jueves, mayo 30, 2024

La soprano Ángeles Blancas desvela que “el final de Rusalka te deja sin aliento”

Las costas canarias, un palacio oriental y una ambientación mágica caracterizan la cita operística de la próxima semana

La producción propia de la ópera Rusalka que prepara Auditorio de Tenerife está lista para su estreno de la próxima semana. Los días 5, 7 y 9 de marzo a las 19:30 horas la Sala Sinfónica ofrecerá este espectáculo compuesto por Antonín Dvořák para el que están trabajando más de doscientas personas, entre músicos, cantantes, artesanos y equipo técnico y artístico.

La soprano Ángeles Blancas, que encarnará el rol protagonista, considera que “el final de Rusalka es absolutamente mágico, te deja sin aliento” y agradece “infinitamente” al Auditorio de Tenerife poder hacer esta Rusalka, un papel con una belleza infinita, que interpreté por última vez en 2007”.

“Los años me han ayudado a aportarle más profundidad, una dimensión más amplia porque ahora sí mi voz, mi mente y mi cuerpo están preparados para darle al personaje todo lo que siento que necesita este rol, que realmente es dramático, con tonos muy oscuros y de gran potencia, aunque se trate de una joven ninfa acuática inmortal”, reflexiona Blancas.

La recientemente ganadora del premio a Mejor Cantante de Ópera XXI reconoce que “Rusalka es de mis óperas preferidas: la música de Dvořák te hace trascender, olvidar, saltar a otra dimensión… cada frase tiene una historia, ninguna es en vano, y durante toda la ópera va surfeando en un mar de belleza”.

Será la primera vez que se escenifique en la isla esta ópera del compositor checo, coincidiendo con el 120 aniversario de su fallecimiento. También supone el debut en España del director de escena brasileño André Heller-Lopes, quien propone una apuesta entre lo clásico y lo contemporáneo con referencias a las costas canarias, la cultura oriental y la magia de la naturaleza.

Esta producción se materializa desde hace meses tanto en Tenerife como en otros lugares del mundo, ya que han sido necesarias telas indias, se produjo parte de la escenografía en talleres italianos y varios miembros del equipo han viajado desde Brasil. Además, hay una veintena de empresas y profesionales externos vinculados al proyecto para sacar adelante diferentes apartados del mismo, desde detalles del vestuario, efectos especiales propios del audiovisual para la puesta en escena, y hasta elementos de utilería poco comunes.

Sobre su propuesta, Heller-Lopes reconoce que “me pareció interesante cambiar realidades y por eso el acto uno y tres, que normalmente es el mundo fantástico, para nosotros es la realidad, mientras que el acto dos, que tiene lugar en un palacio, concebido como realidad, es para nosotros la fantasía”. El director también destaca lo actual de la temática de esta ópera, la falta de comunicación, “en este mundo de redes sociales, de guerras horribles y de fake news”.

El equipo de Heller-Lopes se completa con la escenografía de Renato Theobaldo, el vestuario de Marcelo Marques y el diseño de iluminación de Gonzalo Córdova. Además, el asistente del director brasileño, Franklin Davalos, también realiza las labores de coreógrafo con las bailarinas de Centro Internacional de Danza de Tenerife que participan. El videógrafo Derek Pedrós firma las imágenes que se proyectarán y que tienen un gran componente local.

El maestro británico Paul Daniel es el director musical de esta propuesta y llevará la batuta de la Orquesta Sinfónica de Tenerife y del Coro Ópera de Tenerife-Intermezzo, dirigido por Pablo Moras.

Además de Ángeles Blancas, el elenco que participará en las tres funciones de Rusalka lo integran el bajo Vazgen Gazaryan hará el papel de Vodník, el padre de Rusalka. El príncipe del que se enamora la protagonista estará interpretado por el tenor Rodrigo Porras. La soprano Magdalena Anna Hofmann dará vida a la princesa extranjera de la que se encapricha el príncipe. Jezibaba, la bruja que le concede su deseo a Rusalka, será encarnada por la mezzosoprano Adriana Bignagni Lesca.

Completan el reparto tres ninfas, que serán interpretadas por la soprano Julietta Aleksanyan y las mezzosopranos Carmen Artaza y Maria Schellenberg. El barítono Jiří Brückler asumirá los roles de cazador y guardabosque, mientras que la mezzosoprano Nicole Chirka será el perspicaz pinche de cocina.

Rusalka, una ópera en tres actos estrenada en 1901, cuenta con un libreto de Jaroslav Kvapil, basado libremente en el cuento de hadas Undine (1811) de Friedrich de la Motte Fouqué e inspirado en La sirenita (1837) la obra de Hans Christian Andersen y otras leyendas europeas. Rusalka es la ópera de Dvořák más popular de las diez que compuso y con la que ganó reputación internacional. La ópera se desarrolla en checo y contará con sobretitulación en español e inglés.

Rusalka es el nombre de una ninfa acuática que le pide a una bruja convertirse en humana para poder estar con el príncipe del que se ha enamorado, a pesar de que eso signifique perder su voz. El trágico final de la ópera dista de otras versiones de la misma historia, dulcificadas para la infancia.

Las entradas se pueden adquirir en la página web www.auditoriodetenerife.com, en la taquilla de lunes a viernes de 10:00 a 17:00 horas y sábados de 10:00 a 14:00 horas y de forma telefónica llamando al 902 317 327 en el mismo horario. Hay descuentos disponibles para estudiantes, desempleados y familias numerosas, además de la tarifa de 5 euros para menores de 30 años.

Popular Articles