Sign in / Join

¿por qué quieren eliminarnos? Por Juan Antonio Gómez

EL MITO DE LA SOBRE-POBLACIÓN……..

La Tierra no tiene sobrepoblación, a pesar de los discursos de los liberales ambientalistas ideológicos.

Los especialistas en temas de poblacionales, dicen que la totalidad de la población del mundo completa, con un estilo de vida sub-urbano, podría acomodarse en un área del tamaño de Texas. Así que según estos especialistas el espacio no es el problema.

Tampoco parece que  lo sea el alimento. El Premio Nóbel, Dr. Norman Borlaug argumenta que la causa fundamental de la degradación ambiental que amenaza la existencia humana es la política económica equivocada.

Los procesos de producción alimenticia se han vuelto cada vez más efectivos y eficientes. Tenemos ahora la tecnología para alimentar hasta a 10 billones de personas en el mundo.

¿PERO POR QUÉ QUIEREN ELIMINARNOS, ES ESO LO QUE REALMENTE QUIEREN?

Se sabe, que uno de los intereses que mueven a los pregoneros del miedo, nos es otra cosa que la conexión que tienen establecida con los que quieren establecer EL NUEVO ORDEN MUNDIAL.

Lo que se sabe a ciencia cierta, es que el mundo es extremadamente rico en recursos, y que aquellos que quieren seguir en las élites, con una serie de personas para explotar y gestionar esos recursos, consiguen lo que quieren, que vivir en la opulencia y el lujo, y mantener sus altos privilegios.

ES ASÍ, Y ASÍ HA SIDO SIEMPRE….

Sin embargo, los activistas del miedo, todavía hacen sonar el tambor de la sobrepoblación.

Personajes como AL GORE sostienen que la crisis de la población mundial se compone de cuatro elementos: el crecimiento rápido de la población y, según ellos,  insostenible; por otro lado  la dilapidación de los recursos que conduce a un estándar de vida más bajo para todos en la actualidad y  la necesidad de reducir las tasas de natalidad a través de una rigurosa y pro-activa política pública.

O sea, según estas personas que enseñan un alto grado de miedo en relación con la alta población, no proponen que se haga un reajuste equitativo de los recursos para que todas las personas vivamos bien, no. Se propone poner límite porque según ellos, somos algo así como las termitas que lo devoramos todo, y los dejamos a ellos sin futuro.

Una civilización avanzada ética y moralmente, no propone algo así, sólo lo hace una civilización cuyas élites y gobernantes están cubiertos por la corrupción, el ansia de poder y el sentimiento inhumano.

Se ha dicho, por varios investigadores, que esas élites que manejan los hilos de lo que debemos o no debemos hacer, están abducidas y controladas por los seres oscuros que sólo quieren aprovecharse, de los beneficios que le produciría un mundo sometido a su propio estilo de vida.

¿Cómo es posible, que mientras hay millones de personas en el mundo, que lo pasan muy mal, por distintas circunstancias, por otro lado, se tiren millones de dólares o de euros en realizar grandes proyectos urbanísticos, expediciones a Marte y otros planetas o grandes gastos superfluos en infinidad de caprichos?

Estos activistas del miedo, dicen que…. El poder de la población es definitivamente más grande que el poder de la tierra para producir lo necesario para la subsistencia del hombre.

Y del mismo modo dicen que…… La población, cuando se deja sin supervisión, se incrementa en proporción geométrica.

A ver, vamos a decir las cosas claras. A esta gente de las élites, no les importa si los demás comemos o no, si vivimos bien o no……. Lo que les preocupa, es que cuanta más población haya, será más difícil controlarla, sobre todo, en la petición de sus propios derechos como personas y en el peligro que corren los otros de perder su estatus de élites.

Quien no lo quiera ver que no lo vea. Pero los científicos más preparados en relación a temas de población, ya dicen que el número de personas no es el problema, el problema está en la redistribución de los recursos, que en principio, deberían ser de todas las personas.

Así que por qué poner la escusa de la superpoblación y falta de alimento, cuando realmente, ese no es el problema. Hay gente muy importante que opina algo muy distinto.

El economista Dr. Julian Simon ha argumentado que el crecimiento de la población no produce estragos económicos, él mismo dice que cuanta más gente, mejor. El crecimiento de la población no impacta de manera negativa el crecimiento económico.

El conocimiento humano provee continuamente un medio para producir más productos terminados a partir de menos materia prima.

Pero, hay que mantener un sistema. Hay que mantener la posibilidad de que no se devalúe en estatus de las élites.

¿QUIÉNES SON LAS ÉLITES?

Desgraciadamente, es un grupo de personas que han acumulado desde tiempos inmemoriales, una serie de privilegios económicos, políticos, sociales, culturales y demás….que les hace creer y asegurar que tienen una serie de derechos por encima de los demás, que les hace situarse en una posición de superioridad, suelen ser antiguas familias, casas reales, organizaciones secretas, organizaciones religiosas, organizaciones políticas, organizaciones internacionales, y demás…

Estos grupos elitistas, están altamente potenciados y alimentados por los seres oscuros, que conviven con ellos en todos y cada uno de los organismos nacionales e internacionales de gran importancia. Requieren de la existencia de las élites para poder establecer sus ideales oscuros y contra la Humanidad.

Con lo cual, visto lo que dicen gran parte de los investigadores, la población no es un problema. Ellos dicen y aseguran que:

“No existe un problema de sobrepoblación….y que la caída en las tasas de mortalidad y el aumento de la expectativa de vida son cosas que representan progreso”

Se le ha hecho frente al crecimiento de la población humana con incrementos en la producción de alimentos y otros recursos, incluyendo energía. El hambre en el mundo es más bien un fenómeno político antes que uno ecológico.

Los países no son pobres porque sus poblaciones estén creciendo. Las naciones más densamente pobladas se hallan entre las más ricas. De lo que sufren las naciones pobres no es de demasiada población sino de demasiado mal gobierno, especialmente cuando restringe los derechos y la economía y comercio común.

Es curioso ver, como la tecnología avanza para construir grandes ciudades en el desierto, grandes estadios de fútbol, grandes proyectos de investigación espacial del que después ni sabemos nada de nada para que son utilizados, etc…..es decir, malgastar los recursos, ah no, perdón, que eso lo hacemos nosotros, la gente normal.

Toda esta información está recopilada de diferentes fuentes. Se expone lo que opinan las personalidades entendidas, desde mi más humilde opinión y objetividad.

 

 

2018- JUAN A GÓMEZ JEREZ

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola