Sign in / Join

Opinión & Ilustración: Postureo… ¿La nueva forma de comunicación? Por Juan Antonio Gómez

ALGUNOS MEDIOS DE COMUICACIÓN…

 

EL PAPEL PAPIRO: uno de los más antiguos papeles en los que se escribían mensajes, cartas, libros, manuscritos, conjuros,  estudios…

LA PALOMA: que se utilizaba para que llevar un mensaje de un lado a otro…

LA RADIO: que se usa para informar de noticias, difundir cultura y acontecimientos…

EL MÓVIL: que ha llegado hace muy poco tiempo y ya es un medio de comunicación global por medio de antenas, satélite e Internet.

 

POSTUREO….   ¿LA NUEVA FORMA DE COMUNICACIÓN?

Érase una vez… que en algún sitio, de repente nació el postureo, y aunque no lo creamos, esto ya es muy antiguo, casi que no hemos descubierto nada, sólo adaptamos nuestras actividades socio-culturales, a la tecnología avanzada con la que contamos ahora.

Salvando las diferencias tecnológicas actuales, en relación a épocas pasadas, ya desde tiempos remotos, se producían imágenes: pinturas, retratos, frescos, mosaicos, esculturas, arquitectura y demás artes decorativas y figurativas con las que se representaban a algunas personas, acciones o acontecimientos dignos de reseñar.

Evidentemente, este tipo de representaciones artísticas estaban en manos, exclusivamente,  de los que poseían el dinero y el poder, ya que eran ellos los que tenían una imagen que desarrollar, mantener o potenciar.

Estas artes artísticas figurativas, pretendían representar a gentes y sus hazañas, de forma que fueran conocidos y pudieran destacar y estar más presentes en las principales actividades económicas, socio-políticas y religiosas.

Probablemente, habían nacido los primeros “influencers e instagramers” de la Historia, y así con ellos, lo que hoy ya se conoce como postureo: APARENTAR.

POSTUREO: “El término postureo es un neologismo acuñado recientemente y usado especialmente en el contexto de las redes sociales y las nuevas tecnologías, para expresar formas de comportamiento y de pose, más por imagen o por las apariencias que por una verdadera motivación”

Así pues, es probable que desde hace ya siglos, se haya ido forjando la reciente actividad del postureo, y sin que nos hayamos ido dando cuenta, lo hemos ido adaptando en el mundo de la imagen actual, donde parece que renovamos e inventamos nuevas actividades, cuando lo más probables, es que, lo que realmente estemos haciendo es sólo adaptarlo todo a esta excesiva explosión y exposición a la tecnología de la imagen.

Creo, que sólo cambian las actividades tecnológicas, pero el contenido, o sea, lo que contamos y lo que nos cuentan, no difiere mucho de lo que se decía hace siglos.

Hoy parece que sólo importa la imagen que damos a los demás, que supone el éxito, y el hecho de que se nos vea más o menos en las redes sociales, da por hecho que seamos más o menos conocidos y probablemente sea así, o no, pero según muchos entendidos, las historias son las mismas, sólo cambia la época y las formas.

Este postureo, que lo invade todo, quizá, esté destruyendo los valores que podrían permitir una sociedad más justa y humanizada para todos, que es lo que al final y después de tantos años de evolución, no hemos podido conseguir.

Pero es verdad que en estos tiempos que corren, hay que tener una foto con el famoso de turno que no somos, con el coche fantástico de otro, con el nuevo mejor amigo de hace una hora, en la cocina haciendo una receta de michelín sin estrella o mostrando y dejando ver nuestras intimidades… Hemos dejado de lado lo de las relaciones interpersonales para entrar de lleno en las relaciones cibernéticas y de la soledad… por eso, es probable, que muchas veces lo que mostramos es sólo postureo, apariencia, cáscara o simplemente humo que se disuelve.

Y aquí creo que todos podemos ser víctimas de esta especie de adicción cibernética y a la imagen, que puede hacer que queramos mostrar lo que los otros quieren ver y no lo que nosotros queremos mostrar…  Evidentemente, todos somos “libres” de mostrar lo que queramos de nosotros mismos, pero con el postureo, muchas veces sólo mostramos como queremos nos vean y nos admiren, aunque todo sea una fantástica mentira de la que muchos no pueden escapar.

La tecnología ha dado un cambio radical  a nuestras vidas en tan sólo unos pocos años, es algo impresionante en nuestro avance, pero también tenemos que ser conscientes de que puede traer consigo lo que podemos llamar efectos secundarios o daños colaterales…

Todo ha cambiado, hemos de estar preparados para los próximos cambios que están por venir, Pero… ¿Estamos preparados para los nuevos tiempos en la comunicación?

 

“Reconócelo, tú también lo has hecho. Has cometido el pecado goloso del postureo. Te has dejado seducir por el aplauso fácil y la sonrisa cómplice de tus seguidores en la red. En otros tiempos, para ser un caballero andante, un galán o un triunfador, era necesario entregarse a la arbitrariedad del sueño, y esperar que Morfeo nos otorgase un descanso inolvidable.

Hoy ya no hace falta dormir para convertirse en la persona que se desea ser de cara al público. Basta un perfil en una red social, unos cuantos selfies, una dosis de ‘sonrisas Profidén’ y algo de tiempo libre para dibujar una vida envidiable. La utilización masiva de estas plataformas digitales ha extendido el fenómeno del ‘postureo”

FUENTE: EL MUNDO.ES

 

© JAGJ-2019  JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad