ArteFundación CajaCanariasNoticias

La Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias presenta la exposición “José Martín»

La exposición, comisariada por Celestino Hernández, reúne diecisiete obras realizadas por José Martín en el periodo comprendido entre 1949 y 1991.

La muestra podrá visitarse hasta el próximo 16 de abril en la sala de exposiciones temporales de la Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias, calle San Agustín, 18, La Laguna.

La Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias ha presentado hoy martes en la sede de la entidad, calle San Agustín, 18, La Laguna, la exposición titulada “José Martín”, una muestra integrada por diecisiete obras realizadas por el artista palmero en el periodo comprendido entre 1949 y 1991. La muestra podrá visitarse hasta el próximo 16 de abril de 2022, en horario de lunes a viernes, de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h., y sábados de 10 a 14 h.

En el acto de inauguración han intervenido Margarita Ramos, presidenta de la Fundación CajaCanarias, Guacimara Medina, consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, y Celestino Hernández, comisario de la exposición.

Durante su intervención, Margarita Ramos recordó que esta exposición, producida por el CAAM, Centro Atlántico de Arte Moderno, en colaboración con la Fundación CajaCanarias, fue inaugurada el pasado mes de agosto en el CAAM con una posterior itinerancia al Espacio Cultural CajaCanarias de La Palma, clausurándose el pasado mes de enero con un gran éxito de público, y señaló que hoy “se presenta en este Espacio Cultural CajaCanarias de la Fundación Cristino de Vera en un formato más reducido pero sin perder la esencia del artista y su obra”. Igualmente, expresó “su satisfacción con este proyecto cultural que hace justicia a un artista de nuestra tierra que no tuvo la oportunidad de vivir mejores tiempos, que le ofrecieran el prestigio y reconocimiento que se merece”. Destacó que el año pasado se recordaba el 25 aniversario del fallecimiento de José Martín, uno de los artistas más singulares del siglo XX en Canarias, tanto por su personalidad como por su obra, de cuyo personal estilo no se encuentra apenas referencia entre los artistas contemporáneos canarios”. La presidenta subrayó que “su obra es reflejo de su azarosa vida y que esta exposición presenta la creación de un artista que siempre trabajó ajeno a los circuitos académicos pero que no podemos dejar de considerarlo como uno de los creadores más destacados de Canarias de fines de los setenta, por la calidad y originalidad de su obra, que no tiene homónimo entre otros artistas canarios”.

Guacimara Medina inició su intervención recordando el nacimiento de este proyecto junto al director del CAAM, Orlando Britto, y habló de la obra de José Martín, de su pensamiento transgresor, de la mirada tan rica, sutil y enérgica que esconde la obra de este excepcional artista”. Manifestó, igualmente, la significación del redescubrimiento de este artista que trabajó fuera de los circuitos más convencionales y de su trascendencia al poder devolverla a la sociedad.

El comisario de la exposición, Celestino Hernández, señaló que para esta muestra se ha realizado una síntesis que integra diecisiete obras del total de las ciento siete con que inició su recorrido, y en ella se incluyen varias de las piezas más representativas de la trayectoria artística de José Martín. Ha destacado, además, la incorporación de cuatro obras nuevas, localizadas con posterioridad a las dos primeras exposiciones. También, expresó que “se ha procurado exhibir alguna obra de cada uno de los campos temáticos en los que hizo incursión José Martín, desde el retrato al paisaje, o las naturalezas muertas, además de sus composiciones más personales, más creativas, oníricas, en una línea de artista que trabajaba al margen del arte oficial y convencional”. Celestino Hernández cerró su intervención agradeciendo la generosidad a los prestadores particulares que han colaborado en este proyecto e invitó a los asistentes a la presentación del catálogo de la muestra, que tendrá lugar en la Fundación Cristino de Vera el próximo martes, 8 de marzo.

José Martín

José Martín, a quien sus paisanos palmeros y bagañetes, gentilicio de los naturales de su pueblo, conocían por Pepe Torres, nació en Los Llanos de Aridane el 14 de febrero de 1922, poco antes de que su pueblo, la actual Villa y Puerto de Tazacorte, se convirtiera en municipio propio, el año 1925. Fue su padre Rafael Martín Acosta y su madre María del Carmen Acosta y Acosta. Atado, desde la niñez, a una existencia compleja, veinte años de su vida transcurrirán entre acciones judiciales, desde un primer arresto el 12 de noviembre de 1947, hasta otro final el 3 de noviembre de 1966, en que tuvo que afrontar un juicio de faltas, por tenencia y consumo de “grifa, o margüana”, dícese “marihuana”. De esas dos duras décadas de su vida destaca la condena que tuvo que afrontar por falsificación de billetes de cien pesetas, a la técnica de la acuarela, y que le supuso una condena de doce años y un día de reclusión menor. Conducido al temido Penal de El Puerto de Santa María, en Cádiz, llamado también “el saco”, entró en el mismo el 6 de agosto de 1951. Adelantaría su salida, el 16 de mayo de 1953, beneficiado por un indulto, que concede libertad condicional al penado JOSE MARTIN ACOSTA atendiendo a su buena conducta.

De formación autodidacta, con lecciones iniciales, de perspectiva y dibujo, por parte de su padre, se valió de libros de técnicas pictóricas, de historia del arte, y de la experimentación en su estudio, para realizar, en una primera etapa, sus acuarelas -años cincuenta y sesenta-, con una primera obra catalogada del año 1949. Más tarde, desde inicios de los años setenta, adoptará la técnica del óleo, hasta el final de su vida -sus últimas obras están firmadas poco antes de fallecer, el 22 de febrero de 1996-.

Artista de no fácil adscripción, su obra representa una propuesta sin duda singular, en el conjunto del arte contemporáneo, de la segunda mitad del siglo XX, en Canarias. Los escasos comentarios y pocos críticos de arte, que se ocuparon de su vida y su obra, le han situado en una tendencia naif o ingenuista, primitivista, simbólico-surrealista, incluso expresionista, atisbos iniciales de art deco, y hasta con una denominación atribuida al artista, como pintura sintesicológica, o, como nosotros le oímos afirmar, “pinturas raras”. Consideramos su posicionamiento entre los artistas outsiders, como les calificara R. Cardinal, en 1972, a partir del concepto Art Brut, acuñado por J. Dubuffet, en 1945, y como se recogería en Parallel Visions: Modern Artists and Outsider Art, comisariada por Maurice Tuchman y Carol S. Eliel, en octubre de 1992, en el LACMA de Los Ángeles, EE.UU. Nos encontramos, en suma, ante una obra visionaria, fantástica, otro arte, alternativo, al margen, con un sello muy personal.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Arte