jueves, junio 13, 2024

Marionetas del Universo. Por Juan Antonio Gómez

El universo es absolutamente maravilloso, tan inmenso que no somos capaces de hacernos una imagen de lo infinitamente grandioso que puede llegar a ser. Una hormiga que vive dedicada a su hormiguero (Sociedad) y a su Reina (Élites gobernantes) no tendrá conocimiento más que de su entorno, y por esa razón, se está perdiendo conocer un universo infinito.

Creo, desde mi pequeño punto de vista, que hemos vivido durante muchísimo tiempo en una mentira gestada y organizada por todas las personas que están en las élites, y han creado una serie de universos que giran a nuestro alrededor, de los cuales no tenemos ningún conocimiento más que el que ellos mismos nos quieren enseñar, dar o mostrar… a al que muchos expresan agradecimiento.

Sin ir más lejos, toda la Historia del ser humano se ha transmitido siempre desde el punto de vista único que haya interesado en cada momento.

Desgraciadamente, la tecnología actual ayuda mucho a cualquier tipo de organización, a manipular toda la información que quieran ocultarnos. Somos muchísimo más manejables viviendo en el desconocimiento que en conocimiento de las cosas, al cual tenemos derecho, pero algunas personas de las élites siempre han pensado que una población baja en conocimiento, cultura y  habilidades es más fácil de controlar para que no se salga del camino establecido.

“Los grupos políticos, religiosos o económicos tienen entre sus objetivos el control de la masa, que es más fácil que el control del individuo. La manipulación comienza por una relación emocional, un estado en el que parece que se comparten ideas políticas, religiosas o instrumentales, intereses culturales, económicos, lúdicos o sociales. En la relación de manipulación existe una parte activa, el manipulador, y otra pasiva, el destinatario objeto de la manipulación, la masa. Pero es indispensable un tercer elemento, que es el medio. No todos los ambientes son propicios para ejercer la manipulación y lograr los objetivos propuestos, por lo que la psicología de masas tiene en consideración que el individuo es de naturaleza social, que tiene tendencia a reproducir las acciones del resto del grupo y es débil ante una idea o situación dominante.”                                                                   

FUENTE: FACUA

¿Cuál es el camino establecido?  Esta pregunta es dificilísima de contestar, simple y llanamente, porque el camino no lo establecemos nosotros,  las personas de a pie, sino las que están arriba y manejan todo el entramado organizativo de nuestro mundo, Iglesia, Política, Organizaciones comerciales, Organizaciones supranacionales, Sociedades económicas, etc.

¿Cómo hacer frente a esta manipulación? Otra pregunta difícil ya que entre nosotros mismos hay una gran divergencia de necesidades e intereses que en muchos casos requieren una gran voluntad y generosidad para ser resueltos, aunque la mayor parte de las veces acaba en una solución negativa.  Se nos ha enseñado muy bien desde el principio, a través de dogmas, que si no cumplimos con lo establecido nos hacen sentir o nos convierten en personas molestas para el sistema, y el propio sistema nos expulsa y ahí sí que estamos bien jorobados, fuera no somos nadie.

¿Podemos en algún momento despojarnos de esa manipulación? Otra pregunta de difícil respuesta,  y es que eso depende de nosotros claro, de nuestras necesidades  de conocimiento y también de nuestras ganas de libertad. 

Libertad no implica libertinaje, pero sí va ligada al hecho social de que formamos un grupo en el que somos eslabones de una cadena, si esta se rompe o entra en conflicto es cuando aparecen lo que hoy llamamos populismos y radicalismos y en nuestra sociedad dependemos de una armonía para que todo el engranaje funcione correctamente… Pero ¿Queremos que todo funcione bien por encima de nuestros intereses personales?

Si en algún momento llegamos a la conclusión de que no estamos cerca del conocimiento absoluto de nuestra sociedad y somos capaces de aceptar que Todos estamos sometidos a la manipulación que ha generado este sistema, será un avance dentro de nuestro intento por buscar respuestas. Teniendo en cuenta esto, si permitimos y damos permiso para que se produzca, somos nosotros los que podemos terminar con ello, pero… ¿Nos interesa?

El mundo no va a cambiar porque yo exprese este tipo de reflexiones, pero me sirve para recordar que no sabemos casi nada.

“Solo sé que no sé nada” o «solo sé que nada sé» es una famosa frase atribuida al filósofo griego Sócrates (470-399 a. de C.), en la que expresa que es consciente de su propia ignorancia.

(C) JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ 2024

Popular Articles