabeza, Dumoulin.>>

EL LIBRO EN BLANCO

C/ Juan Pablo II, 35
Santa Cruz de Tenerife
www.libroenblanco.es

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Literatura