Sign in / Join

Las Jornadas Internacionales CajaCanarias 2019 reciben a Gorsy y su “Percusionista”

  • El acto, de entrada libre hasta completar aforo, tendrá lugar mañana jueves, a partir de las 20:00 horas, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife
  • Este proyecto teatral, de performance africana, está recomendado para niños/as a partir de 10 años de edad

 

La Fundación CajaCanarias continúa mañana jueves, 27 de junio, el programa de actividades de sus Jornadas Internacionales 2019, que en esta cuarta edición están dedicadas a la cultura y tradiciones del continente africano. En esta ocasión, el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife acogerá, a partir de las 20:00 horas, la actuación de Gorsy Edú, con su obra “El Percusionista”. El acto de entrada libre hasta completar aforo, está recomendado para niños/as a partir de 10 años de edad.

 

La representación que llevará a cabo, en el Espacio Cultural capitalino, Gorsy Edú se trata de un proyecto teatral unipersonal que responde a la clara definición de performance africana, un espectáculo interactivo que refleja la esencia pedagógica del arte escénico ancestral como propuesta que combina narración, música y danza.

 

El artista guineano protagoniza una obra en la que se relata como un anciano músico instruye a su nieto; a través de la música le transmite sabidurías y filosofías ancestrales. El tiempo transcurre en la aldea con el muchacho inmerso en sus tradiciones. Cumpliendo con el proverbio africano “los días que hacen crecer a los niños son los mismos que envejecen a los ancianos”, el abuelo cae enfermo. Como consecuencia de su vejez comienza a perder la visión. El afán por curar a su abuelo hace que el muchacho tome la decisión de dejar la aldea y emigrar a las grandes ciudades en busca del remedio. El joven parte hacia Europa, un mundo para él desconocido, llevando consigo únicamente el saber de su pueblo encerrado en las melodías y ritmos ancestrales.

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad