jueves, mayo 30, 2024

Dakini: Paloma Hurtado en Lanave de La TRIBU. Por Álex Ro

PALOMA HURTADO – DAKINI

Lanave de la Tribu (Santa Cruz de Tenerife)

04.05.2024

La danza se ha definido en muchas ocasiones como poesía en movimiento, aunque, en el caso de Paloma Hurtado, más bien sería la vitalidad del movimiento pues eso fue justamente lo que nos propuso en su obra Dakini, representada en la sala Lanave de la Tribu (Santa Cruz de Tenerife).

La intrahistoria de la composición nos señala la importancia del público para esta bailarina ya que surgió, hace ya más de una década, de un diálogo entre Paloma y un grupo de mujeres que respondieron al llamamiento para meditar e intercambiar ideas en torno a la creación artística. Tomando como pilares la luna, la loba y Artemisa, se creó un universo en donde estos tres elementos se interrelacionaban en forma de la obra Dakini, cuyo nombre también tiene una carga simbólica ya que es una palabra tibetana que, entre otras acepciones, significa bailarina del cielo o caminante del cielo.

La tierra, metáfora de la vida, está presente en el escenario como un elemento fundamental de la obra, una tierra fecundada por el público a quien Paloma Hurtado entregó unas semillas para que arrojaran a ese sustrato que en minutos se iba a convertir en el lienzo sobre el cual sus movimientos, tendentes al círculo, dibujarían el ciclo de la vida. Así, arena, fuerza, movimiento, equilibrio se conjugaban con el fado y los recitados de María Bethania, cortina sonora que va marcando el ritmo de la danza. Y si la obra comenzaba con semillas, la misma terminaba con flores en manos de los presentes. La tierra había dado sus frutos, la vida había recorrido un nuevo ciclo.

Texto y fotografías de Álex Ro

Popular Articles