CrónicasEntrevistas y ReportajesReportajes

Electric Arcade, sonidos de videojuegos en Fimucité


El viernes 17 de Septiembre asistimos al concierto de Apertura de Fimucité 15, en el teatro Leal. Tras la presentación de Diego Navarro, nos sumergimos en el mundo sonoro de los videojuegos. Tetris inicia la velada. Realzada por unos poderosos coros y una orquesta sinfónica imponente, Eimear Noone dirige con brío un viaje musical por la historia del ocio videogamer. De 1984, pasamos a dos clásicos: Legend of Zelda y Castlevania. Noone va desgranando anecdotario personal referente a los títulos citados. Rememora su juventud y primeros contactos, antes de meternos de lleno en la épica aventura de World of Warcraft o Halo. El sonido envolvente ayuda, pues magnífica el entorno de lo que oímos en formato doméstico. Precisamente, pese al despliegue, hablamos de sonoridades atmosféricas, de ambientación, con sus ventajas y limitaciones. Asumiendo, todo sea dicho, de que hoy en día hablamos de auténticas partituras, muchas no pasan de la consabida fanfarria.

En cualquier caso, la ejecución en vivo es impecable, como se demostró en la interpretación de Human Fell Flat, con mención especial, y posterior ovación de su autora, Sarah López, presente en la platea. La fusión de rock y sinfónico funciona como un reloj en determinados pasajes, y siguen cayendo imprescindibles como Uncharted, Assassin,s Creed o Fortnite. Llegamos al final con un bis, la repetición del tema coral de Civilization IV, donde cualquier gamer que se precie de serlo, cayó rendido. Todo un festín para iniciados con cola kilométrica en la entrada, y sala hasta la bandera (con las debidas restricciones)

Reseña por Adrián Gómez

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Crónicas