Sign in / Join

Las “Mujeres de la Voz al Mundo” de Claudia Álamo y Beselch Rodríguez, nueva cita de “Folk en la Fundación”

  • El recital, previsto para mañana jueves en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, dará comienzo a partir de las 20:00 horas

 

  • Las entradas, a un precio de 10 euros, se encuentran a la venta a través de cajacanarias.com y en la taquilla del recinto capitalino, una hora antes del comienzo del concierto

 

La Fundación CajaCanarias continúa mañana jueves, 17 de mayo, la programación de la primera edición del ciclo musical denominado “Folk en la Fundación”, una iniciativa que se desarrollará hasta el día 29 del citado mes y que está compuesta por cuatro actuaciones, a celebrar en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, a partir de las 20:00 horas. Las entradas, a un precio general de 10 euros para todos los recitales, se encuentran a la venta a través de www.cajacanarias.com así como, en caso de restar localidades disponibles, una hora antes del comienzo de dichos conciertos, en la propia taquilla del Espacio Cultural capitalino.

 

En esta ocasión, el Espacio Cultural CajaCanarias de la capital tinerfeña recibirá el proyecto musical “Mujeres de la Voz al Mundo”, a cargo de Claudia Álamo y Beselch Rodríguez, quienes redefinen desde su percepción como canarios el lado más étnico del trascendental papel que ha desempeñado la mujer en la Historia, todo ello desde la perspectiva que aporta su juventud y sus respectivas experiencias musicales. Ambos, acompañados de una extraordinaria banda de tres músicos (Francis Hernández, Carlos Perdomo y Fede Beuster), proponen al espectador un viaje por el mundo, reinterpretando algunas de las canciones más sobrecogedoras cantadas por mujeres.

 

Claudia Álamo y Beselch Rodríguez

 

         Desde que era una niña la herreña Claudia Álamo sintió curiosidad y devoción por las distintas artes: música, teatro o ilustración. Así, jugaba a subirse a escenarios hasta que entendió que una parte muy íntima de ella estaba ligada a la canción e interpretación. Desde los 8 años pisó diferentes y humildes escenarios de su isla hasta formar sus primeros grupos, que entremezclaban diferentes estilos: pop-rock, blues o bossa-nova. Su faceta compositora se manifestaría a partir de los 13 años, edad a la que compuso su primera canción, la cual grabaría posteriormente en el disco del cantautor Óliver Carballo.

 

En 2007, cuando solo contaba con 17 años, decidió presentarse al concurso Bimbache Jazz & Raíces, alzándose con el primer premio y viajando a la ciudad de Nueva York, donde ofreció dos conciertos junto al prestigioso guitarrista alemán Torsten de Winkel y el trompetista y pianista cubano Edgar Pantoja. Fue así como Claudia comenzó a fusionar el más puro folklore herreño con las músicas del mundo, inspirada y arropada por otros músicos pertenecientes al proyecto Bimbache Open Art: Kike Perdomo, María Mérida, Luisa Machado o Alberto Méndez, entre otros. Tras esta experiencia, se sucedieron muchas otras: Copenhague (2009), Hamburgo (2011), Berlín (2012) o Greifswald y Usedom (2014). Actualmente, Claudia reside en la isla de Tenerife donde ha comenzado hace dos años su propio proyecto musical, Goodbye Monroe, en el que se encarga de la parte compositora y vocal. Con apenas dos años de trayectoria, la banda ya ha obtenido dos primeros premios (Alisios Pop 2013 y Hard Rock Rising 2014) y ha grabado dos discos.

 

Por su parte Beselch Rodríguez, uno de los máximos representantes de la nueva generación de timplistas de las Islas Canarias, descubrió este instrumento a los 12 años, edad en la que emprendió un camino a través del folklore y la música tradicional. Joven emprendedor, en su búsqueda de nuevos objetivos desarrolló junto a su propia banda nuevos caminos y se abrió paso a través de la innovación. Hoy, con dos trabajos discográficos en el mercado, sus sonidos definen a un intérprete que sobre el escenario regala notas cargadas de maestría, disciplina y dinamismo, unidas a grandes dosis de experiencia en constante evolución.

 

Si “In-diferente”, el primer trabajo de Beselch Rodríguez (2009), supuso un viaje de búsqueda y experimentación a través de nuevos estilos, “Hábitat” (2012) es el reencuentro del intérprete con sus raíces. Este repertorio, dedicado a la idiosincrasia del archipiélago canario, lleva un mensaje de solidaridad a favor de la conservación de nuestro entorno. Con una misión: transmitir valores y aportar una reflexión acerca de la importancia del compromiso en todos sus aspectos. Paralelamente al desarrollo de su actividad musical como timplista, Beselch Rodríguez ha sido partícipe de numerosos proyectos y grabaciones discográficas, además de colaborar de forma habitual con destacados grupos e intérpretes isleños.

 

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola