Sign in / Join

Reportaje: Maho Blues Band en el Masterclass de CajaCanarias, Magic Bus Vol. 1 del Lone Star y el Santa Blues de Tenerife

Masterclass en el Espacio Cultural de CajaCanarias en Santa Cruz de Tenerife el día 28 de junio, a cargo de la Maho Blues Band, como aperitivo de la 15 edición del Festival Santa Blues de Tenerife.

Entre lo dinámico y lo didáctico, acompañamos al trio, adentrándonos en la historia del género, desde Robert Johnson hasta Joe Bonamassa. Pura energía a cargo de poderosos covers como The Sky is Crying, pasando por Johnny Winter (Johnny Guitar), o Eric Clapton (Old Love), la panorámica es sublime: Humbert Slim, Howlin Wolf, Gary Moore, ZZ Top, y un sonido demoledor, pese a un público mayormente frio.

Tuvimos que empatar, claro… y que mejor remate que una Mod Party en el Lone Star. Magic Bus fue el evento, guiados por esos grandes melómanos que son David Making Time y Suzie y Spaulding (nada más y nada menos que los Vinylos Sonia y Sebastián). Elegidos para la gloria, donde el mejor pop nacional (Canarios, Bravos, Salvajes…), se fusionaron con incunables de Los Floyd (See Emily Play), Who (Substitute, Magic Bus, etc), Stones (She,s a Rainbow, Under My Thumb), y muchos más, en la imprescindible e impresionante labor arqueológica de la que hacen gala este trio de tunantes en sus sesiones.

Nada de eso se dio al día siguiente, el pasado 29 en calle de la Noria. Los muy eficientes Charlie Good Damm Blues Band abrieron fuego, pero la profesionalidad de la formación no fue suficiente para superar las taras de un ínfimo sonido (hablo de volumen), y de un público distraído en otros menesteres por tales causas. Con la Maho no mejoro mucho la cosa, en claro contraste con el día anterior, pues no se atisbaba ni uno de los (brillantes) solos de la agrupación.

Pensamos que la cosa había cambiado con el cambio de poderes, pero la buena música sigue en el ostracismo, pese al buen ambiente y la notable afluencia de público. Las tornas dan un vuelco con el cabeza de cartel Big Daddy Wilson. Se suben los decibelios y se siente el groove. El de Carolina del Norte lo sabe y el feedback es intenso. Ejecución ejemplar y guiños a Temptations (My Girl), Redding (Sittin on the dock of the bay) o Fogerty (Proud Mary) hicieron que el Soul Man se elevara a los altares, sin menospreciar el mojo y el buen hacer de las (excelentes) bandas teloneras, que tuvieron que defender un repertorio intachable ante la dificultad de una organización cuanto menos decepcionante, en lo que a disposición sonora se refiere. Santa Blues sigue siendo una de las mejores iniciativas musicales de esta isla, pero como esto se repita, recordaremos aquel blues, también (y tan bien interpretado) por los Maho: Im going down…down, down, down….

Por Adrián Gómez

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad