Noticias

El libro recomendado por El Libro en Blanco y Culturamanía es «Don Quijote en Tenerife» de Tomás de Armas Schmölzer.

Las leyendas se forjan gracias a la voz de sus protagonistas, gracias a aquellas personas que vieron y escucharon, que decidieron regalar al mundo algo que recordar.

Mucho más que un libro de aventuras, «Don Quijote en Tenerife» es una ruta guiada a través del acontecer en la isla de Tenerife en los albores del siglo XVII. Una obra que celebra la figura literaria de un personaje inolvidable, único e imperecedero de las letras españolas. La excelente composición histórica proporciona al texto un carácter pulcro y vistoso que hará vibrar a los lectores. Las fechas, la arquitectura de los paisajes, la estética de las palabras y el ritmo, hacen de esta obra una buena oportunidad para el disfrute.

Lejos de ser solamente una entretenida novela con tintes históricos, Tomás de Armas Schomölzer nos descubre a un Don Quijote cuerdo y feliz.

¿Qué hubiera ocurrido si Don Quijote de La Mancha hubiese sido más que un personaje de ficción? ¿Qué hubiera ocurrido si el gran personaje de Cervantes hubiese visitado en alguna ocasión la isla de Tenerife? Las respuestas a estas dos cuestiones las encontrarán los lectores dentro de las páginas de «Don Quijote en Tenerife».

Tomás de Armas Schmölzer nació en Londres en 1943, de padre tinerfeño y madre austríaca. Siendo un niño se trasladó con su familia a la isla, donde cursó sus estudios. Se graduó como Técnico de Empresas Turísticas, trabajando inicialmente en distintos hoteles de Tenerife e Inglaterra, aunque finalmente decidió orientar su profesión hacia el mundo de las agencias de viajes.
Muy vinculado con el mundo scout desde joven, en 2000 publicó «De mi vida scout», donde cuenta sus vivencias en este ámbito desde 1961 hasta 1980.
Su gusto por la docencia le hizo ejercer durante más de treinta años como profesor de diversas asignaturas en la Escuela de Turismo de Tenerife.

   Compartimos con ustedes un pequeño fragmento de este original libro:

<<Sabemos que, tras una travesía placentera en lo atmosférico, finalmente desembarcan al norte de la isla de Tenerife, en el puerto de Garachico. También se sabe que, a pesar de la bondad de la mar durante toda la travesía y de que ninguno de nuestros viajeros estaba en su elemento, el único que mareó seriamente durante siete de los ocho días que aquella duró fue Sancho, quien llegó a la tierra triste, pálido y macilento, con varios kilos de menos, y lamentándose todo el tiempo diciendo:
-¡Es claro que no subí a este barco con el pié derecho! ¡Y no es éso lo peor, sino que todavía tengo que hacer el viaje de regreso!
Como decimos, sin más incidentes dignos de mención, la nao arribó al puerto de Garachico en alguna fecha situada entre los primeros días del mes de abril y mediados de mayo de 1615>>.

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Noticias