EntrevistasEntrevistas y ReportajesMúsica

“Mi motivación es ampliar el horizonte sonoro y expresivo del piano” Gustavo Díaz-Jerez

Gustavo Díaz-Jerez, Compositor y pianista.

Entrevista realizada por Benjamín Reyes

El músico canario Gustavo Díaz-Jerez (S/C de Tenerife, 1970) presenta Metaludios II, un disco que extiende el universo sonoro del piano a través de 12 piezas, para las cuales ha explorado diversas disciplinas científicas. Por ejemplo, la pieza Mice Music extrae el material musical a partir de sonidos de ratones o Cassini’s Dream emplea como materia prima una grabación de la NASA.

La nueva obra de Díaz-Jerez se presentará en los próximos meses en Tenerife, Gran Canaria, Madrid, País Vasco y Granada. El álbum, que se puede escuchar en plataformas digitales como Spotify está patrocinado por la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias, la Fundación Chirino, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la Real Academia Canaria de Bellas Artes.

– ¿Por qué una segunda parte de Metaludios para piano?

“Mi medio de composición natural es el piano. Desde Bach hasta Bartók, casi todos los grandes compositores de la historia de la música eran en su mayoría pianistas. Mi motivación es ampliar el horizonte sonoro y expresivo del instrumento. Muchos de los metaludios presentan novedosas técnicas extendidas que he inventado. Están inspirados en procesos naturales o en la astronomía. Su composición, para mí, son una necesidad vital”.

– ¿Cuándo los compuso?

“Cuatro de los metaludios los compuse durante el confinamiento (entre marzo y junio del año pasado). Uno de ellos, Cassini´s Dream está dedicado a un amigo muy cercano que falleció a consecuencia del coronavirus. En esta pieza empleo una grabación de la NASA”.

-¿Qué es la música fractal?

“La geometría fractal es una rama de las matemáticas que explica los fenómenos naturales o atmosféricos como las formas de las nubes. Una de las características de los fractales es que muestran patrones que se repiten a diferentes escalas. Es también una característica de la morfología de los seres vivos. Lo aplico a mi música para conferirle una forma natural. Empleo patrones que se repiten a diferentes escalas en el tiempo. El parámetro más importante para los compositores es el tiempo. Empleo esta rama de las matemáticas, aplicada a los sonidos, para imitar esas formas naturales”.

– ¿Qué aporta la electrónica a su música?

“Un universo infinito de sonoridades, pero intento siempre integrarla de forma coherente en el discurso musical. El 14 de octubre en Gran Canaria y 15 de octubre en Tenerife estreno, junto al Ensemble Difracción, una obra para nueve instrumentos, en la que empleo la electrónica, elemento que le otorga una gran riqueza. Será en el marco del I Festival de Canarias de Música Contemporánea, en el que se estrenarán obras de Leandro Martín o Gonzalo Díaz Yerro. La mayoría de los conciertos estarán protagonizados por piezas del siglo XXI”.

– Uno de sus caballos de batalla es reivindicar la música compuesta en el siglo XXI frente a la de siglos anteriores.

“Es un problema de la educación general. En los conservatorios de música  el alumnado no estudia música más allá de 1920. Es una anomalía que el 90% de lo que se interpreta en los conservatorios sea música de los siglos XVIII y  XIX. Esto no pasa en literatura o en pintura. Hay que concienciar al profesorado de que actualice el repertorio. Existe repertorio para todas las edades. A lo largo de los 14 años que estudia un músico hay tiempo para interpretar todas las épocas. Es una labor que hay que fomentar”.

– ¿Cómo se acerca al público a la música del siglo XXI?

“Hay que hacer una gran labor de educación desde Primaria, y una labor de visibilidad. El público se ha familiarizado en las artes plásticas con la pintura moderna. Nadie se extraña por ver un cuadro de Picasso. Sin embargo, esto no ocurre en la música”.

– ¿Cómo fueron sus inicios musicales?

“En mi caso tuve muchísima suerte. Tuve dos profesores, Jesús Ángel Rodríguez y David Goldsmith, que me inculcaron, en los años 80, cuando estudié en el conservatorio, a escuchar y tocar música contemporánea. El alumno no tiene por qué saber estas cosas, tiene que haber un docente que le guie”.

– Sale de la isla en 1989. ¿Cómo ve el panorama musical canario desde entonces?

“En general puedo afirmar que en Canarias siempre ha existido mucho talento musical, como son los casos de los pianistas Javier Castillo, Iván Martín o Javier Negrín, entre otros músicos.  Pero creo que hace falta mucha más implicación de los conservatorios hacia a la música contemporánea”.

– ¿Como intérprete con qué compositor disfruta más?

“Con la música que más me identifico es la de los siglos XX y XXI. Ahora hay compositores de la misma talla que Beethoven, Bach o Chopin. Tengo una obligación moral y artística de dar a conocer a grandes compositores como son Sofía Gubaidulina, Thomas Adès, Jörg Widmann, Unsuk Chin, etc. Si al público no se le muestra lo que se hace ahora no lo puede conocer. Se requiere de un acercamiento mayor de la música actual al público general”.

– ¿Dónde se podrá escuchar Metaludios para piano nº 2?

“En los próximos meses se van a celebrar presentaciones en Tenerife y Gran Canaria, así como en Madrid, País Vasco y Granada”.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
1
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Entrevistas