sábado, junio 22, 2024

La veterana Filarmónica de Bergen inaugura el 40 FIMC junto a la “niña prodigio” Alexandra Dovgan

·         La formación noruega debuta en el festival el 10 de enero en Tenerife y el 11 en Gran Canaria, bajo la batuta de Pietari Inkinen

·         A pesar de tener solo 16 años, Dovgan es una de las pianistas más reconocidas de la actualidad

·        Se edita el libro ’40 Festivales’, que recorre la historia del certamen.

Los compases de ‘La Mañana’, el popular movimiento de la leyenda Peer Gynt del compositor noruego Edward Grieg, serán los primeros que suenen este enero en el 40 Festival Internacional de Música de Canarias, a cargo de la veterana Orquesta Filarmónica de Bergen, una de las más antiguas del mundo. Bajo la dirección de Pietari Inkinen, la formación noruega debuta en el festival acompañada de la “niña prodigio” Alexandra Dovgan, que con 16 años es una de las pianistas más reconocidas de la actualidad.

El arranque del 40 FIMC ha sido presentado hoy por la consejera de Cultura del Gobierno de Canarias, Migdalia Machín; junto al director artístico del Festival, Jorge Perdigón; y el representante de Fred.Olsen, Lorenzo Spinelli. Será el primer festival sin la presencia de Jerónimo Saavedra, su fundador, y a quien irá dedicada una edición en la que, hasta horas antes de su fallecimiento, se encontraba colaborando estrechamente en los preparativos.

«Me consta que su ausencia pesa mucho también en el infatigable trabajo del día a día que desarrolla el excelente equipo del festival”, matizó Migdalia Machín, “pero nadie duda de que el espíritu de Jerónimo sigue y seguirá siempre inspirando cada edición del festival, y que será recordado siempre».

La primera semana de festival concentra hasta quince conciertos: además de los inaugurales, pasarán por los escenarios de canarias figuras como Jordi Savall, Evgeny Kissin o Joshua Bell, además de la Bergen Philharmonic. “Será un arranque a lo grande, en una edición en la que además hemos superado el número de abonados, con unos 200 más que el año pasado, lo que constituye la mejor prueba del atractivo de esta programación”, concluyó la titular de Cultura.

Asimismo, en el acto informativo se presentó el libro ’40 Festivales’, una publicación conmemorativa que recupera imágenes con algunos de los mejores momentos de su historia. La publicación rememora instantes de los grandes directores, solistas y orquestas del mundo a su paso por escenarios de las islas, además de recopilar la larga lista de obras sinfónicas que ha encargado en estas cuatro décadas, en una edición que incluye también algunas curiosas anécdotas. En definitiva, un libro para recordar.

Inauguración

Los conciertos inaugurales, en los que interpretarán obras de Grieg y Sibelius, serán el miércoles, 10 de enero, en el Auditorio de Tenerife y el jueves 11 en el Auditorio Alfredo Kraus de Gran Canaria, ambos a las 20.00 horas. Una hora antes, a las 19.00, tendrá lugar una charla introductoria en una sala anexa, de acceso libre, a cargo del divulgador Ricardo Ducatenzeiler. Ambos conciertos cuentan con la colaboración de Fred Olsen, que cumple 50 años operando en Canarias, y en ellos se espera la asistencia del embajador de Noruega en España, Nils Haugstveit, que se desplazará a las islas para la ocasión.

Con esta prestigiosa formación comienza la conmemoración de ‘40 años de leyendas’, el lema que el Gobierno de Canarias ha querido dar a esta nueva edición de un certamen por el que ha pasado la mayor parte de las figuras mundiales de la música. Tras esta apertura con acento escandinavo, y durante un mes, el público canario y quienes visitan las islas podrán seguir disfrutando de muchas de las mejores orquestas, directores y solistas, en más de sesenta conciertos programados en escenarios de las ocho islas. Solo en estos primeros cinco días habrá 12 conciertos en las islas, en los que además coinciden figuras de tanto peso como Evgeny Kissin, Jordi Savall o Joshua Bell, entre otros.

Bergen Philarmonic Orchestra

Con casi 260 años de historia, la de Bergen es una de las orquestas más antiguas del mundo. A lo largo de este tiempo de éxitos interrumpidos por su titularidad han pasado grandes directores, entre ellos, el propio Edward Grieg (1943-1907). La relación del compositor noruego con la Orquesta de su ciudad natal fue tan profunda e intensa que, incluso, les dejó en herencia parte de su patrimonio. Hoy en día la orquesta goza de un alto prestigio internacional, gracias a sus numerosas grabaciones, a sus giras que le han llevado por las principales salas del mundo, y a sus reconocimientos como la nominación a Orquesta del Año 2020 por Gramophone y sus dos premios Gramophone Classical Music en 2021.

La formación llega a Canarias bajo la dirección de Pietari Inkinen (Finlandia, 1980), actual director titular de la Deutsche Radio Philharmonie desde 2017 y director musical de la KBS Symphony Orchestra de Seúl desde 2022. Un director que debutó con gran éxito en la última edición del prestigioso Festival de Bayreuth.

Alexandra Dovgan

Alexandra Dovgan tiene una trayectoria de vértigo. Sólo tenía algo más de cuatro años cuando comenzó a estudiar piano. A los cinco años, su talento emergió cuando pasó las selecciones altamente competitivas para unirse a la Escuela Académica Central de Música del Conservatorio Estatal de Moscú, donde estudió con la renombrada maestra Mira Marchenko.

Alexandra ha ganado premios en cinco concursos internacionales. A pesar de su corta edad, ya ha debutado en las salas de conciertos más prestigiosas, recibiendo una gran ovación y críticas entusiastas de la prensa. Su profundidad y la conciencia espontáneas, junto con un sonido de increíble belleza y precisión, son las características distintivas del pianismo de la joven, que posee una presencia carismática en el escenario y una gran personalidad.

Programa

El concierto comenzará con la interpretación de Peer Gynt, Suite nº 1, de E. Grieg, que se inicia con la breve pieza conocida como ‘La Mañana’, el primero de sus cuatros movimientos. Una obra que fue compuesta como música para teatro, cuando Ibsen estrenaba su obra homónima, un drama fantástico en el que conviven lo natural y lo sobrenatural, lo triste y lo grotesco.

Del mismo compositor se escuchará el Concierto para Piano y orquesta en La menor, op. 16. Esta obra fue escrita durante el verano de 1868, cuando el autor contaba tan sólo 25 años de edad y es una de las piezas habituales en el repertorio de los grandes pianistas que se atreven con sus altas dificultades de ejecución. Plena de recursos tonales de sugerente belleza, la obra se divide en tres movimientos que transcurren entre lo melódico y la más sutil delicadeza, para pasar a momentos enfáticos, para volver a los más melancólicos. Con majestuoso final concluye este concierto de ejemplar diálogo entre piano y orquesta.

Esta apertura del 40 Festival de Música de Canarias finalizará con la Sinfonía nº 2 de Sibelius. Estrenada en 1903, es una de las más alabadas de las siete que compuso el insigne Jean Sibeluis (Finlandia, 1865-1957) y sin duda una de las obras más populares de todo su repertorio. Considerado uno de los grandes sinfonistas del siglo XX sus composiciones dotaron de sonido e identidad a la música nórdica en general. Tal y como se evidencia en los cuatro movimientos de esta pieza, su música se califica como “orgánica”: aquella que partir de un tema inicial se va transformando, modificando como una forma viva, naciendo, creciendo, reproduciéndose y muriendo de forma natural.

Libro ’40 Festivales’

La publicación, que se presenta con el título ‘40 Festivales’, se remonta a los meses anteriores a la creación de este festival en 1985, cuando Jerónimo Saavedra, siendo presidente del Gobierno de Canarias, encarga al quien fuera luego su director durante veintidós años, Rafael Nebot, la creación de un festival de primer nivel, siendo muy específico en las características que debía tener este gran evento internacional. Un testigo directo, Fausto Bethencourt (Tato), quien formó parte de ese equipo desde sus inicios, lo cuenta en este libro, del que además es coordinador, y que contó también con los recuerdos de Saavedra hasta pocas horas antes de su recientísimo fallecimiento.

En el libro queda patente que todas las orquestas de renombre mundial han pasado por aquí, al igual que directores y solistas. Por mencionar solo algunos, pues la lista es enorme, el público ha podido ser testigo directo de figuras estelares como Lorin Maazel, Vaclav Neumann, Christoph Eschenbach, Yuri Termikánov, Ricardo Muti, Zubin Mehta, Alicia de Larrocha, María Joao Pires, Plácido Domingo, José Carreras, Alfredo Kraus, Daniel Barenboim, las hermanas Labeque, Joaquín Achúcarro, Ton Koopman, Martha Argerich, Juan Diego Flores, Gustavo Dudamel, Penderecki, Volodin, Sokolov, Anne-Sophie Mutter o Lang Lang.

Más de 50 obras de encargo y alguna anécdota

Una de las curiosas anécdotas que se cuentan en el libro sucedía precisamente en el concierto inaugural de la primera edición del festival en 1985, a cargo de un jovencísimo Ivo Pogorelich al piano.  A poco de comenzar, la luz se fue de golpe en el Teatro Pérez Galdós y la sala quedó totalmente a oscuras, con las consiguientes voces de estupor y enfado del público. Protestas que a los pocos segundos fueron bajando de volumen mientras otros espectadores pedían silencio.  Y es que Pogorelich, inalterable, continuaba tocando totalmente a oscuras, sin ver el teclado. En ningún momento había dejado de hacerlo.

La publicación dedica un amplio apartado a relatar el importante papel que ha jugado el festival en la creación de nuevas obras de recorrido internacional. Un aspecto que desgrana Guillermo García-Alcalde, uno de los periodistas que más se implicó siempre con la difusión del festival y que, desgraciadamente, fallecía también hace pocos meses.

En los años que siguieron a la creación del FIMC, este certamen llegó a destacar en el panorama internacional por su afán por contribuir a la creación de nuevas composiciones, por invertir en lo que sería la música del futuro. De hecho, los autores más importantes en esas primeras décadas hicieron piezas que luego estrenaron en el festival canario. En total se contabilizan más de medio centenar de obras creadas a su amparo.

Otra anécdota al hilo de esa singularidad y de la proximidad del centenario de la muerte de Puccini, cabe recordar que el FIMC quiso encargar al mejor compositor italiano del momento, Luciano Berio, escribir el final de la ópera Turandot, que había quedado inconclusa por el inesperado fallecimiento de su autor en 1924. Esta pequeña pieza se estrenó, posteriormente, en la Scala de Milán, en un concierto en el que diez minutos antes de finalizar la ópera, el director deja la batuta, se dirige al público y dice: “¡en este momento murió el maestro!” (Puccini), y continuó interpretando la parte creada por encargo del FIMC.

Palabras de Jerónimo Saavedra

La figura de Jerónimo Saavedra ha estado muy presente en la elaboración de este libro, que cuenta con su firma en uno de los textos introductorios. En estas palabras, probablemente de las últimas que escribió, el “padre” del FIMC indaga en “las razones por las que, a las pocas semanas de ser elegido presidente del Gobierno de Canarias, se me ocurrió crear un festival de música”, y comienza recordando la “digna tradición musical” existente en las islas en la década de 1980.

“Los que padecimos una larga dictadura, teníamos la nece­sidad de soñar e imaginar una sociedad distinta. Desde la infancia, los sueños se concretaban en mí desarrollan­do mi interés por la música”. El gran melómano Saavedra explica cómo al salir de Canarias para formarse le permitió “conocer la democracia y la cultura que se renovaba”.

Con su regreso a Canarias y el desarrollo de su carrera política, trabajó a favor de la construcción de auditorios y la creación del FIMC: «Creo que fue en otoño de 1983 cuando tomé la decisión de crear un festival de música en los meses de invierno, en los que no había ningún otro que pudiera competir. Para su puesta en marcha disponía de la persona idónea: Rafael Nebot. Debía ser en los primeros meses del año de 1985 y suponer un atractivo para el turismo y no solo el de sol y playa”.

“Necesitamos salir, aprender, observar, dialogar, experimentar, perfeccionarnos para, en el momento adecuado, volver y ponernos a disposición del común”, concluye Jerónimo en sus palabras para esta publicación.

Otras iniciativas asociadas al festival

El festival canario ha puesto en marcha también a lo largo de los años diferentes proyectos vinculados al mismo con distintos objetivos. Entre otros, cabe mencionar Música de Cine, Conciertos para Niños, Concierto Popular, El Conciertazo, el Joven Festival, Sigue la Música, Festival en las Islas o En Paralelo. En los últimos años, es el responsable también de la organización del Festival Contemporáneo, que se celebra desde hace tres años en el mes de octubre, previo a la fecha tradicional del FIMC.

En el libro también aparecen las portadas de los libros de las 39 ediciones anteriores, y referencias a otras publicaciones realizadas como la Revista Folía o especiales de cada edición.

A lo largo de su historia, después de Rafael Nebot, se han situado al frente del Festival como directores Juan Mendoza, Candelaria Rodríguez, Nino Díaz y Jorge Perdigón, quien sigue en la actualidad.

Un ejemplar de esta publicación se entregará como obsequio a las personas abonadas al FIMC, y su versión digital estará a disposición de toda la ciudadanía para su descarga en la web www.festivaldecanarias.com.

Popular Articles