Sign in / Join

La Rambla de Santa Cruz podría ser el pequeño Broadway canario. Por Jesús Hernández

Cuando nos referimos al círculo de Broadway en Nueva York lo relacionamos con sus conocidos y numerosos teatros, también con sus grandes salas de cine, de exposiciones y una rica oferta gastronómica, todo ello haciendo un centro cultural y de ocio en plena ciudad neoyorquina.

En nuestra ciudad tenemos un lugar donde en unas manzanas se reúnen locales de estas características. En la zona de la Rambla, nos encontramos, por ejemplo, con una gran sala de cine activo, el Cine Víctor, una verdadera joya cultural de la ciudad. A la espera de que terminen la rehabilitación tenemos también los antiguos multicines Price. Nos encontramos con el Teatro Baudet, el complejo cultural Viera y Clavijo con su teatro, multicines Greco, multicines Oscar´s, todos estos complejos abandonados tanto por entidades públicas como privadas. Junto a ellos, se encuentra la llamada Casa de la Cultura, en el Parque de La Granja, también con su teatro. Si seguimos el camino en la misma Rambla, nos encontramos una de las exposiciones de esculturas más importantes del mundo con firmas de Joan Miró, Marino Marini, Henry Moore, entre otros.

Hace poco, en una de las tantas fotografías antiguas de la ciudad que circulan por las redes sociales, hubo comentarios acerca de la antigua fábrica de Tabaco Victoria, junto a la Plaza de la Paz, y el Teatro Baudet, edificio catalogado, del cual,  muchas personas, vecinos de la ciudad, profesionales de la arquitectura y gente del mundo de la cultura en general, ve en este edificio una oportunidad de un gran centro de cultura, ocio y gastronomía, un verdadero impulso a la zona que junto al ya reactivado Cine Víctor y próximamente los Price, podría llevar animar a Santa Cruz, en lo que a oferta cultural se refiere.

Viera y Clavijo sin duda, fue referente de Canarias en una época de cultura y educación, su teatro, sus salas de exposiciones, salas de ensayos teatrales, conservatorio de música, etc. Ahora estamos a la espera con un poco de desesperación, en que por fin el Ayuntamiento de Santa Cruz junto al Gobierno de Canarias empiecen las obras y no tardemos muchos años en ver este gran complejo chicharrero.

Del mismo modo, otra entidad pública abandonó desde su compra, el gran Teatro Baudet, el mayor cine de Canarias de la época y que el Cabildo de Tenerife no ha querido arreglar, un espacio que podría ser el epicentro de compañías de teatro locales para dar el salto a los teatros mundiales.

Termino con un gran llamamiento a todas las entidades públicas y privadas: hay que impulsar todos estos espacios y hacer de la Rambla un verdadero núcleo cultural, no sólo para los vecinos de Tenerife y Canarias, también como atractivo para el turismo.

 

Por Jesús Hernández

[Total:12    Promedio:3.5/5]

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Accesibilidad