BatmanCine & TelevisiónLiteratura

¿QUÉ ES BATMAN? Un resumen de Batman y su «mitología». Por Luis Méndez

Mucho se ha escrito sobre Batman y todo lo que gira en torno a él. Este extremadamente popular personaje de los cómics ha logrado convertirse en todo un icono de la cultura popular moderna. No cabe la menor duda que estamos ante un auténtico fénomeno de masas cuyo éxito trasciende varias generaciones y que a día de hoy no parece querer detenerse. Esto mismo lo confirma el éxito que actualmente está teniendo en taquilla la película The Batman dirigida por Matt Reeves. Ahora bien, ¿quién es Batman? O mejor dicho, ¿qué es Batman?

         Pues Batman es ante todo un personaje de los cómics. Batman es un hombre llamado Bruce Wayne que reside en la ficticia ciudad de Gotham City y se disfraza de murciélago (¿o es al revés?), sobre todo de noche: por un lado, un atípico superhéroe sin superpoderes (miembro fundador de la Liga de la Justicia, a todas estas); por otro lado, en sus andanzas en solitario, un atormentado justiciero con unos ideales muy marcados que se ve capaz de enfrentarse a todo lo que se le ponga por delante, desde un maniaco peligroso conocido como Joker (otro atormentado sin superpoderes, por cierto) que va disfrazado de payaso y que siembra el caos en Gotham (e incluso más allá) hasta si cabe un diós ultrapoderoso como el mismísimo Darkseid. En cuanto a su historia, es bastante conocida ya que nos ha sido contada multitud de veces (cuando todavía era un niño, saliendo de un cine, Bruce vio cómo un atracador mató en un callejón a sus padres Thomas y Martha Wayne… ) Y el resto es silencio.

Batman fue creado por dos americanos, Bob Kane y Bill Finger, en 1938, tan solo un año después de Superman, y su primera aparición fue en el número 27 de la revista en formato cómic Detective Comics, cabecera perteneciente a la editorial DC Comics en la que encontramos otros sonados personajes como Wonder Woman, Flash, Green Lantern, Aquaman, Shazam, Swamp Thing, Green Arrow, o el ya citado Superman. Las influencias son diversas, pero podríamos mencionar principalmente a El Zorro, Sherlock Holmes, La Pimpinela Escarlata, The Phantom, The Shadow y Dick Tracy, así como los relatos de Edgar Allan Poe, unos bocetos de Leonardo DaVinci, y una película titulada The Bat Whispers (1930).

         Murciélago, heroicidad, experto en combate, padres asesinados, huérfano, empresario, playboy, filántropo, el mejor detective del mundo, artilugios, coche, mansión, inteligente, rico, depresivo, venganza, liderazgo, miedo, intimidación, locura, caballero, noche, oscuridad, gótico, gárgolas, lápidas,… son todos ellos sustantivos y adjetivos descriptivos que se incluyen dentro de un amplio léxico que enseguida nos viene a la mente cuando pensamos en Batman y su ‘mitología’. Podríamos añadir a esto que es un personaje que, dentro de lo que cabe, destaca por ser multifacético y que da la impresión de estar en evolución constante. Toda esta amalgama de cosas parece que nos mola bastante a más de uno ya que, como es bien sabido, estamos ante un personaje que lleva mucho tiempo resultando ser muy atractivo para millones de personas, lectores de cómics y cinéfilos, de todas las edades, y entre ellos se encuentra vuestro humilde servidor.

Se podría decir que Batman logró afianzarse en lo más alto sobre todo a partir de la así apodada ‘Batmanía’ que se vivió en 1989 y que surgió a raíz de la película Batman dirigida por Tim Burton. El éxito fue tal que la producción cinematográfica resultó ser la más taquillera de ese año. Luego la popularidad de Batman quedó afianzada con su secuela, Batman Returns, y con la exitosa y aclamada Batman: la serie animada, que contó con la voz original de Kevin Conroy para Batman y de Mark Hamill (Luke Skywalker en las películas de Star Wars) para su más destacado enemigo, el Joker. Aunque, para ser sincero, un par de décadas antes ya se había producido un desmadre similar en Norteamérica gracias a la colorida serie TV Batman (1966-69) de estilo ‘camp’. Wham! Kapow! Zap! Esta serie estaba protagonizada por Adam West (como Batman) y Burt Ward (en el papel de su joven ayudante, Robin); un producto televisivo que contó con tres temporadas, en el que salía un batmóvil espectacular, se turnaban una multitud de villanos (Joker, Catwoman, Pingüino, Acertijo, Mr. Freeze, Rey Tut, Cabeza de Huevo, El Sombrerero Loco,…) y que dio lugar a la aparición de Batgirl. Y también ha pasado a la historia como un producto sujeto a mofas debido a su estilo particular (aunque intencional, ojo) pero no obstante fue una serie televisiva muy exitosa y a día de hoy sigue siendo recordada con bastante cariño (cosa que no les ocurrió a Batman Forever y sobre todo Batman y Robin, dos películas que infructuosamente quisieron imitar el estilo de esa serie pero con un coste de producción muy superior). Batman es, desde luego, un elemento clave dentro de lo que ha llevado Batman a convertirse en un icono pop.

        Desde entonces, hemos podido ver la sombra alargada del hombre murciélago en algunos populares videojuegos, como la revolucionaria colección Batman: Arkham,  así como en revistas y libros, y sobre todo a través de una alta cantidad de juguetes y merchandising de todo tipo (nota: como buen ejemplo de ello, ningun otro personaje tiene tal variedad de Funko Pops como Batman). Y es que al igual que sucede con Star Wars o Harry Potter, se busca hacer caja sacando tajada de la atractiva y particular estética del personaje. Y para ello se tira también de su abultada galería de villanos (Joker, Harley Quinn, el Pingüino, Acertijo, Ras al Ghul, Bane, Dos Caras, Espantapájaros, Mr. Freeze, Hiedra Venenosa, Killer Croc, Máscara Negra, el Ventrilocuo, el Sombrerero Loco, Clayface, Deadshot, el Batman que ríe, la Corte de los búhos, Hugo Strange, Man-Bat, Hush, Lady Shiva, Zsazs, Deathstroke, Falcone, Maroni, Bat-mito,…), sus varios colaboradores (Nightwing, Batgirl, Alfred Pennyworth, Lucius Fox, James Gordon, Renée Montoya, Crispy Allen, Harvey Bullock, el Gotham City Police Department, Capucha Roja, Azrael, la Cazadora, Batwoman, los Outsiders,…), o su cuota de intereses amorosos (Catwoman, Talia al Ghul, Vicky Vale,…). Y cuando hablamos de Batman es casi imposible no mencionar a su fiel ‘sidekick’ Robin, pero la cosa está en que no hay un solo Robin: Dick Grayson (el primero, de familia circense, y futuro Nightwing), Jason Todd (el problemático), Tim Drake (futuro Red Robin), Damian Wayne (el hijo de Bruce y Talia al Ghul, y nieto de Ras al Ghul), Carrie Kelley (la chica pelirroja),…  todos ellos han sido Robin. Y con Batman también hay que mencionar a sus variopintos modelos de batmóvil, y otros vehículos, su batcueva, su batcinturón amarillo (o marrón, según el autor de turno), sus batarangs, y un sinfín de artilugios diversos (en el que se incluye un bat-repelente de tiburones), y luego su atractiva y algo peculiar ciudad de arquitectura gótica con gárgolas, Gotham City, donde se hallan la torre y la mansión Wayne, la comisaría de policía de Gotham y la bat-señal, el callejón Crime Alley, la cárcel de Blackgate y el manicomio Arkham Asylum.

         Cabe mencionar que a lo largo de sus más de ochenta años de existencia, que se dice pronto, Batman ha acabado moldeándose a los caprichos de cualquiera de los autores de turno que han entrado en contacto con él. En varias ocasiones estos guionistas y dibujantes han producido algunas de las consideradas como tal mejores historias de cómics que se hayan hecho como Batman: el regreso del caballero oscuro, La broma asesina, Silencio, El largo Halloween, Victoria Oscura, El hombre que ríe, Una muerte en la familia, Knightfall, JLA: Torre de Babel, Batman: Año Uno, Asilo Arkham, Tierra de nadie, La corte de los búhos, etc.

         Hay versiones pues de todo tipo, más oscuros y menos oscuros, más violentos y más ‘family-friendly’, más realistas y más fantasiosos,… empezando por la versión original, es decir, la de los propios creadores del personaje, Bob Kane y Bill Finger, que por cierto bebe mucho de la novela negra, muy en voga en aquellos años 30, de ese mundo de criminales y mafiosos que en ese sentido lo aproxima, por poner un ejemplo, a Dick Tracy. También están los Batman dibujados o guionizados por Dick Sprang, Curt Swan, Neil Adams, Steve Englehart, Dennis O’Neill, Carmine Infantino, José-Luis García López, Frank Miller, Alan Moore, Chuck Dixon, Ed Brubaker, Darwyn Cooke, Keith Giffen, Alex Ross, Alan Davis, Jim Aparo, Jim Starlin, Bruce Timm, George Pérez, Francesco Francavilla, Jim Lee, David Mazzuchelli, Norman Breyfogle, Mike Mignola, Jeff Loeb, Tim Sale, Brian Bolland, Ed Brubaker, Grant Morrison, Scott Snyder, Greg Capullo, o más recientemente Tom King, y que no son más que algunos de los nombres que nos pueden aparecer en una larga lista de reputados autores de cómic que en algún momento consiguieron trabajar con dicho personaje y darle en mayor o menor medida un enfoque singular, a veces bastante personal, al mismo.

         Además de Detective Comics y Batman, Batman ha protagonizado varias otras series de DC Comics, entre ellas destacan World’s Finest (junto a Superman), Justice League of America (compartiendo protagonismo con otros superhéroes de DC), Batman: the Brave and the Bold, Legends of the Dark Knight, Shadow of the Bat, y Batman and the Outsiders, a lo que se suma innumerables apariciones en varios otros títulos de la editorial.Por último, decir como dato curioso que Batman tiene incluso algunos cómics en formato manga.

Este eclectismo también se puede ver en una colección de seriales de los años 40, la ya comentada serie Batman de los años sesenta, un puñado de series animadas (destacando aquí la muy aclamada Batman: la serie animada, The Batman,  Batman: the Brave and the Bold, y Batman Beyond) y en varios largometrajes en formato de animación (incluyendo La máscara del fantasma, La broma asesina, e incluso unapelícula versión Lego, La Lego Batman película, que gozó de una buena acogida), y luego sobre todo en la gran pantalla en hasta once filmes distintos protagonizados por el hombre murciélago dirigidos sucesivamente por Leslie H. Martinson (Batman, vinculada con la serie de televisión sesentera), Tim Burton (las góticas y comiqueras Batman y Batman Returns; tambiénautor de Ed Wood, La pesadilla antes de Navidad, Eduardo Manostijeras, Sleepy Hollow, Big Fish,…), Joel Schumacher (las denostadas Batman Forever y Batman y Robin;también autor de Un día de furia, The Lost Boys,…), Christopher Nolan (la aclamada e hiperrealista trilogía del Caballero Oscuro [Batman Begins, El caballero oscuro, La leyenda renace]; también autor de El truco final, Orígen, Interstellar, Dunkerque, Tenet,…), Zack Snyder (las divisivas Batman v Superman y La liga de la justicia; también autor de Watchmen, 300,…) y por último Matt Reeves (la detectivesca The Batman; también autor de Cloverfield, Amanecer del planeta de los simios,…) que es en quien la productora Warner Brothers ha depositado su confianza para llevar a cabo una nueva versión de Batman que se ha estrenado en los cines en marzo de 2022 y que tiene a Robert Pattinson en el papel protagonista. A todo esto podemos sumar que dos de sus más conocidos archienemigos, Catwoman y Joker, han contado con sus propias películas, homónimas, y que Harley Quinn protagonizó Aves de Presa, mientras que algunos de los ayudantes de Batman, el comisario James Gordon (Gotham), el mayordomo Alfred Pennyworth (Pennyworth), Dick Grayson (Titans) y Batwoman (Batwoman), han podido protagonizar de forma aislada series de televisión; y ya como remate, se prevee que se estrene en 2022 una película de Batgirl y una serie TV del Pinguino.

Si bien Batman ha podido muchas veces contar con grandes directores de cine para sus películas, también estas han estado a menudo nutridas de buenos actores ofreciendo muy dignas actuaciones. Asimismo, cabe a continuación enumerar los actores a quienes previo a Robert Pattinson les ha caído el peso de llevar el traje de Batman con mejor o peor fortuna: ellos son Lewis Wilson y Robert Lowery, en los seriales de los años 40; el ya mencionado Adam West, en la serie TV de los 60; Michael Keaton, en Batman y Batman Returns (sumándose apariciones en dos películas venideras); Val Kilmer, en Batman Forever; George Clooney, en Batman y Robin; Christian Bale, en la trilogía del Caballero Oscuro; David Malouf, en la serie Gotham; y Ben Affleck en Batman v Superman y Liga de la Justicia (además de un cameo en Escuadrón Suicida). Dante Pereira-Olson interpretó a un joven Bruce Wayne en una escena de Joker mientras que Iain Glen hace de un Bruce Wayne mayor en Titanes. Algunas de las actuaciones más destacadas han sido las de Jack Nicholson (Joker), Danny DeVitto (Pingüino), Michelle Pfeiffer (Catwoman), Michael Gough (Alfred), Gary Oldman (Gordon), Michael Caine (Alfred), Morgan Freeman (Lucius Fox), Cillian Murphy (Espantapájaros), Tom Hardy (Bane), Anne Hathaway (Catwoman), Joseph Gordon-Levitt (Blake), Robin Lord Taylor (Pingüino), Margot Robbie (Harley Quinn), Paul Dano (Acertijo), Zoë Kravitz (Catwoman), y Colin Farrell (Pingüino). Eso sí, las actuaciones más espectaculares han seguramente sido las de Heath Ledger y Joaquín Phoenix, ambos interpretando al Joker y ambos ganadores de un Oscar por ello. 

Y ya como último punto a todo lo dicho, no está de más comentar, aunque sea solo muy por encima, ‘la música de Batman’, porque otra de las cosas que han contribuído a engrandecer al personaje a su manera ha sido la aportación musical de diferentes artistas, y entre ellos merecen ser citados Neal Hefti (autor de la archiconocida ♫♪♪ na-na-na-na-na-na ♫♪♪  sintonía de la serie TV de los sesenta), Danny Elfman (en Batman, Batman Returns y Batman: la serie animada), Hans Zimmer (junto a James Newton-Howard en la trilogía del Caballero Oscuro dirigida por Chrisopher Nolan y con Junkie XL Batman v Superman), y ahora Michael Giacchino (en The Batman). También han aportado su grano de arena varios artistas musicales con algún single como es el caso de U2 (“Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me”), Seal (“Kiss from a Rose”), Smashing Pumpkins (“The End Is the Beginning Is the End”), y sobre todo Prince (“Batdance” y bso de Batman).

         En definitiva, tanto en las páginas de los cómics como en otros medios, Batman se caracteriza por ser capaz de reinventarse de forma exitosa cada cierto tiempo sin por ello perder la esencia de lo que lo define, tanto en el plano estético como en torno a otro tipo de atributos, incluyendo su marcada personalidad.

Queda claro que Batman ha saltado de las páginas de los cómics a la pequeña y a la gran pantalla para convertirse en un icono simpar de nuestra cultura popular moderna. Este permanente estado de gracia del que goza desde su creación hasta hoy en día posiblemente explique que esté considerado como el personaje de cómic más popular, por lo que su logo (el clásico murciélago sobre fondo amarillo ovalado) resulta ser casi tan reconocible como, no es ninguna exageración, los de las marcas Coca-Cola, McDonald’s,Volkswagen, Adidas, Heineken o Apple. De ahí que no es raro ver a alguien por la calle llevando una camiseta o una gorra de Batman. Y es que Batman es mucho Batman.

         Esto solo ha sido un vuelo por encima… ¡Larga vida al murciélago!

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Batman