jueves, julio 18, 2024

La Filmoteca CajaCanarias estrena 2024 con un ciclo dedicado a los comienzos de Steven Spielberg

El Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife acogerá la proyección de El diablo sobre ruedasLoca evasión y 1941: una auténtica locura los días 8, 15 y 22 de enero, respectivamente. La entrada será libre hasta completar aforo. Toda la información se encuentra disponible en www.cajacanarias.com

La Fundación CajaCanarias estrena un nuevo año de cine con un ciclo dedicado a los comienzos de uno de los mejores y más relevantes directores de la reciente historia del séptimo arte: Steven Spielberg. Una oportunidad de oro para descubrir en la gran pantalla algunos de sus títulos menos conocidos, pero indispensables. Así, la Filmoteca CajaCanarias proyectará, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, El diablo sobre ruedas (1971); Loca evasión (1974) y 1941: una auténtica locura (1979) los días 8, 15 y 22 de enero, respectivamente. Las sesiones comenzarán a las 19:00 horas y la entrada será gratuita hasta completar aforo. Toda la información se encuentra disponible en www.cajacanarias.com

Steven Spielberg es, para el público en general, el director de cine más famoso de todos los tiempos. Su fama trasciende considerablemente al conocimiento sobre cine. En 1990, la revista Hollywood Reporter hizo un estudio entre profesionales de la industria para determinar quién era el director de cine más rentable de la historia. Sobre una valoración máxima de 100 puntos, Steven Spielberg obtuvo 98. Y es que su segundo y tercer largometraje para el cine, Tiburón (1974) y Encuentros en la Tercera Fase (1977), respectivamente, cambiaron la concepción del cine como máquina de amasar fortunas. Sin ir más lejos, Tiburón fue el primer blockbuster del verano y uno de los primeros en ser distribuido masivamente en salas de cine de todo el país. Los años 80 trajeron algunas de las películas más taquilleras de la historia, como ET el Extraterrestre (1982), junto a algún intento de obtener cierta respetabilidad artística. Los años 90, además de un blockbuster de la talla de Parque Jurásico (1993), que inauguró una saga que perdura hasta el presente, alumbraron el merecido reconocimiento de la industria y sus dos Oscar como mejor director. Después de La Lista de Schindler (1993) y de Salvar al Soldado Ryan (1997), poca gente dudó de que nos hallábamos ante un maestro del cine. El nuevo milenio ha proporcionado obras de auténtica madurez firmadas por Spielberg, en diversos contextos históricos y sociales, que relatan expresa o sutilmente no pocos aspectos del mundo diverso y global con una lucidez fuera de lo común. Así, filmes como Munich (2007); Lincoln (2012) o Los Papeles del Pentágono (2018) hablan por sí mismos y dialogan con la actualidad más candente.

Pero antes de todos estos éxitos incuestionables y tras realizar algunas películas con una cámara casera de Super-8 inmortalizando las salidas familiares, realizando, produciendo, montando y encargándose de la pista de sonido de algunos mediometrajes y largos que apuntaban una vocación imparable, un joven Spielberg se encontraba estudiando cine y entrando a trabajar en los estudios Universal donde, de niño, se había colado más de una vez. La televisión fue su primer campo de batalla a nivel enteramente profesional, trabajando durante siete años para Universal Television. Esos iniciáticos pasos del cineasta de Cincinnati, que ya apuntalaban unos cimientos sólidos, impresionaron a los actores, a los realizadores y a los técnicos en general de la década de los 70. Así, los tres largometrajes que protagonizan el ciclo de enero de la Filmoteca CajaCanarias responderán a muchas de las claves de su cine actual, tanto a nivel de narración y experimentación técnica como respecto al contenido de sus historias. De este modo, el espectador podrá acompañar a héroes cotidianos del día a día realizando proezas extraordinarias (El diablo sobre ruedas); a una familia desestructurada que busca su lugar en una sociedad cada vez más cruel (Loca evasión) y, finalmente, dejarse fascinar por una mirada única a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, de los años 40 del siglo XX y de la historia de la aviación (1941: Una auténtica locura). El germen de un talento tras la cámara que se repetirá incesantemente a lo largo de una carrera que ronda seis décadas creando algunas de las imágenes del imaginario colectivo del siglo XX y del actual milenio.

El ciclo Steven Spielberg. Los comienzos empezará este lunes, 8 de enero, con la proyección de El diablo sobre ruedas, en la que David Mann (Dennis Weaver), un hombre de negocios de clase media, está a punto de tener el peor día de su vida. Conduciendo por desoladas carreteras cerca de México, se encuentra con un oxidado, arcaico y siniestro camión cisterna que no le pondrá las cosas fáciles. El desafío en el asfalto está servido. Emmy a la mejor edición de sonido y nominación para la mejor fotografía, logró también una nominación al Globo de Oro al mejor telefilme.

El lunes 15 será el turno de Loca evasión, cuyo guion fue galardonado en el festival de Cannes, siendo uno de los filmes que optaron al palmarés a la mejor película de la competición.En esta película, un joven presidiario (William Atherton), con la ayuda de su joven esposa (Goldie Hawn), se fuga de la prisión en la que está confinado con el propósito de ir a recuperar al bebé, hijo de ambos, entregado por el Estado a una familia de acogida. La repercusión del propósito tendrá eco en las noticias nacionales.

El ciclo se cerrará con 1941: una auténtica locura el lunes 22 de enero.Con tres nominaciones a los premios Oscar de 1979 (fotografía, sonido y efectos visuales). La película se desarrolla unos días después del ataque japonés a la base estadounidense de Pearl Harbor, en los que los habitantes de la costa de California entran en histeria colectiva cuando se avista un submarino japonés un tanto desubicado. Las navidades de 1941 se acercan y el fervor patriótico y belicista se entremezcla con las ganas de diversión de los más jóvenes.

Popular Articles