viernes, abril 19, 2024

Madame Web: La mejor cura para el insomnio. Por Electrum

La asombrosa aventura cinematográfica de Madame Web, oh, qué sarcástico y trágico espectáculo nos ha brindado Sony Pictures. Uno podría pensar que con todo el poder de Marvel a su disposición, estarían destinados a crear un éxito; sin embargo, han logrado todo lo contrario. Cassandra Webb, la joven paramédica con supuestas habilidades clarividentes, se convierte en una caricatura de sí misma en esta desafortunada película dirigida por S.J. Clarkson.

La trama, si se le puede llamar así, parece sacada de los archivos más oscuros de las películas de superhéroes de principios de los 2000. ¡Oh, qué nostalgia! Pero, ¿nostalgia de qué, exactamente? De una era en la que los efectos especiales eran rudimentarios y las líneas de diálogo podrían competir con un manual de instrucciones para tostadoras. Madame Web nos ofrece una perspectiva tan nueva de los personajes de Marvel que uno podría preguntarse si los guionistas han viajado en el tiempo desde 2003 para entregarnos esta joya deslucida. ¡Si Madame Web te atrapa en su telaraña, reza por una muerte rápida!

Sony, conocido por sus exitosas películas de Marvel en el pasado, nos tenía mal acostumbrados con sus producciones de calidad. Pero Madame Web es simplemente su peor versión hasta la fecha. No sorprende que incluso los fans más acérrimos se sientan estafados después de gastar una fortuna en entradas, transporte y bocadillos. Como diría alguien sabiamente: «Sony nos tenía acostumbrados a sus buenas películas de Marvel, pero esta película ha sido su peor versión, no sé cómo van a poder levantar cabeza después de este desastre». «La próxima vez me ahorro los 23€ que me gasté entre la entrada, transporte, palomitas y refresco y me siento a tomar un par de cervezas en alguna de las buenas terrazas de Chamberí».

La actuación de Dakota Johnson, bendita sea su habilidad para la comedia, es el único rayo de luz en esta oscuridad cinematográfica. Su sarcasmo genuino intenta desesperadamente animar una trama que se tambalea como un borracho en una fiesta de fin de año. Los destellos de promesa del trío de mujeres jóvenes que Cassie intenta salvar son eclipsados por una dirección desinteresada que parece más interesada en enterrar cualquier posibilidad de emoción o conexión con los personajes.

Madame Web se siente como un intento barato de replicar el éxito del Doctor Strange, pero fracasa estrepitosamente en todos los niveles. ¿Qué era esa secuencia de acción con «Toxic» de Britney Spears? ¿Una bofetada desesperada para mantener al público despierto? Y ni siquiera hablemos de la desconcertante asociación entre un profesional médico y un grupo de jóvenes que ni siquiera llegan a desarrollar sus poderes.

En resumen, Madame Web es una decepción monumental. Con un elenco desperdiciado, una trama deshilachada y un tono tan inconsistente como el clima de Londres en primavera, es una experiencia que uno preferiría olvidar tan pronto como sale del cine. Que Sony se atreva a levantar la cabeza después de este desastre es un misterio digno de la mismísima Madame Web.

Madame Web: Una película para niños que no gustará ni a los niños

Soy Electrum…

Soy Electrum, el crítico de cine más sincero y sin pelos en la lengua desde Madrid. Series, videojuegos o películas, no importa; si no me convence, lo diré sin miedo. Las críticas no me asustan, solo me motivan a ser aún más contundente.

Popular Articles