Fundación Cine + CómicsLiteraturaNoticias

La Fundación Cine+Comics recibe la donación del fondo de comic de Juan Scheele

La familia del gran coleccionista privado ya fallecido, conservaba este impresionante legado bibliográfico con extremo respeto, compuesto por millar de álbumes y revistas, muchos de ellos valiosas primeras ediciones de comic francobelga.

Fundación mantendrá la colección clasificada y ordenada en un lugar específico de la biblioteca, comprometiéndose además a crear la ‘Sala Scheele’, abierta a consultas de investigación académica.

La Fundación Cine+Cómics recibió la pasada semana, después de unos meses de negociación, la extraordinaria donación de la colección de revistas y álbumes de Juan Scheele, uno de los grandes legados del cómic en Canarias, integrado por más de un millar de álbumes y revistas, muchos de ellos valiosas primeras ediciones de comic francobelga.

La familia de Scheele, un gran coleccionista privado ya fallecido, conservaba este impresionante legado bibliográfico con extremo respeto y voluntad de preservación, pero cuando tuvo conocimiento de la existencia de una fundación en Tenerife dedicada –además de a tareas de investigación y divulgación- a la conservación y cuidado del patrimonio tebeístico, se puso en contacto con la Fundación para negociar una donación que se materializó la pasada semana, con la entrega de cuarenta grandes cajas de embalaje repletas de revistas y álbumes de cómics de distintos tipos, con especial presencia de historieta europea de los años 70, 80 y 90. Las cajas contenían casi 800 kilos de tebeos, en un espléndido estado de conservación, y -perfectamente clasificadas-, ediciones italianas de Milo Manara, o de Hugo Pratt y su personaje estrella, Corto Maltés, primeras ediciones francesas del Blueberry de Jean Giraud, o del Buddy Longway de Derib, el hombre prehistórico Tounga de Aidans, o de las Aventuras de Tanguy y Laverdure, de Charlier y Uderzo. Comprende también obras más adultas firmadas por Hermann, Tardí o el maestro del comic estadounidense, Will Eisner, junto a clásicos ejemplares de Hergé –el autor de Tintín-, el Principe Valiente de Harold Foster o el Tarzán de Burne Hogart. Un tesoro integrado por más de un millar de obras hoy difícilmente localizables, que se incorporan a los cien mil ejemplares de comics que integran ya el fondo de la Fundación Cine+Comics y constituyen la que probablemente sea hoy la mayor biblioteca de comics de España.

Por acuerdo con la familia, la Fundación mantendrá la colección clasificada y ordenada en un lugar específico de la biblioteca, comprometiéndose además a crear la Sala Scheele para la consulta abierta de estos cómics por parte de estudiosos, investigadores o personas interesadas en el noveno arte.

No es la primera donación que acoge la Fundación receptora de esta colección, pero sin duda sí la más importante de las recibidas en los cinco años de vida de la entidad, no sólo por su volumen, sino especialmente por la calidad de las obras que la integran, recopiladas durante años por un auténtico conocedor del mundo del Cómic.

La Fundación, con sede en Santa Cruz de Tenerife, donde organiza todos los años uno de los mayores salones de Cómic de España y su -también anual- Congreso internacional, en colaboración con la Universidad de La Laguna, realiza actividades en todas las islas canarias. Mantiene acuerdos de colaboración con entidades académicas como la Cátedra Cutural Moebius de la ULL, dedicada también al estudio y difusión del cómic, o con organizaciones nacionales como Tebeosfera, el mayor fondo documental sobre la historieta española, el Museu del Comic –con el que ha realizado varias exposiciones conjuntas- o la recién constituida Sectorial del Cómic, un clúster de intereses profesionales que aglutina a editoriales, autores, librerías, entidades divulgativas y Festivales del Cómic.

Juan Scheele: pasión por los cómics

Juan Scheele Franco, propietario de la colección donada, era un hombre culto, inquieto, bondadoso e inconformista. Se consideraba ciudadano del mundo, no quería sentirse aprisionado en una sola nacionalidad.

Nacido en Canarias un 11 de mayo de 1936, de padre alemán y madre canaria, a los 18 meses de su nacimiento, sus padres se instalaron en Portugal por razones de trabajo. Cumplidos los 18 años, se fue de Portugal a Venezuela en busca de un mundo nuevo y horizontes más amplios. Europa salía de una guerra y ofrecía pocas oportunidades a un joven con inquietudes y ganas de conocer la promesa de una América llena de posibilidades y sueños. Aprovechó su doble condición de español y alemán, con gran formación en idiomas, para abrirse camino en un país dinámico y con enormes perspectivas. Hombre estudioso, y con la ambición de labrarse su propio porvenir, entró a trabajar en una empresa alemana, con raíces fuertes en esa Venezuela pujante.

Empezó como auxiliar de contabilidad y cerró su etapa en la empresa como gerente general en una de sus ramas principales en Caracas. Dejó esa empresa para crear su propia compañía y abrirse camino de manera independiente.

Su amor por la lectura y el arte -en especial la pintura y el diseño artístico-, lo llevaron a encontrar en el cómic un mundo de gran riqueza artística y argumental, que lo transportaba a un universo de fantasía donde se reproducían escenarios que le fascinaban, y le transmitían sensaciones que llenaban su gran inquietud por el arte. Empezó a coleccionar cómics en los años 70, en Caracas, nutriendo su colección con compras en los viajes que realizaba. En 1984, decidió regresar a Europa e instalare en Tenerife, un isla a la que le unían lazos sentimentales. En el traslado, parte de su colección ya iniciada se quedó en Venezuela. Por eso, la colección que ha legado la hizo en la isla, desde Tenerife, a través de compras directas a distribuidores de Barcelona y encargos y adquisiciones en las librerías tinerfeñas. La colección de Juan Sheele, un coleccionista exquisito y con un gusto perfectamente entrenado para detectar las grandes obras del momento, constituye en conjunto un fondo extraordinario, integrado por más de un millar de obras de editoriales fundamentalmente españolas, pero también francesas, italianas, británicas y portuguesas, con primeras ediciones de obras imprescindibles del cómic francobelga.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like