Sign in / Join

Adrián Gómez opina sobre la película The Predator

He aquí la primera película de Halloween del año. Divertida
e incomprendida, el cómic macarra fabricado a dos manos entre Shane Black
(” Kiss kiss Bang Bang”, ” Iron Man 3″, Dos buenos
tipos”) y Fredd Dekker (” El terror llama a su puerta”, ”
Una pandilla alucinante”, “Robocop 3″) es un pastiche gamberro, entre
el cine fantástico de los 80, que pica de Carpenter, Hill, el propio Dekker o
los actioners de Joel Silver, a quien Black entrego los guiones de “Arma
Letal”,” El último boyscout”,o” El último gran héroe”…
Casí nada… Expandiendo la mitología del Depredador (Los supremos, la
hibridación…) y desmitificando su figura (porque lo llaman así cuando no caza
para sobrevivir?).

Boyd Holbrook (Narcos, Logan) es un militar que se topa con
cierto alienígena cazador en una escaramuza selvática, adquiriendo y enviando a
su hijo con síndrome de Aspberger parte de los artilugios del “Whoopi
Goldberg” con casco”. Entra en escena la científica encarnada por Olivia
Munn (Newsroom, Xmen: Apocalipsis), que estudia al extraterrestre apresado, por
mediación de Jake Busey (Agárrame esos fantasmas, Starship Troppers), que es
hijo de Gary… y de su personaje en Predator 2; Keys.

También el belicoso Alfie Allen (” Juego de
Tronos”) aparece en escena… y un puñado de “expendables”, con
stress post- traumático; un atajo de pirados, del que destaca un desmadrado
Thomas Jane (La Niebla, The Expande) … un grupo salvaje que diríase sacado de “Asalto
a la comisaria 13” y “Los amos de la noche”… Todo un espectáculo
que estalla en las narices de Chris von Hoelberg (El cuento de la criada),
madre del niño y expareja del prota… pero el Predator no viene solo… Humor
negro a raudales, entre pulgares arriba y sabuesos rastafaris, la aventura gore
se desarrolla en la noche de brujas; y el tomate se mezcla con las carcajadas;
en una macho- movie como las de antes.

Humor negro a raudales, entre pulgares arriba y sabuesos rastafaris, la aventura gore se desarrolla en la noche de brujas; y el tomate se mezcla con las carcajadas; en una macho- movie como las de antes.

Adrián Gómez

Black (actor en el original Predator y Robocop 3), sabe que
la saga está agotada desde la segunda, y le da un giro refrescante y nocturno,
que rompe con lo anterior, a la vez que respeta las dos entregas originales…  Y solo se ve empañado por un final muy Marvel,
que no venía a cuento. Dos horas de entretenimiento con envoltorio de ciencia
ficción de vídeo club, que hará las delicias de los nostálgicos… ya quisiera
Bayona ya.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola