MúsicaNoticias

Yone Rodríguez planta los frutos de su experiencia musical en “Semilla”

  • El timplista grancanario grabó en el año de la pandemia este cuarto disco en directo en el que hace un repaso musical por los sonidos que han influido en su carrera
  • “Semilla” es el disco en el que Yone Rodríguez es más él, en el que ratifica su lugar en el mundo y con el que consigue una renovada identidad sonora 

Lejos de que la crisis sanitaria adormeciera los ánimos e inquietudes del timplista grancanario, Yone Rodríguez, la consecuencia de la pandemia ha sido justo la contraria y el resultado es Semilla, su cuarto registro discográfico; un disco de 12 piezas en el que el músico de Agaete recoge los frutos de su experiencia musical y los vuelve a plantar en un viaje musical que abarca desde sus raíces a los sonidos que ha ido descubriendo a lo largo de su carrera y en el que está más presente que nunca aquella etiqueta que se catalogó como “World Music” o músicas del mundo.  

Semilla es el cuarto disco de Yone Rodríguez pero el primero en el que ha tomado todas las decisiones y ha producido íntegramente. Los arreglos corren a cargo del propio Yone y su fiel guitarrista Néstor García. El disco, grabado en directo en el Almacén de Los Romero  (reconvertido a sede de la Escuela Municipal de Música y de la Banda Municipal de Gáldar) en septiembre de 2020, está patrocinado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

A la grabación en directo se le han añadido a posteriori capas musicales procedentes de otros instrumentos y la colaboración de músicos de otras latitudes del mundo, como Marta Gómez (Colombia); Gabriel Grossi (Brasil); Jurandir Santana (Brasil); Yahiro Tomohiro (Japón); Santiago Lara (España); Aridane Martín (Canarias); José Carlos Cubas (Canarias); Javier Cerpa (Canarias); Paco Marín (Canarias). 

Semilla es una mirada global de Yone hacia el exterior, es decir, no es un disco simplemente hecho desde Canarias para el mundo sino una recopilación de músicas del mundo fraguada desde Canarias. Es la siembra que este timplista grancanario hace de su libro musical del pasado, repleto de experiencia, viajes, festivales, encuentros y trabajo en estudio. 

El resultado señala claramente hacia el punto de madurez en el que se encuentra Yone como músico y compositor, en cuanto a formación, en cuanto a la experiencia que dan los kilómetros recorridos y el encuentro con otras sonoridades y músicos de otros rincones. 

Mescolanza

En el cuarto disco de Yone Rodríguez encontramos una peculiar mescolanza entre canciones inspiradas en Islandia, otras con raíces africanas, u otras con sabor a Brasil y toda Latinomamérica, fruto también de lo que Yone escucha y comparte con otros amigos músicos. Una sorprendente fusión de estilos que ha desembocado en un resultado único: ser el disco más personal, el disco en el que Yone Rodríguez es más él, en el que ratifica su lugar en el mundo y con el que ha conseguido una nueva identidad sonora. 

En Semilla conviven canciones que nacen de formatos a dúo y otras en las que participan hasta ocho músicos, intimidad o fuerza y energía, dependiendo de las distintas atmósferas que se quiera crear y ofrecer. Coexisten sonoridades singulares que dan instrumentos como la marimba, el vibráfono, la armónica, la guitarra flamenca o la voz de la excepcional cantante colombiana Marta Gómez.

El título Semilla es un guiño a que es hora de recoger la siembra de las semillas esparcidas en los últimos dos años y volver a replantar con la experiencia acumulada. “Semilla es el tema que marca la línea sonora e identitaria de un nuevo Yone y viene a determinar ese punto de inflexión en su carrera a través de dos momentos: en cuanto al pasado, ruptura definitiva con los posibles complejos de tiempos pretéritos, dejando atrás esos condicionantes y prejuicios cuando eres músico solista en las Islas y tu instrumento elegido es el timple; y, en cuando al presente, lograr un sonido canario nuevo con el que desafiar las fronteras bajo un disco de raíz pero universal, inédito pero claramente identificable a su autor.

El directo del que nace este disco es fiel al mismo. Un viaje único, pasando por muchos lugares, unas veces de maneras más evidentes y otras más sutil y menos explícitas. Aunque siempre dejando un hueco a la magia del momento, a la improvisación, a un lenguaje que es también jazzístico y que está en el registro de Yone Rodríguez.

Apuntes biográficos 

Ha llovido mucho desde que Yone Rodríguez se iniciara en el timple con solo siete años. En 2001, con once, editó su primer trabajo discográfico La otra orilla, con el que se convirtió en el músico más joven que se presentaba en festivales y salas de conciertos. Colores (2009)y Vivo (2012) muestran las inquietudes y el perfeccionamiento de un músico que no ha parado de crecer. 

Durante los últimos años formó parte de la “Orquesta de Timples de Canarias”, que dirige Benito Cabrera. Con esta formación ha editado los discos Timpluras y Nómadas. Desde el año 2014 lidera junto con otros timplistas el espectáculo “Timples y otras pequeñas guitarras del mundo”. De este interesante trabajo se editó un disco en 2015.

Los conciertos de este timplista se conocen por ser un encuentro de distintos estilos y culturas musicales. La música africana, los ritmos flamencos y el jazz son algunos de los muchos estilos que podemos encontrar o entrever en su repertorio. De hecho, este interés por la música internacional le ha llevado a participar en ferias profesionales musicales, como Seoul Music Week (Corea del Sur); Visa For Music (Marruecos); MAPAS (Tenerife); y WOMEX (Las Palmas de Gran Canaria). 

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Música