Cine & TelevisiónCultura en casa

Series de cuarentena: Wild Palms. Por Adrián Gómez

En su mejor época, el director Oliver Stone tuvo el buen gusto de auspiciar la adaptación del cómic Wild Palms, de Bruce Wagner, en 1993 en una época donde empezó a atisbar el riesgo en la pequeña pantalla, sobre todo, referente al fantástico, con series como Twin Peaks o X-Files, Stone rescata a James Belushi, desde los tiempos de Salvador, para encarnar a Harry Wycroft, cabeza de turco en una mascarada supuestamente organizada por el capo de la estación televisiva en la que trabaja, el gran Robert Loggia (Scarface, Independence Day), para comercializar un producto holográfico a los espectadores, sin importar lo que cueste. Una femme fatale, vieja conocida del protagonista (exhuberante Kim Catrall) y la suegra, interpretada por una otoñal Angie Dickinson, tendrán mucho que ver en el asunto. Así como el pintor Nick Mancuso (Under Siege), Brad Dourif (Dune, Child,s Play) , Ernie Hudson (Ghostbusters, The Crow) o el enigmático personaje de David Warner (The Omen, Tron) Techno Thriller pues, o Noir de ciencia ficción, con todos los ingredientes del género, mezclando cyberpunk y dianetica (potaje entre Gibson y Hubbard?) en una trama con altibajos, pero también con puntos álgidos (prácticamente, las alucinaciones de Harry, o el ataque revolucionario del penúltimo capítulo, la escena entre Dickinson y su hija o la persecución y posterior revelación del personaje de Hudson en la playa) ,que se desarrolla de manera pausada, dejando algún que otro cabo suelto.

Un piloto y cuatro episodios, dirigidos por Peter Hewitt (Bill y Ted,s Journey) , Katryn Bigelow (quién reincidiría en temática con mejores resultados en Strange Days), Keith Gordon (The Singing Detective) o Phil Joanou (Rattle and Hum) que cumplen dignamente su cometido. Revisión amena de un producto de otro tiempo, ambientada en 2007 (atención al cameo de Stone hablando de la ratificación de la teoría expuesta en JFK… quince años después), con una crítica social soterrada y una b.s.o de Ryuchi Sakamoto, nada menos. A revisar

0

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like