Cine & TelevisiónCultura en casa

Series de Cuarentena: El Mandaloriano. Por Adrián Gómez


En la semana de Star Wars (4 de Mayo), que mejor serie de cuarentena para recomendar, que el gancho de la nueva plataforma Disney.

Producción cuidada y altamente entretenida, nada hacia presagiar los buenos resultados de ocho episodios que entran como agua, tras los desastres de la nueva trilogía de la saga Galáctica por excelencia. Gente como J.J Abrahams no entiende que los lugares comunes, los esquemas repetitivos y el revival nostálgico en general , no es saldo suficiente para resucitar el mito Lucasiano para las nuevas generaciones. ..pero para eso estaba Dave Filoni, que ya hizo un sólido trabajo con la serie de animación Clone Wars, y la pendiente por un servidor Rebels.

Estupendo serial de aventuras, The Mandalorian despega con alma y estética de cómic. Amparado e inspirado en ( esta vez si) el añejo y nunca logrado sense of wonder de la trilogía original , la trama se sitúa en los bajos fondos, como el spin off de Han Solo , y se presume una fusión entre el antiguo proyecto televisivo de Lucas, Underworld y la también abortada serie de Bobba Fett.

Así pues, nos hallamos en un universo sumido en el caos anárquico y donde el lumpen campa a sus anchas tras la caída del imperio. Nuestro protagonista, Mando, recibe un encargo, que supone el mcguffin de un arco argumental, que se mueve entre las tiras de Alex Raymond, Rogue Tropper, y la iconografía de Moebius, sin dejar de beber de la serie clásica ni un instante.

Con aroma de western , maravillosos exteriores y una conjunción magnífica sin apabullar, entre CGI y animatrónica, recupera el espíritu que nos hizo soñar hace cuarenta años. Mercenarios y cazarrecompensas, tahures y buscavidas encarnados por Carl Weathers (Rocky, Predator), Giancarlo Esposito (Evolution, Breaking Bad) y un insólito Werner Herzog (Aguirre, Filtzcarraldo), Mando, interpretado por Pedro Pascal (Narcos, Juego de Tronos) recibirá la ayuda de un ungnauht (Nick Nolte) y de una ex stormtropper , Gina Carano (Indomable, Deadpool), en su misión por salvaguardar el paquete..la criatura que ha desplazado a E.T o Gizmo como mascotas entrañables; el rompecorazones Baby Yoda.

Rostros con maquillaje como Clancy Brown (Highlander, Starship Troppers) o sin él, como Ming Na Wenn (Stargate Universe, Agents of Shield) o el director Taika Waititi (Lo que hacemos en las sombras), quien además dirige el último episodio; amenizan al fandom. Guiños a Leone, Peckinpah, Miller e incluso Tarantino salpican los apenas cuarenta minutos de cada capítulo. Y detrás de la maquinaria, el hombre para todo en la casa del ratón, Jon Favreau, que tras deleitarnos con Iron Man y Cowboys vs Aliens, nos torturó con sus versiones de imagen» real»(????!) de El libro de la selva y El rey León….

Estamos pues, ante otra pieza ajena a la familia Skywalker, que igual que la también estimable Rogue One, funciona como un reloj en su objetivo de entretener, en un tren de cliffhangers continuos, en la más pura tradición de los antiguos seriales , las revistas pulp, y los cómics de scifi… exactamente la materia prima que hizo volar la imaginación de Papá George, y la nuestra cuando nos presentó su obra..hace mucho tiempo..en una galaxia lejana. Sin pretensiones y cumpliendo su meta de evasión de calidad digna, este nuevo intento ( fructífero, al fin) nos hace albergar… una nueva esperanza.

Ahora, más que nunca, en este confinamiento… Que la fuerza os acompañe!

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like