Sign in / Join

Adrián Gómez opina sobre la película Bohemian Rhapsody

Ejercicio cinematográfico de mitificación de una banda
justamente legendaria en la historia del rock. Visionado el film parece una
excusa para el enésimo recopilatorio estas navidades, claramente sustentado por
May y Taylor.

¿Dónde está la magia, la fuerza, el carisma, del cuarteto
británico? Este remedo del The Doors a la inglesa brilla en momentos puntuales (la
primera actuación de Smile, la grabación de A Night at the opera o la primera
escena de amor entre Mercury y Mary Austin) pero hace aguas en el resto del
metraje; cuidadosamente prefabricado para contentar al neófito, al fan
desorientado de radioformulas y al seguidor ciego y subjetivo que defiende
hasta las gafas de sol del Adam Lambert, porque tras una primera hora
formidable en ambientación y cronología (y aun así no tiene nada que hacer con
joyas como Vinyl, la serie de Jagger-Scorcese, o espléndidos biopics como Im
not there o Love and Mercy) aquello se va desmoronando conforme va creciendo el
bigote de Rami Malek, quién por otro lado ofrece una interpretación esforzada
que ya me huelo yo la alfombra roja… y esa es otra; que pasa con el resto de
los Queen? Pues Taylor el pitufo gruñón, May el alma conciliadora y Deacon el
desapercibido.

Autoglorificacion de Mercury, con sus zonas grises (tan
obvias y superfluas como encuentros sexuales furtivos en baños públicos o
restos de cocaína en fiestas con chicas desnudas en bicicletas. Y en cuanto a
la fidelidad: No se entiende porque suena Fat Bottomed girls en la gira
americana del 74, una canción de… cuatro años después.

We Will Rock You fue compuesta y grabada en 1977, siendo
número 1 en USA,no en el 80,en plena época de The Game ; ni siquiera el Look de
la banda es fiel.

Mercury se enteró de que tenía VIH en el 86-87…ni Live Aid
ni hostias.

La única razón por la que la banda actuó en dicho Festival (que no fue un concierto propio sino compartido) fue porque estaban de capa caída en popularidad y porque el recital era con fines benéficos. Los guiños a Bob Geldof y el cameo de los U2 no son suficientes para presentar la actuación como si un combate de Rocky se tratara, con planos cenitales y multitudes digitales… era necesario malgastar 20 minutos de tan aparatoso clímax,pudiendo disfrutar del auténtico on line y HD? y porque acaba aquí? donde está el magic tour? ¿La Caballe o el testamento sonoro de Innuendo?  en fin, un desastre a medias sólo para despistados que supone el punto más bajo de la carrera de Bryan Singer, y su codirector Dexter Fletcher ya tiene lista su Rocket Man con Taron Egerton de Elton John.

En fin, cuentas saneadas, nuevas camisetas para
reggaetoneros que alternan Rhapsody con despacito, y el turrón discográfico de
turno listo para arrasar estas fiestas… y pensar que esto era un proyecto de
Stephen Frears con Sacha Baron Cohen… ¡Mammaaaaa Ooooh!

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola