Cine & Televisión

Películas: Recomendaciones para el Fin de Semana de San Valentín

Deadpool

Hablemos de cine, señor@s, así que guarden la tarjeta de crédito y los bombones. Olvídense de El Diario de Noa, Postdata te quiero y pavadas de esas. Vamos a lo bueno: Abramos maratón con Deadpool, la mejor película de San Valentín de la historia. Wade Wilson se cargó y ridiculizo de manera sangrante el cine de Marvel Studios. Como Abbot y Costello el terror, o el Vídeo a las estrellas de la radio. Sátira descarnada, las peripecias de Masacre se enmarcan en una bellísima historia de amor. Un mutante (divertido Ryan Reynolds) y una prostituta (sexy Morena Baccarin) se encuentran en un desencuentro de tiros, Katanas, patadas y explosiones, que rezuma mala leche e inteligencia emocional a raudales (y esto va en serio).

Amor a quemarropa

Amor a quemarropa (1993) del loco de Tony Scott, o como Quentin Tarantino escribe su propio Romeo y Julieta. Christian Slater es un apasionado del kungfu, lo suficientemente dulce y freaky para que un cañón Patricia Arquette se fije en el con peligrosas consecuencias. Gary Oldman de camello rastaman o Brad Pitt fumado animan la función, pero es la escena de la aliza de James Gandolfini o, sobre todo, la conversación entre Christopher Walken y Dennis Hopper la que quedó en la memoria cinéfila.

Ha nacido una estrella

¿Quieren más amor? Ok, seguimos con Ha nacido una estrella (2018), el disparate oscarizable perpetrado por Bradley Cooper el año pasado, dedicándose a rockerizar el asunto, mirando muy de lejos las versiones anteriores. Se agradece el esfuerzo y el hincapié en la filosofía del perdedor. Buenas canciones en la onda de Neil Young, pero todo eso ya se hizo mucho mejor en biopics sin oscarizar (Born to be Blue, Love and Mercy) y Jeff Bridges ya aportó todo lo que se tenía que decir sobre el asunto en Corazón Rebelde. De Lady Gaga, proveniente de la escuela interpretativa de Henry Cavill, Kristen Stewart, Madonna y Chuck Norris, hablamos otro día.

Historia de un matrimonio

Y cerramos este menú de San Valentín con la imprescindible y reciente Historia de un matrimonio (2019). Delicia de Noah Baumbach, producida por Netflix, donde asistimos a la escisión de una pareja con hijo. Al fatídico fin del enamoramiento brillantemente encarnados por Scarlet Johansson, pésima actriz de grandes películas (Match Point, Lost in Translation, Una canción del pasado) y un soberbio Adam Driver (Patterson, Infiltrados en el KKKlan), que lo dan todo, y como nunca (atención a la discusión final). Laura Dern se llevó el Oscar, pero es el viperino, vivaz y verborreico Ray Liottaq, quien se lleva el gato al agua, en la merienda de tiburones del proceso judicial. Se ha querido ver un paralelismo con Kramer contra Kramer por el tema del divorcio; o se le ha criticado por, supuestamente, tratar problemas de una familia burguesa. Pero el emotivo enfoque, los creíbles roles y el costumbrismo realista que impregna el guion, lo alejan de estas acusaciones. Olvídense de los churros de Kylo Ren y la Viuda Negra. Esto es cine.

Pues nada mejor que un mazazo de vida, como plato gourmet, para terminar esta carta de recomendaciones del mes del amor.

¡A disfrutar y padecer, tortolit@s!

Por Adrián Gómez

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like