Cine & TelevisiónCríticas de cine & series

Avatar: El sentido del agua. Por Luis Méndez

No me pareció mala, ni mucho menos tediosa, como he leído por ahí, pero tampoco puedo decir que sea un producto excepcional, más allá de lo que atiene a cuestiones técnicas. No obstante, que conste que el cine es primordialmente un arte visual donde la mayoría de la gente va de un modo u otro a evadirse un rato. 

La peli, como todos sabemos, tiene un desorbitante coste de producción que halla su justificación precisamente en un gran trabajo técnico palpable a la vista, el cual sin embargo he de decir parece haberse hecho a expensas del resto. Y he aquí su mayor pega. En resumen, se trata de una secuela correcta, entretenida, visualmente agradable, pero sin más. 

Esta peli de ciencia-ficción  dirigida por James Cameron tiene 3 horas de metraje que podemos dividir en tres partes, como sucede con el King Kong de P.Jackson o bien Avengers: Endgame, y digamos que peca de lo mismo que esta última; es decir, tenemos aquí un primer acto introductorio correcto que enlaza la primera con la segunda entrega de esta saga; un muy buen segundo acto que le da forma a la película (es de hecho la parte que con diferencia más me gustó de toda la peli y que hace que la contemple como un producto algo superior a la primera entrega); y finalmente un alargado y algo previsible desenlace que conforma un tercer acto recargado de acción. Asimismo, a esta peli le sobra metraje.

Avatar 2 no nos aporta gran cosa en cuanto a su trama y el guion es algo flojo, sin mucho contenido, más aún teniendo en cuenta la duración de la peli. Se han añadido unos personajes más a la franquicia (la familia crece), hay un cambio de escenario, y casi que para de contar. Los tópicos o clichés abundan. Y hay muchas cosas en esta secuela que son desde luego refritos de la primera, empezando por la banda sonora y el villano principal; para no hacer spoilers, es algo así como si en la primera entrega tuviéramos a un perro de mascota y en esta otra a un delfín, o que de jugar al fútbol ahora la raza de los Na’vi han pasado a jugar al waterpolo (¿me explico?)

Eso sí, estamos de nuevo ante todo un deleite visual, eso es incuestionable, y esto hace que solo por ello el film de Cameron no merezca ser suspendido (si bien es cierto que puede parecer que en mayor o menor medida estemos viendo un maravilloso dibujo animado, cuando no un videojuego, donde se entremezclan Los Pitufos con Cómo entrenar a tu dragón, y tal). 

Creo que el exitoso director canadiense, que en el pasado nos ha dado Aliens, Terminator y Titanic, sabe dar en las teclas correctas para ofrecernos un producto potable que, a pesar de todo lo dicho en su contra, logre a su manera divertir al público sin para ello tener que recurrir a la fórmula humor+acción de la era Marvel que caracteriza a muchas de las películas contemporáneas. Y tampoco pasa por el aro de la cultura inclusiva forzada de estos tiempos con mensajes políticos esparcidos. Se agradece.

En definitiva, Avatar 2 no deja de ser una peli entretenida, que se disfruta bastante mejor en gran pantalla, sobra decir. Eso sí, no le busquen mucho más. Habrá tercera parte en 2024 y no dudo que a pesar de las reacciones mixtas que produce esta franquicia, los espectadores estaremos de nuevo ahí para ver cómo avanza esta historia… si no hay desgaste, claro está.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like