Entrevistas y ReportajesReportajes

El recuerdo de los últimos días del Festival Isla Calavera 2019. Por Adrián Gómez

Y llegó el viernes 29, día culmen quizá, de todo el festival. Posiblemente el de mayor afluencia, por el gancho que comportaba tener a dos vacas sagradas de nuestro adorado género. Pero vamos por partes. Abría la jornada, a las 17:00 horas; Jim Button and The Little Engine driver, film alemán, ameno y juvenil, que adapta la primera novela del ya citado Michael Ende, autor, como dijimos, de clásicos de fantasía como La Historia Interminable o Momo. Entretenimiento sin pretensiones y con cierta lectura moral (siempre presente en la obra de su autor), cumple su función.

A las 19.00 horas, todo el mundo por las paredes. Plato fuerte del festival: Un hombre lobo americano en Londres, sesión especial con la presencia y presentación de David Naugthon y Rick Baker, protagonista uno, y creador de los efectos especiales, el otro, ganador, además, del Oscar por su labor, con el que la academia reconoció, con esta nueva categoría, el arduo trabajo y la importancia artística de tal actividad. Entre risas, anécdotas y bromas varias, los entrevistados supuraban humor y mitomanía a raudales.

Después de la proyección del clásico de John Landis de 1981, los artistas se dignaron amablemente a firmar material audiovisual y memorabilia varia al fandom asistente. Hubo problemas para sacar instantáneas, pero la permeabilidad y simpatía de los invitados, superaron cualquier escollo. De hecho, Baker bromeó con un servidor por la camiseta de Gremlins 2 que llevaba (¡” good shirt!”). Señalar, también, la impresionante galería fotográfica expuesta, del que Culturamanía publicó fotos, algunas se pueden encontrar, incluso en su Instagram, que van desde El planeta de los simios, hasta Bigfoot y los Henderson, pasando por la banda de la cantina de Star Wars, las criaturas de MIB, o, posiblemente, su obra más popular; el videoclip Thriller, de Michael Jackson.

Y completa el día el film estatal Cuerdas, otra agradable sorpresa de terror minimalista, nuevamente, como Amigo, suspense entre cuatro paredes, donde una joven tetrapléjica se enfrentará al can de la familia, en un relato angustiante, con reminiscencias del Cujo de Stephen King, y El Perro, Alberto Vázquez Figueroa. De lobos a perros pues, completando un día fantástico, en todos los sentidos.

Sábado 30.  Último día. Primer encuentro a las 12:00, en una interesantísima charla, Los albores del Kaiju Eiga. Previsto el mítico Angel Sala, se cayó a última hora, pero la conferencia fue llevada a buen puerto por una ponencia erudita en el tema. Desde el amanecer radioactivo allá en los 50 de nuestro querido reptil fondón hasta la actualidad, un repaso por la historia del género nos sirvió para abrir boca.

La tarde empieza con la presencia de una de las invitadas de lujo, la fugaz Belén Rueda, en la proyección de El Orfanato, ópera prima de J.A. Bayona (y todavía su mejor film) en su décimo aniversario. La actriz se mostró simpática en la charla posterior, antes de la esperada y lujosa gala de clausura, donde fue una de las premiadas, concretamente con el galardón de honor. Otro de los invitados, el gran Juan Carlos Fresnadillo, recibió el premio S.S Venture, a la vez que entregó premio a su ídolo, el maestro Rick Baker. A colación, una banda de rock and roll, compuesto por miembros de Rockin´Balboas, entre otros, interpretó versiones de Blue Moon o Bad Moon Rising. También se proyectó el corto Esposados, del realizador de La Orotava, donde ya daba muestras de su dinamismo tras la cámara en este relato pseudo-hitchcokiano con muy mala uva.

Destaquemos Little Monsters como ganadora del premio al mejor guion y mejor película, y La Noria como mejor corto. El palmarés fue publicado por Culturamanía, y se pueden apreciar instantáneas de la entrega en el Instagram y en la propia página.

Colofón de oro para el festival con la exhibición de Razas de Noche, versión inédita en salas. La película de Clive Barker, basada en su obra, Cabal, no ha perdido un ápice de su frescura, y su inquietante trama aun sorprende, dada la escasez de ideas en el panorama terrorífico actual.

Otra edición delicatesen para el aficionado al fantástico, que crece y se consolida año tras año, y cuyos responsables ya se encuentran trabajando en la de 2020.

¡Larga vida al género!

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like