Cine & TelevisiónCríticas de cine & series

Gulatek nos habla sobre la exitosa miniserie «Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer»

‘Dahmer’ arranca con un primer capítulo brillante y sórdido, con alma de thriller, que recuerda mucho a Fincher y al Jonathan Demme de ‘El Silencio de los Corderos’.

A partir de ahí deviene en retrato psicológico, con claroscuros, que acierta cuando se nutre del cine de género para deconstruir el cerebro del monstruo, pero que erra cuando se adentra en los lodazales del drama.

El pulso narrativo comienza a flaquear progresivamente según avanza la trama hasta que la serie desvía el foco de atención hacía las víctimas y su punto de vista, construyendo un malogrado y cargante epílogo de dos episodios que se sienten de relleno fácil y que, cinematográficamente, destruyen el buen hacer de todo lo anterior.


Lo que en un largometraje de género al uso hubiera sido una nota al pie, montada en una par de tomas, o incluso unos créditos explicativos sobre fondo negro, se desarrolla a lo largo de unos soporíferos 104 minutos de metraje, absolutamente innecesarios, que bien podrían haberse quedado en la sala de montaje.

Richard Jenkins destaca sobre un plantel de secundarios olvidable, y Evan Peters se deja la piel en un papel que tristemente pierde algo de fuelle en el último tercio de la serie por culpa del exceso de metraje.

El último bombazo de Netflix se hubiera beneficiado de no haber pasado por tantas manos (tanto en la dirección como en el guion) y de —por qué no decirlo— haberse estrenado con formato de largometraje.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like