Noticias

La Fundación CajaCanarias mantiene su importante línea de colaboración a favor de los Comedores Sociales de Tenerife

La Fundación CajaCanarias ha procedido a renovar sus respectivos convenios de colaboración a favor de los diferentes comedores sociales existentes en Tenerife, para lo que ha destinado alrededor de 50.000 euros de cara a cubrir parte de sus necesidades más acuciantes a lo largo del presente año. En total, son seis entidades las beneficiarias de esta línea de colaboración, lo que les permite atender diferentes demandas de primera necesidad por parte de 450 ciudadanos de media, a diario. La ratificación de los respectivos convenios se llevó a cabo, hace escasos días, con la presencia de la directora de la Fundación CajaCanarias, Natalia Aznárez, y los correspondientes responsables de los comedores sociales receptores de esta línea de colaboración.

Comedores Sociales

 

         La Asociación Benéfica Padre Laraña es el único centro de día de menores de Santa Cruz de Tenerife, y acomete una atención, además del servicio de almuerzos y meriendas, trascendental de apoyo escolar, pedagógico y psicológico a los 80 niños y niñas de entre 3 y 16 años que atiende. Ubicado en el barrio de Ofra, cuenta con una arraigada red de voluntariado y  colaboradores, así como con un equipo de trabajo que les permite impulsar una labor integral en el cuidado y atención de los menores que atienden.

         El comedor que, desde 1987, ha impulsado la congregación Hijas de la Caridad (Obra Social La Milagrosa) en el santacrucero barrio de La Noria, atiende a diario a más de 100 ciudadanos que requieren no sólo de su asistencia alimenticia, sino también de otros servicios que el equipo de voluntariado se encarga de facilitarles, como la ropa (merced a las donaciones de comercios y particulares) y servicio de ducha. La directora del centro, Sor María del Carmen, y el equipo de voluntarios con que cuenta esta institución, trabajan en permanente coordinación con el albergue municipal de Santa Cruz de Tenerife y otras entidades de cooperación privada para aunar esfuerzos a la hora de atender, entre todos, al mayor número de demandantes de ayuda posible, así como para obtener los productos y recursos necesario. De la misma manera, ha emprendido interesante acciones de carácter formativo, destacando un programa de cursos de cocina que viene concitando especial interés entre los usuarios del centro. Como datos cuantitativos más reseñables de su labor, cabe destacar las alrededor de 15.000 servicios de comida anuales que ofrece, merced a la labor de sus trabajadores y una veintena de voluntarios.

         En el barrio capitalino de San Pío, 14 voluntarios llevan 25 años realizando una labor solidaria que, además de proporcionar almuerzo a todos aquellos que lo necesitan, intenta buscar soluciones a diferentes problemáticas económicas y sociales de sus usuarios, desde hacer frente a suministros de agua o electricidad de familias sin ingresos hasta asesorarles en la tramitación de ayudas de las que puedan optar a ser beneficiarios. Los viernes, el grueso del equipo de colaboradores del Grupo San Pío X se afana en preparar bolsas de alimentos para atender, de manera personalizada, las necesidades familiares de sus usuarios, así como realizan el reparto en los domicilios de aquellas personas que a las que les resulta imposible acudir a recogerla. Acuden al servicio de comida de manera fija más de 40 personas.

         El Comedor Interparroquial de La Laguna ejerce similar labor en la ciudad de Los Adelantados, acogiendo a diario a cerca de 70 usuarios que de manera permanente o por necesidades puntuales requieren de su auxilio. Cerca de 25 voluntarios se turnan a lo largo de la semana para preparar los almuerzos y atender a todos aquellos que acuden a solicitar su colaboración. Asimismo, cabe destacar que visitan el Comedor, de manera habitual, alumnos de diferentes centros de educación primaria y secundaria, como medida de formación y concienciación.

         El Comedor Social “La buena estrella” fue inaugurado el pasado mes de noviembre de 2014, en respuesta a las necesidades existentes en el barrio de El Fraile, en el municipio de Arona, y a la ausencia de este tipo de recursos en la zona. Se trata del único comedor social de la zona sur de la isla de Tenerife, y atiende a más 30 usuarios diariamente. Su labor principal no es solo la de cubrir necesidades básicas, sino la de crear itinerarios personalizados para que los usuarios de este servicio logren su reinserción social. Asimismo, además del servicio de comidas, los responsables de “La buena estrella” facilitan bonos de transporte a los beneficiarios del centro, así como participan semanalmente en el rastrillo que se ubican en la zona de Guaza, además de estar trabajando en nuevas vías de colaboración social, como un posible centro de pernoctación a medio plazo.

         La Fundación CajaCanarias amplió el curso anterior su colaboración destinada a estos centros en Tenerife, incluyendo en su red de convenios de ayuda al Comedor Social “Virgen Poderosa”. Este comedor está ubicado en La Laguna, en la Calle Nava y Grimón, y atiende 100-120 usuarios por día, con un perfil de usuario con una media de edad de unos 40 años, mayoritariamente hombres. Cada quince días realiza también reparto de alimento domiciliario a los usuarios que asisten y así lo requieren. Y, generalmente dos veces al año, una de ellas en campaña de Navidad, hacen reparto de bolsas con alimentos,  paquetes y bolsas personalizadas con productos de aseo, higiene, ropa de cama, dependiendo de los casos, para ir cubriendo algunas necesidades de los usuarios a medida que conocen su perfil.

 

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Noticias