lunes, mayo 20, 2024

¿Qué significaba realmente amorginos? Los supuestos tejidos de amorgos y dos pasajes de la Lisístrata de Aristófanes. En las XI Clásicas Tertulias en La Laguna. Por Álex Ro

IX CLÁSICAS TERTULIAS

Viernes 19.04.2024

¿Qué significaba realmente amorginos? Los supuestos tejidos de amorgos y dos pasajes de la Lisístrata de Aristófanes por Julián Víctor Méndez Dosuna.

Esta nueva cita con la cultura clásica organizada por la Sociedad Española de Estudios Clásicos, frente al carácter eminentemente divulgador de las dos charlas previas, tuvo un tono más académico por el tema abordado: un análisis filológico sobre dos pasajes del texto Lisístrata de Aristófanes. Sin embargo, eso no supuso caer en la simple erudición propia de un catedrático universitario como es Julián Víctor Méndez; al contrario, sin cercenar la pulcritud de su estudio académico, supo conducir el tema de manera didáctica, llegando a despertar sonrisas en algunos momentos, algo prodigioso ante un tema tan árido y acotado.

El ponente cuestiona las traducciones realizadas hasta ahora de esas líneas del diálogo de Lisístrata en donde se nombra la palabra amorginos, indicando algunos desatinos propios de una mirada masculina que lleva a definir el término o como ropa de lencería (túnica ligera, trasparente), o un tejido realizado con fibra de malva (de la malva nunca se ha obtenido fibra textil) o también de lino (no se cultivaba en Grecia). Esta mala traducción llevaba a giros textuales que nada tenían que ver con lo escrito por Aristófanes, teniendo que crear un juego de palabras pícaro al emplear el término amorginos, metáfora de masturbación. En realidad, amorginos, según Julián Víctor Méndez, es un adjetivo de color, que vendría a ser un color púrpura muy oscuro, lo que daba lugar a prendas muy valiosas por los costos de su teñido. Así, los párrafos en donde aparecen el término amorginos no se refiere a ninguna prenda sino al pelo púbico de las mujeres que se teñiría con este color para excitar la libido de sus maridos en esa huelga sexual promovida por Lisístrata. Como reivindicación de su estudio, el propio relator vino vestido con ese color amorginos: chaqueta, corbata y camisa.

Con gran pesimismo, Julián Víctor Méndez manifestó que seguramente sus aclaraciones sobre el término amorginos iban a caer en saco roto pues ya tenía la experiencia del rechazo de su estudio por varias revistas científicas, con el peregrino argumento de que no tenían ningún fundamento sus interpretaciones y que solo eran producto de una mente sucia.

Los textos clásicos han sido puestos en un pedestal de corrección y pulcritud consecuencia directa de antiguas traducciones. Estas venían marcadas por el pudor y una visión machista que llevaron a censurar párrafos y emplear eufemismos para evitar lo que los estudiosos y editores consideraban como palabras malsonantes; así se entiende que no se quiera admitir que pueden emplear un lenguaje tan soez como cualquier canción actual pues eso significaría que perderían esa aura de perfección con que se veneran sin querer reconocer que, en Grecia, ¡también se insultaba!

La próxima cita de las XI Clásicas Tertulias será:

-24.05.2024: La pervivencia del mundo clásico en los manuscritos medievales iluminados: textos, imágenes e iconografía (Marta Pavón Ramírez).

Fotografías y texto de Álex Ro

Popular Articles