jueves, julio 18, 2024

Adrián Gómez opina sobre la película «Alpha»

Los hermanos Albert y Allen Hughues se dieron a conocer para el gran público con la correcta e insuficiente adaptación del cómic de Alan Moore «From Hell» (2001). Acto seguido perpetraron un panfleto ultra católico disfrazado de relato apocalíptico; la demencial » El libro de Eli»(2010), para después acometer proyectos en solitario; Allen la interesante» La Trama»(2013), y Albert este «Alpha» que nos ocupa.

Aventura de supervivencia que actores como Harris, Heston o Redford representaron como nadie en tiempos mejores; es un género renacido (nunca mejor dicho) tras el éxito de «The Revenant» (2015) o la película que le regalo el Óscar a Di Caprio en esas ofertas académicas del todo a 100, que también han podido disfrutar Angelina Jolie, Russell Crowe o… Guillermo del Toro… En fin… al lío.

Hace 20.000 años, tras la última glaciación, Kodi Smith McPhee, actor juvenil experto en cruzadas apocalípticas (The Road, Amanecer del planeta de los simios) y tener compañeros extraños (Déjame entrar, Slow West) riza el rizo aquí, al extraviarse y haber sido dado por muerto, tras una cacería. Entablara relación con un lobo, y al más puro estilo Jean Jaques Annaud, se acompañarán y sobrevivirán a mil vicisitudes. Cruce entre las novelas de Jack London (Colmillo Blanco, concretamente) y Jean M.

Auel, la película adolece del mal de nuestros días; excesivo animalario virtual e innecesario despliegue de exteriores digitales (como en La leyenda de Tarzan, Rey Arturo o la misma El renacido). A veces está justificado y no entorpece (En el corazón del mar) y la mayoría de ocasiones no hace falta (las soberbias Z: La ciudad del oro, Apocalypto).

En cualquier caso, se agradece una narración de corte clásico, que no ofende con ñoñerías Disneyanas ni ecologistas y que va directamente al grano. Hora y media de evasión sin pretensiones que uno resetea nada más salir de la sala…y por supuesto, es infinitamente mejor que chorradas como «10.000»… Se aprecian incluso ecos Boormanianos (Infierno en el pacífico, La selva esmeralda) y es honesta, pues da lo que ofrece… sin más.

Popular Articles