Entrevistas y ReportajesMúsicaReportajes

Crónica: Peñón Rock 2021


«Bienvenidos a la resistencia cultural»


Que no me vengan con historias. El Rock and Roll sigue vivo y coleando. El pueblo llano tiene hambre de música. La de verdad. Se veía venir. Tras año y medio inmersos en la nueva realidad, la proclama de Loquillo que encabeza este texto, es incontestables. Somos pocos pero inmensos. E intensos. Una minoría absoluta que se multiplicó el pasado viernes en el Puerto de la Cruz. A las siete empezaba el festival, el peñón que, debido a la afluencia, se traslada desde el estadio homónimo hasta la explanada, donde se celebra el Phe. Con el crepúsculo, suenan las primeras guitarras afiliadas…son los poderosos Foxy Mammals, que pelean como jabatos con un Blues Rock contundente, que bucea en los 70, y nos pone las pilas. De raíces inglesas, francesas y Canarias, esta banda es uno de los secretos mejor guardados de este estado. Suenan como un cañón, pero el público aún está merendando o en los puestos de Merchandising. Se merecen un cartel más acorde y un horario más estelar. Cae la noche y Los Coquillos salen a escena, abriendo con La cabra en la legión. Cuanta emoción en la prisión provincial, es el grito de guerra para que los hermanos Cedres descarguen su repertorio de hits. Nostalgia y buen hacer, con buen rollo y tramo final epatante: Si, si, si, Bañate en las Canteras y Borracho hasta el amanecer; perfecto precalentamiento para lo que estaba por venir.

Con ritmo de percusión a lo Bob Didley, da comienzo el show del Loco. La multitud ya se congrega, y los asientos se llenan. Entran sin piedad. Las cantinas se vacían, mientras suenan estrenos como Creo en ti o El último clásico. La banda sigue en plena forma, con un nuevo guitarrista y batería. La escudería formada por Josu García e Igor Paskual sigue imbatible. Pocas formaciones en directo se le pueden comparar, y cuando suena El rompeolas, la gente es incapaz de permanecer sentada. Recuerdos a Halliday y Belmondo, antes de Cruzando el paraíso, ante un público entregado, y, a partir de ahí, sucesión de clásicos: desde la versión remozada de La mafia del baile, hasta la recuperación de Rey del Glam, con Gary Glitter y Roxy Music en la recámara. Loquillo recuerda que La Mataré fue pionera en hablar del problema de la violencia de género» por si hay algún ignorante en la sala». Con Carne para Linda, se interna en el público de a pie, bajando del escenario. El ritmo del garaje y Feo, fuerte y formal, se codean con los míticos covers de Brassens y Johnny Cash, La mala reputación y El hombre de Negro; para cerrar, por todo lo alto, con ese himno del rock español, que viene a ser Cadillac Solitario…el listón estaba muy muy alto.

El porqué le tocó cerrar a Los Celtas Cortos después de el del Clot, entra en los misterios sin resolver, que provocó polémica y desconcierto entre los asistentes, al cotejar el orden del cartel. En cualquier caso, los de Pucela lo tenían difícil y resolvieron la papeleta como pudieron. Suenan ecos de La ley de la frontera, aquella banda sonora que compusieron hace casi tres décadas, para dar paso a nuevas y viejas canciones entrelazadas. Suena El emigrante, y muchos de los que se habían ido a cenar, vuelven al recinto. Un visiblemente contento Jesús Cifuentes y Goyo Yeves son los únicos miembros fundadores que quedan..de guachinches venían , pero la ejecución en directo no se resintió, si exceptuamos los speechs introductorios del Cifu, entre el humor, el activismo, la solidaridad y el desparpajo más hilarante. Todo se olvida cuando suena La Senda del Tiempo, incunable se su set list, que aún sigue poniendo los pelos de punta. Presentan Silencio o Mañana sale el sol, temas de nueva hornada, para encarar una recta final apabullante: Retales de mi vida, Tranquilo Majete, 20 de abril y No nos podrán parar, con José Sendino a las seis cuerdas, dándolo todo. Antes nos habían hecho pasar por El Túnel de las delicias, entre otros instrumentales. Eficiencia y energía…pero venían después del Loco, y eso, en vivo, pasa factura. De cualquier manera, un espectáculo de altísimo nivel, que nos vuelve a poner en el buen camino, y con ganas de más. Salud y Rock and Roll!

Crónica y fotografías de Adrián Gómez

What's your reaction?

Excited
0
Happy
1
In Love
2
Not Sure
0
Silly
1

You may also like