miércoles, junio 19, 2024

«La hija eterna»: Tilda Swinton se duplica en una historia de fantasmas. Estreno el 18 de agosto en Filmin

Tilda Swinton interpreta a una mujer anciana y a su hija en esta mezcla de drama psicológico y cuento gótico con el que Joanna Hogg («The Souvenir») cambia de registro para consolidarse como una de las cineastas europeas del momento.

Filmin estrena, el próximo viernes 18 de agosto, en exclusiva en plataformas digitales, la película «La hija eterna», dirigida por Joanna Hogg («The Souvenir») y protagonizada por Tlda Swinton, quien en un doble papel interpreta a la madre y a la hija protagonistas de la historia. La película se estrenó mundialmente en el Festival de Venecia, y también pasó por la sección oficial del Festival de Sevilla antes de su estreno en salas, de la mano de Filmin y Elastica, el pasado mes de mayo.


«La hija eterna» narra la historia de Rosalind y Julie, una mujer anciana y su hija que van a pasar un fin de semana a un hotel en Gales que tiene relación con la historia de su familia. Al llegar a Moel Famau, un lugar envuelto en sombras y niebla donde el pasado parece seguir en el presente, ambas se ven sumergidas en una serie de acontecimientos desorientadores que acabarán por revelar la complejidad de los lazos que las unen. Pese a abrazar sin complejos los códigos del cine de terror, la película es una especie de exorcismo en el que la directora y Tilda Swinton han volcado mucho de su relación con sus propias madres. «Nuestras conversaciones durante el rodaje eran la continuación de otras que ya habíamos mantenido durante años en torno a la relación con nuestras madres. Fue una experiencia tremendamente emocional y cuesta mucho expresarla con palabras», explica Hogg. «Nos lanzamos de cabeza en un intento de llegar donde más duele», añade Swinton.


Martin Scorsese, productor ejecutivo de la película, recomendó a Joanna Hogg leer algunas historias de fantasmas escritas por Henry James, un experto en desarrollar los mecanismos del miedo en ambientes realistas. También le recomendó el cuento “They», de Rudyard Kipling. La directora cita además dos películas que le influyeron a la hora de afrontar el proyecto: «Suspense», de Jack Clayton y «La noche del demonio», de Jacques Tourneur (ambas disponibles en Filmin).


Uno de los aspectos más llamativos de la película es el doble papel que interpreta Tilda Swinton. No es la primera vez que la actriz encarna a varios personajes en una misma película, ya que en «Orlando», de Sally Potter, una película basada en una novela de Virginia Woolf, su personaje pasaba por diversos siglos e incluso cambiaba de género. Joanna Hogg explica cómo afrontaron ambas el desafío: «Antes del rodaje nos planteamos cómo conseguir que funcionara a nivel práctico sin que fuera agotador para Tilda. Pero estaba tan entusiasmada con la idea de hacer los dos papeles que su energía no parecía agotarse nunca. Me asombró su increíble habilidad construyendo dos maneras de hablar totalmente dif-rentes. En la sala de montaje había momentos en que llegué a pensar que eran dos actrices distintas”, concluye la directora.

Fotograma cedido por Filmin

Popular Articles