Sign in / Join

La soledad… ¿bien o mal?. Por Juan Antonio Gómez

“La soledad, cuando es aceptada, se convierte en un regalo que nos lleva a encontrar nuestro propósito en la vida”

Paulo Coelho

 

“ÚNICAMENTE CUANDO ESTAMOS SOLOS, CON NUESTROS PENSAMIENTOS Y EMOCIONES, SOMOS CAPACES DE CONOCERNOS Y DE SABER APRECIAR NUESTRA PROPIA COMPAÑÍA”

Suele ser bastante frecuente que la soledad se identifique con algo muy negativo, muy negativo y perjudicial, y esa percepción es así, porque tendemos de forma natural, a identificar soledad con tristeza y desesperación.

¿Y si la Soledad tuviera una cara positiva y casi necesaria para nosotros, y nos pasara desapercibida?

La Soledad carga detrás de ella una sombra muy negativa, una carga que se nutre del concepto fatídico que genera en sí misma.

¿Huimos de la Soledad?  Quizás huyamos porque a veces es muy difícil encontrar la compañía que hay en nosotros mismos.

SI APRENDEMOS A VIVIR EN SOLEDAD, QUIZÁS DESCUBRAMOS UN VERDADERO UNIVERSO DENTRO DE NOSOTROS MISMOS, APRENDER A VIVIR SOLOS ES UN VERDADERO ARTE.

Durante nuestra vida, y a lo largo de la Historia del Hombre, se nos ha educado especialmente en estar en compañía, en sociedad, en no estar solos. Y ese no estar solos, se ha convertido en un peso en nuestra espalda, porque, normalmente estamos acompañados y sabemos llevar esa compañía, pero, ¿Y qué pasa cuando por alguna circunstancia nos encontramos solos?

Normalmente, en condiciones normales, solemos tener amigos, solemos ser seres sociables, o por lo menos lo intentamos, solemos establecer fuertes lazos con otras personas ya, sean o no de nuestro entorno. Muchas personas podemos llegar a sentir ansiedad cuando a veces podemos sentir que no encajamos es nuestro entorno, quizá porque podamos llegar a sentir miedo ante una situación de soledad.

Se nos ha enseñado y hemos aprendido que si no estamos rodeados de muchas personas, estamos solos. Este hecho puede llegar a hacer que podamos llegar a buscar personas con las que estar a pesar de que pueda que no haya nada que nos una a ellos; todo por no estar solos.

No es cuestión de estar solos, es cuestión de elegir personalmente lo que cada uno quiere, sin que eso merme nuestra libertad ni felicidad, y sobre todo sin que sea una obligación que no nos aporte una situación positiva.

NO ESTAMOS ATADOS A NINGUNA OTRA PERSONA MÁS QUE A NOSOTROS MISMOS.

A lo largo de nuestra vida, es probable que estemos ligados a los demás, porque hay una necesidad biológica, pero, una vez que ese tiempo pasa, debemos o deberíamos buscar en nosotros mismos la verdadera esencia de ser, si la buscamos fuera de nosotros, serán los otros los que influyan en nuestra vida. Vivir con otras personas, compartir, tener amigos o pareja, no implica que tengamos que tener miedo a estar solos. No propongo que estemos solos, ni que elijamos la soledad, lo que propongo, es que cuando esa soledad esté en nuestras vidas no le tengamos miedo, y llegue como llegue, tener presente que estar solos no es nada malo, ser solitarios no es nada malo y que elegir la soledad no es nada malo.

En esa soledad, podemos encontrar una gran riqueza al poder mirar dentro de nosotros mismos. Cosa que cada vez se usa menos, ya que, lo que prima es la globalización; ¿Y si no queremos someternos a la tan aclamada globalización?

Podemos enriquecer nuestra propia creatividad y podemos aprender en la soledad a mirar hacia adentro para poder sacar hacia afuera.

 

“¿Por qué, en general, se rehúye la soledad? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos”

Carlo Dossi

 

 

© 2017 JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ

[Total:5    Promedio:3.4/5]

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Accesibilidad