Sign in / Join

Crónica del Phe Festival 2017. Por Adrián Gómez

Asunto Phe Festival 2017:

“Ahora soy feliz… me siento en la gloria”, este podría ser el leit motiv de un festival que se consolida… de un puñetazo en la mesa por la cultura musical en esta isla… segundo año consecutivo… sumamos a dos días, se potencia el eclecticismo y la oferta cultural: puestos de artesanía y eventos varios apoyan el recital.

 

Al margen de food trucks y pintas y postureos varios (este año las barbas se recortan, las gafas se quedan en casa y predominan las camisas estampadas, los calcetines y el lengüetazo de vaca), la oferta es indiscutible; a años luz del resto de sonrojaste concentraciones multitudinarias locales… lo demostraron Papaya, que abrieron el viernes 11, con poca peña aun, pero ya entregada.

 

La zona de camping en el pabellón y actividades varias diversifico y disgrego al público masivo, que se congrego al completo para disfrutar al completo de los explosivos Miss Cafeína… banda de culto y euforia colectiva, dieron paso a los ritmos bailables de Javiera Mena y su espectáculo… y no pedían la luna, pero casi que lo consiguieron… llego el plato fuerte; Triangulo de Amor Bizarro, desafiando las leyes del sonido (y del propio equipo del mismo) en un torbellino de puro Noise, de lo que es sin duda, una de las mejores bandas en vivo hoy en día… el trallazo puso fin a la velada, amenizada en su recta final por Eme DJ, cuya receta de funk, soul y buena música en general, sirvió de alivio y reposo para las consabidas tonadas noventeras (Nirvana, RATM, Mano Negra, Beck) que se repitieron hasta la saciedad en los intervalos.

 

Tras el buen sabor de boca, el sábado 12 apuesta por las (magnificas) bandas locales, apreciando las propuestas de Siloe o The Taxman (combo progpop que ya pude catar con anterioridad en directo), que demuestran que, pese a lo que nos vendan los medios tipo efecto de tonto y similares, aquí hay un altísimo nivel… otra cosa es que, parafraseando a Concha Velasco; “No se quieran enterar”… Turno para Los Vinagres y empieza la fiesta… los de la palma derrocharon desparpajo y contundencia a partes iguales:” Jose Velez”, “Me estas avinagrando”, “Me enamore de tu madre” o “Piñaso en la boca”, fueron algunas perlas de su fiero directo con proyecciones “Chibichangueras” de estos tres canallas sonoros… un curioso potaje entre Supergrass, Ramones y Jimi Hendrix con filtro guanche.

 

Aquello había dejado el pabellón bien alto y no retome el hilo sino al escuchar los abucheos a Bejo, que sirvió de antesala a los prodigiosos Was; Rock y electrónica de alto nivel, cuyos temazos deberían ser hit singles semanales si en las radioformulas de este país primara el buen gusto. El buen rollo de los de Bilbao nos preparó para los estrellas de cartel: Leon Benavente, para el que esto escribe, uno de los mejores grupos de este país hoy por hoy… olvídense de la comercialidad de unos Vetusta Morla o de la pretenciosidad de los actuales Love of lesbian… lo de esta gente es gloria bendita, al margen de su portentoso directo, himnos como “Rey Ricardo”, “California” o “Aun no ha salido el sol”, dejaron el listón muy alto para el público más numeroso de todo el festival… la resaca aun dura… y de la pinchada final ni me entere… segundo pleno del Phe que va a más y que tal como está el percal, se convierte en el único oasis sonoro en lo que a festivales se refiere, en este paramo de mal gusto y monopolio reggaetontuno…

¡Que sigan creciendo y nosotros con ellos! ¡Gracias equipo de Phe Festival!

 

[Total:3    Promedio:3.7/5]

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Accesibilidad