jueves, junio 13, 2024

Crítica de la temporada 4 de The Boys: la más seria, autoconsciente y desvergonzada de todas. Por Norberto Trujillo

A estas alturas del juego, The Boys y su gamberrismo no debería sorprendernos en absoluto. No solo por sus anteriores temporadas o sus spin-off, siendo el más reciente Gen V, sino porque tenemos otras comparativas cercanas en el tiempo como puede ser la saga Deadpool. Pero resulta que aún con esas, tampoco existe un catálogo tan amplio de películas o series con superhéroes cuyo contenido se destine al público adulto. Las hay, por supuesto, algunas que han quedado tatuadas en la retina, pero lo que abunda es un catálogo dirigido a los más jóvenes, con ausencia de sangre, lenguaje soez, desnudos o cualquier cosa que pueda herir la sensibilidad del espectador, llegando incluso a prescindir de historias con un mínimo de coherencia o seriedad.

Volviendo a la serie que hoy nos trae a estas líneas, podemos decir que es una excepción dentro de las propias excepciones y que en su cuarta temporada sigue manteniendo la frescura de su sorpresa en 2019 con su primera entrega, pero también la de su versión en papel y viñetas, allá por el 2006. Asombra en cuanto a su capacidad para introducir nuevas tramas interesantes que se construyen episodio a episodio, con subtramas totalmente autónomas y otras que además retoman lo ocurrido en anteriores temporadas y en la mencionada Gen V. Además de tomar un rumbo más maduro para lo que podría ser un cierre bastante digno (a sabiendas de una quinta temporada confirmada). Sus personajes son más consientes del entorno que les rodea, de sus propias fragilidades y en algún caso bastante relevante, de su envejecimiento. Las dos cabezas visibles, Patriota y Carnicero, se enfrentan a esta debacle interna, de tiempos de cambio y de etapas que finalizan.

Casi parece que esté hablando de otra serie, pero ténganme paciencia, que la sangre llega y en camiones de cuarenta toneladas.

La historia se cuenta con la mayoría de personajes que ya conocemos con agradables evoluciones para algunos de ellos, destacando para quien escribe esto a Frenchie y Kimiko; pero también se incorporan otros como Firecracker (Valorie Curry) o Sister Sage (Susan Hayward), aunque la fiesta de nuevos personajes se corona con la siempre agradecida participación de Jeffrey Dean Morgan a quien Eric Kripe quería en la serie desde hace algunas temporadas. Viejos conocidos por Sobrenatural, otra fantástica serie (al menos hasta su quinta temporada) a la que también pertenece Jensen Ackles, el rudo y carismático Soldier Boy.

Al lío. Desde sus posters iniciales, vemos que la temporada intenta rendirse a un juego político para ganar más poder y aceptación pero también por parte de los «héroes» comandados por Patriota, la aceptación de verse como seres superiores, o más bien como dioses a los que rendir pleitesía. Por otro lado, si en la temporada tres seguíamos los pasos de Carnicero para encontrar y utilizar a Soldier Boy para acabar con Patriota, aquí su nueva arma es el virus que afecta a los Supes. Algo que pudimos conocer en Gen V. Esto nos llevará a secuencias hilarantes, gores y sonrojantes que poco a nada tienen que envidiar a lo visto en, por ejemplo, el episodio Herogasm. Un «homenaje» a El ciempiés humano o una granja de animales con compuesto V debería darnos alguna idea. Alguna gallina abriéndose paso a través de cuerpos enemigos es todo lo que puedo leer.

En resumen y hasta que se estrene y pueda decir algo más, esta cuarta temporada es la más seria, autoconsciente y desvergonzada de todas. No deben perdérsela bajo ningún concepto.

Fecha de estreno oficial de la cuarta temporada de ‘The Boys‘ en Prime Video será el 13 de junio 2024

Popular Articles