Cine & TelevisiónClub de Fans Isla CalaveraCríticas de cine & series

La Piedad, una película de Eduardo Casanova. Por Gara Lacaba Toledo

Película vista en el festival Isla Calavera y próximamente estrenada  en salas de cine. Es un viaje de ida y vuelta al infierno de las  relaciones humanas. Se dice que el amor más grande que existe es  el de una madre, en este caso, el síndrome de Munchausen que  padece ésta más que amor lo que ofrece es una condena.  

Casanova (como ya nos tiene acostumbrados) ha vuelto a crear  una historia incómoda y atractiva a partes iguales, elaborando una  atmósfera rodeada de tonos rosas y negros, simulando el contraste  de emociones de una soberbia Ángela Molina en su interpretación  de Libertad.  

La historia trata de una madre (Angela Molina) y su hijo Mateo  (Manel Llunell) el cual es diagnosticado de cáncer. Pese a recibir la  noticia en un principio como un jarro de agua fría, Libertad consigue  beneficio de este infortunio debido a su obsesión por tener el  control de la vida de su hijo. La enfermedad la convierte en lo que  siempre ha querido ser, la “Salvadora” de Mateo.

Mateo por el contrario, vive en un continuo anhelo de verdadera  libertad, llevándolo incluso a huir y buscar a su padre y la familia  de éste, quien arrastra traumas provocados por la relación obsesiva  de su madre. La nula experiencia de vivir fuera del seno materno,  hace que Mateo se sienta indefenso, perdido e incapaz de  mantenerse por sí mismo y decide volver.  

Durante la trama, se intercalan imágenes de Corea del Norte,  haciendo una comparativa entre la relación de Mateo con su madre  y el pueblo de Corea con su dictador. Ambos desean ser libres y  vivir como quieren pero sienten miedo a lo desconocido y prefieren  quedarse en esa situación debido a que es lo único que conocen y  se sienten seguros a pesar de ser infelices

La atmósfera y la estética que envuelve la historia juega un papel  importante, como dije anteriormente, es un contraste de las  emociones de Libertad, que se muestra como un ser dulce y  unamadre amantísima y a la vez esconde un secreto turbio, es  capaz de enfermar a su propio hijo para tenerlo bajo control. 

La elegancia de Libertad, viene de la mano de Suevia Sampelayo (diseñadora de otras películas como: “Espejo Espejo”, “Nieve en  Benidorm”, “Todos los caminos de Dios” y “Siete razones de huir”) actual nominada a un premio Goya.

El toque Casanova queda patente en la película, te puede gustsr o  no su cine, pero una cosa queda clara, su estilo es reconocible hasta  en el cartel de presentación y su marca de personal crea tendencia.  

En definitiva, la originalidad y la excelente actuación de sus  protagonistas hace que “La piedad” no deje indiferente a nadie. 

What's your reaction?

Excited
1
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like