Noticias

La VII edición de Tenerife Noir, totalmente presencial y en su cita habitual de marzo, fue un éxito de público y de organización

El Festival Atlántico de Género Negro asumió el reto de celebrar, seis meses después de la anterior, su edición más negra y criminal, con tres autores premiados por su trayectoria

La VII edición de Tenerife Noir, totalmente presencial y en su cita habitual de marzo, fue un éxito de público y de organización. El Festival Atlántico de Género Negro de 2022 asumió el reto de celebrar, seis meses después de la anterior, su edición más negra y criminal, con tres autores premiados por su trayectoria.

“Este año recuperamos la agenda habitual en el mes de marzo, apenas seis meses después de la última edición, que se había desplazado a octubre de 2021 por la pandemia, en lo que significaba de reto tanto en la organización y producción, como de incertidumbre sobre la respuesta del público, con una edición completamente presencial y regresando a los espacios habituales y con mínimas restricciones”, señala el director del festival, Alejandro Martín Perera.

En este retorno a la normalidad, el programa ha contado con un total de 63 actividades, desarrolladas en la zona metropolitana de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y El Rosario, en espacios públicos y privados, tanto cerrados como abiertos. Igualmente se ha reforzado la vocación regional del festival con las actividades en la Casa José Saramago en Tías, Lanzarote, así como en la Biblioteca Insular de Gran Canaria, en Las Palmas de Gran Canaria, a la vez que se proyectaba su vocación atlántica, al llevar a estas islas, respectivamente, a los escritores latinoamericanos Claudia Piñeiro (Argentina) y Élmer Mendoza (México).

A ello se suma el arranque de la itinerancia de la exposición Protagonistas Noir en Canarias, que recorrerá varias islas, con la intención de generar en torno a ella encuentros sobre el género negrocriminal y policíaco. Asimismo, el retorno a las actividades presenciales ha permitido recuperar una de las acciones del programa más valoradas, por su impacto social: Prison Break, consistente en la celebración de un taller literario con reclusos de Tenerife II, que este año se llevó a cabo con el escritor Javier Hernández Velázquez y el apoyo de la criminóloga Paz Velasco.

Asimismo, la vuelta a las actividades presenciales y la recuperación de las conexiones de vuelos internacionales permitió contar con la participación de los escritores reconocidos con el Premio Negra y Criminal que el festival concede a autores, en reconocimiento a su trayectoria, de forma que este año Tenerife Noir entregó el sombrero borsalino con el que se materializa este galardón a tres plumas imprescindibles en el género en estos momentos: el mexicano Élmer Mendoza (premiado en 2020), la argentina Claudia Piñeiro (en 2021) y el catalán Carlos Zanón, el autor premiado en 2022.

“La respuesta del público en todas las actividades ha sido muy buena, con una asistencia notable en la mayoría de ellas, con una participación sobresaliente de más de 200 personas del medio audiovisual con el Tenerife Noir Express, sección en la que se tradujo en 34 cortometrajes, pero también en otras acciones, como la obra de teatro Diez blanquitos, parodia creada por El Antihéroe Teatro, con un lleno del Espacio R La Recova, lo que evidencia el gusto del público por las artes escénicas como nos venían demostrando desde la primera edición del festival, y que había quedado interrumpido desde 2020”, añade Martín.

El director de Tenerife Noir destaca también la consolidación de la sección de Juegos de rol y Videojuegos dirigida por la compositora Sara López, que “ha encontrado el espacio idóneo y la complicidad de la Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, dirigida por Claudia Reverón, con un amplísimo y variado programa desarrollado en las instalaciones de la Casa Siliuto / de la Juventud”.

Asimismo, Alejandro Martín remarca “el apoyo y compromiso de las instituciones públicas patrocinadoras durante los dos años duros de pandemia” y subraya el papel del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que “lo acoge como uno de sus principales festivales, que, con cariz multidisciplinar, tiene un eje fundamental en el ámbito del libro y la promoción lectora, por lo que tiene una implicación directa del Organismo Autónomo de Cultura, que facilita lo necesario para su producción, por lo que agradecemos su sensibilidad y compromiso a su concejala Gladis de León, su gerente, Carlota Cobo y su gestor cultural, Miguel Pérez”.

Igualmente han continuado con la colaboración la Concejalía de Igualdad y Diversidad de la misma corporación, en pro de “una mayor visibilización de la creación realizada por mujeres, lo que demuestra el papel que juega el festival en la línea de acción del área, dirigida por la concejala Purificación Dávila”, a quien Martín agradece su labor, así como a las técnicas de Igualdad, “por su compromiso”.

“La Universidad de La Laguna se ha convertido en otro de los principales partner con los que cuenta el festival, con la que se trabaja muy bien y con los que hemos conseguido desarrollar diferentes hibridaciones a partir de la creación y proyección del Seminario Internacional Tenerife Noir de Investigación en el Género Negro, que hoy día queda enmarcado dentro de la agenda de la Cátedra Cultural Antonio Lozano de Género Criminal, creada recientemente”, apunta el director del festival.

También el seminario de la ULL tuvo que afrontar el enorme desafío de organizar una siguiente edición en el plazo de seis meses y el dedicarlo a la conmemoración del cincuentenario del detective Pepe Carvalho demostró ser un acierto, al concitar a investigadores y público interesado en la creación de Manuel Vázquez Montalbán, un autor sin el que no se podría entender el género negro en España. Martín destacó también “el esfuerzo con el que la Agrupación de Teatro de Filología puso en escena un magnífico monólogo basado también en el detective del autor catalán, con una representación inolvidable en el Paraninfo”. 

Finalmente, Martín destaca “el apoyo de Gobierno de Canarias y del Cabildo Insular de Tenerife que han sabido ver en Tenerife Noir un producto cultural robusto, diverso y actual, con formación de públicos y que alcanza espacios y ámbitos culturales múltiples, dentro de los proyectos que anualmente se presentan en sus convocatorias de concurrencia competitiva”.

Junto a estos apoyos de administraciones públicas, el director de Tenerife Noir destaca “el apoyo del tejido empresarial y profesional del sector cultural, con el compromiso y participación de la Librería de Mujeres de Canarias, convertida en la librería oficial del festival con su labor de estar presente en cada evento y facilitar las obras de los invitados e invitadas; además, el Ámbito Cultural de El Corte Inglés se ha volcado este año en acoger cuanta iniciativa se le propusiera, recuperando esos dos años de parón en su espacio cultural y el apoyo de la casa Hyundai en las labores de producción”.

En definitiva, se cierra una séptima edición con una gran respuesta del público, consolidación de los ejes y secciones del festival, y una mayor proyección en los que los medios de comunicación han sido parte activa. En apenas un año…, vuelve una edición redonda del Tenerife Noir con su octava edición.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Noticias