Entrevistas y ReportajesMúsicaReportajes

Gino Marcelli, Tomás López-Perea, Sergio Díaz y Satomi Morimoto  hicieron del Auditorio de Tenerife el templo del jazz. Por Jesús Hernández

El pianista, compositor, productor y arreglista italiano Gino Marcelli aterrizó en la isla con ganas de dar el público canario su mejor versión y lo hizo junto a los canarios Tomás López-Perea al contrabajo y Sergio Díaz a la batería, en una actuación que duró cerca de hora y media en la sala de cámara del auditorio con el aforo al completo y con un público entregado en cada actuación del tridente.

El concierto empezó fuerte con temas del propio Gino Marcelli, como The Garden of the Simple, Strange Blues, Ángela y Landscape. El pianista y compositor italiano nos trasladó a décadas pasadas y notamos la vibración del teclado del gran Bud Powell… ¿Dónde estábamos? ¿en el Auditorio de Tenerife o en el club Village Vanguard de Nueva York? Entre tema y tema, el batería canario Sergio Díaz nos brindó unos solos espectaculares, a la altura de los mejores baterías del mundo, me hizo recordar al británico Bill Bruford (King Crimson y Genesis).

La noche nos deparaba una gran sorpresa. Algunas de las composiciones del reputado compositor Ennio Morricone sonarían en la sala de cámara, El bueno, el feo y el malo o Gabriel’s Oboe nos llevaron a un universo paralelo, metiéndonos en las películas que ya forman parte del museo cinematográfico. Temas que además fueron cantados por la soprano japonesa Satomi Morimoto en una gran interpretación que nos hizo poner los pelos de punta.

El Gino Marcelli, junto a Tomás, Sergio y Satomi pueden estar satisfechos de dar al público canario uno de los mejores conciertos de jazz que se recuerda en el Auditorio de Tenerife.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
2
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like