Sign in / Join

Adrián Gómez opina sobre la película

«Los cómics no tienen validez histórica», espeta uno de los personajes de la película, curiosa reflexión en un film que intenta dignificar el noveno arte, dándole esa pátina de trascendencia y solemnidad que su director ya cumplió con creces en»El protegido «(2000). M.Night Shyamalan nos entregó la también magnífica «Múltiple» (2016) hace dos años, pycho-thriller sorprendente con final spin-off, llegando a este «Glass» (2018) donde remata su trilogía secreta

Don Cristal es la clave del asunto, en un juego de muñecas rusas tan bien hilvanado, que se desmarca con ventaja de la cartelera superheroica acomodaticia y formularios. Con el género en plena crisis creativa, y prácticamente muerto desde Deadpool (cuando llega la sátira, estas muerto), el director vuelve a los orígenes y nos ofrece este Sin Perdón, con súper seres dudosos de serlo, villanos ambiguos y verosímiles, héroes crepusculares, sociedades secretas y nacimientos programados…el origen de todo se fragua y se fundamenta, al igual que el hilo del film, en la extraordinaria composición de Samuel L. Jackson.

Da gusto ver a Bruce Willis en un producto de serie A, desde la también muy digna Looper, y Mcavoy está brillante como siempre. Toma peso el hijo de Willis, (Spencer Treat Johnson), pero sé desperdicia el talento de Ana Taylor Jory, coprotagonista de la anterior y el personaje de la madre de Elijah (Jackson), así como el de Sarah Paulson, se tornan piezas clave en la trama.

Pero la verdadera mente maestra es el que da nombre al filme, amo de títeres y fiel creyente de la viñeta, del superhombre y de su Némesis, de que el fin fundamenta los hechos, jugando con trenes de verdad y descarrilando vidas para su plan definitivo. Atención a ese clímax mediático e inevitable, y a ese fabuloso travelling de su autor, un tipo que maneja el encuadre panorámico como pocos. Una verdadera sorpresa navideña tardía, que nada tiene que ver(afortunadamente)con despropósitos comercialoides prefabricados.

Aquí hay trama y personajes y hay cine y cómic del bueno. Una oda a un género cinematográfico en franca decadencia. Desde Nolan, lo mejor de la materia… y la más sería, prácticamente desde… El protegido. ¡No se la pierdan!

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Accesibilidad