Sign in / Join

Karizma y Morales despiden Jameos Music Festival con una sesión mágica

Los
dos selectores internacionales compartieron los últimos minutos de un festival
que ha contado en 2018 con estrellas internacionales de la primera línea del
disco, house y soulful 

Sábado 22
de septiembre de 2018. –
No era el día en el que John Morales iba
a ser el encargado de cerrar la cuarta y última sesión de Jameos Music
Festival. Esa responsabilidad recaía sobre los hombros de Karizma. Sin embargo,
el público es soberano y hace y deshace a su manera, por lo que no paró hasta
lograr que el neoyorquino se subiera al escenario para encadenar junto a Krys
Klaiton los últimos temas de una edición inolvidable de Jameos Music Festival.
La noche casi llegaba a su fin y subió aún más la adrenalina de un público que
bailaba, saltaba y coreaba “One more
time”
, de Daft Punk. El festival que organizan los Centros volvió a mostrar
la gran conexión que existe entre los djs y el público de una de las citas
ineludibles del verano de Lanzarote.  

El line up prometía mucho house. Era la noche de
ese género y el objetivo se cumplió con creces y, más importante aún, cumplió
con las expectativas y deseos de un público entregado, una vez más. Grandes djs
internacionales como Joey Negro, Nickodemus, Spinna, Red Greg o Anané Vega
ofrecieron su música durante las tres sesiones predecesoras. El cierre de
anoche mantuvo en lo alto  a los adeptos
al buen gusto por la música house, souful y la admiración y el disfrute de la
naturaleza en un enclave mágico.

Karizma asumió, pues, el reto de cerrar esta
edición de 2018. Aguardaba sentado y plenamente concentrado mientras John
Morales se deshacía en gestos hacia un público que siente verdadera adoración
por él.

Krys le relevaba a las dos de la mañana. Sobre la
marcha remarcó su técnica impecable dejando una sensación de ola creciente y
haciendo al público aún más fiel a un evento que se internacionaliza cada
edición más.

Nada más entrar en cabina, el norteamericano supo
mantener en todo lo alto el gran clima creado por John Morales. Ritmos latinos,
house, deep house, dance, electro y un sinfín de remezclas hicieron vibrar la
cueva. 

La noche fluyó desde la entrada en cabina de Manuel
Besteiro, que aportó la elegancia técnica que le caracteriza. Puro sorbo de
house, funky y deep house en este inicio, que invitaba a esa ligera fluidez plasmada
en las personas que poco a poco van entrando en pista para no marcharse más.
Este canario de adopción gustó a un público que al término de su set se
acercaba a pie de cabina para conocer los lugares donde ofrece actualmente sus
sesiones. Y es que Jameos  acerca a los
selectores locales a un público inquieto y que sabe lo que va a encontrar en la
cueva. 

En esta noche calurosa no falló la sutileza
lumínica de tonos rosas, verdes y azules que acarician la roca de la cueva
volcánica. Este juego de luces es uno de los rasgos de identidad del festival y
ha sido un compañero fiel durante todas las sesiones, algo que enamora a los
festivaleros, que no dudan en fotografiarse ante un espacio tan cautivador.

El calor aumentó con Davide Fiorese y su sesión, en
la que abundó house, dance, afro beat y algunas remezclas de música latina que
dejó este italiano residente en el popular Urban Klub de Roma. Davide conectó a
la perfección con el público que cada vez pedía más intensidad, ritmo y  baile. Jameos Music Festival sólo sucede
cuatro noches en todo el verano y hay que aprovecharlo.

Morales, buque insignia

John Morales no es únicamente embajador y padrino
del festival: es una institución, un buque insignia para productores y para
público. Es un nexo internacional, es cariño y es un respeto absoluto hacia un
festival que casi lleva su nombre. Con todo ese bagaje llegaba ayer a
Lanzarote, una isla que le apasiona. 

El del Bronx conoce Lanzarote, conoce en
profundidad Jameos y conoce incluso la obra e impronta de César Manrique. Dijo
-durante el día a los medios de comunicación- que conoció por casualidad a un
familiar de César y que a partir de ahí decidió profundizar en el calado de la
figura de uno de los artistas canarios más reconocidos internacionalmente.  

En lo musical, los orígenes portorriqueños de John
Morales estuvieron presentes. Ya él daba seña de que los ecos latinos cobrarían
fuerza a lo largo de la sesión, pues suele confesar que en Jameos Music
Festival “es donde siento esa especial
comodidad de introducir estos géneros por el feedback que me hace sentir el
público”
. Demostró su profundo conocimiento sobre cómo fusionar la música
de raíz, tanto de los 70, 80 y 90,  con
temas como “Finally” de CeCe Peniston; “I’m Every Woman” de Chaka Khan o “I Say
A Little Prayer” de la recientemente fallecida Aretha Franklin, para readaptar
estos clásicos a los sonidos presentes. 

Una vez más, en su noche de clausura, Jameos Music
Festival ha contado con todos los ingredientes necesarios para demostrar por
qué es uno de los festivales del mundo más importantes en disco, soulful y
house de raíz, conquistando a gentes de todo el mundo.  Un festival que no sería posible sin
colaboradores como Avis, Sands Beach Hotel, Tecnosound y Bezoya.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola