domingo, mayo 26, 2024

Pau Roca: De la música a la literatura, un viaje a través de la creatividad

En esta entrevista realizada por Culturamanía a Pau Roca, autor de «Un día en la vida», se desvela el origen de su novela y su singular estructura temporal. La historia, que se desarrolla en un solo día, sigue el colapso de la vida del protagonista. Pau revela que esta obra nació de un sueño vívido y cómo la estructura de tiempo y las limitaciones influyeron en la narrativa. Además, explora su proceso de escritura, la recepción de la novela en diferentes audiencias y su intención de crear una experiencia incómoda pero reflexiva para los lectores. También aborda el crecimiento del protagonista en relación con las convenciones sociales y su decisión de mantener la música en segundo plano en su libro. Pau comparte sus futuros proyectos en la música y la escritura, destacando su participación en el Festival DocuRock 2023 y su entusiasmo por continuar explorando diferentes facetas creativas.

Pau, tu libro «Un día en la vida» es una novela que se desarrolla en un solo día y muestra cómo la vida del protagonista se desmorona. ¿Qué te inspiró a escribir una historia con esta estructura temporal tan intensa?

R- La novela nace de un sueño muy vívido que tuve. A partir de ahí la historia fue creciendo y fui dándole lo que creía que pedía. La verdad es que, no fue hasta que llevaba medio libro escrito cuando me di cuenta de la profundidad de las decisiones que había tomado eran tan definitorias. La primera persona y las restricciones temporales, que el libro transcurra casi en un día (que son tres), marcó mucho la estructura.

De todas formas, creo que las limitaciones funcionan bastante bien en el arte. Al final la historia es muy importante, pero es solo una excusa para hablar de otras cosas, pero, la historia tiene que funcionar para que esas “otras cosas” encajen.

En otros medios mencionaste que tuviste la idea de la historia en un sueño. ¿Puedes contarnos más sobre esa experiencia y cómo decidiste convertirla en una novela?

R- El sueño fue el detonante, el punto de partida. Cuando tuve algo escrito, se lo enseñé a David Pascual, un escritor valenciano que me gusta mucho para pedirle consejo y que me diera su sincera opinión. Me animó y ya seguí más en serio. De ahí fue a manos de Cristina Lomba, que se convirtió en mi editora. El proceso fue, por lo que me han dicho, bastante rápido.

El libro aborda temas sociales y personales de una manera bastante cruda y a veces incómoda. ¿Cuál fue tu intención al escribir de esta manera y cómo crees que ha impactado en los lectores?

R- El personaje principal me permitía partir de una posición privilegiada (director de pequeña sucursal de banco) que me abría un abanico enorme de posibilidades muy interesantes para reflexionar sobre diversos temas. Es una novela que toma una posición crítica sobre la sociedad actual a través de su protagonista y sus circunstancias. Mencionas la palabra “incómoda” y creo que es importante. Es una de las sensaciones que pretendía crear. Es importante que la crítica no sea algo exógeno al lector y, por supuesto, al que escribe. Que nos salpique un poco a todos es la única forma que nos haga reflexionar.

¿Cómo fue tu proceso de escritura? ¿Tuviste que hacer mucha investigación o planificación antes de empezar a escribir, o fluyó naturalmente desde tu idea inicial?

R- Hice bastante investigación sobre cómo funciona una sucursal bancaria o una prisión. Hablé con dos amigas que trabajan en ambos sectores para asesorarme. También me hice un pequeño croquis sobre qué contar en cada momento del día para espaciar las reflexiones personales y que no lastraran el fluir de la novela. Me interesaba, antes que nada, no perder a ningún lector. Si conseguía que alguien abriera el libro (cosa muy difícil con la cantidad que se publican) me obsesionaba que no la dejara a medias. Por lo que me ha dicho la gente, creo que eso lo he conseguido. Es una novela que se lee fácil y que parece que atrapa. Mi padre dice que es un poco como un thriller.

Una vez creado el universo propio de la novela, la verdad es que fluyó muy bien. Suena un poco a tópico, pero los personajes, una vez construidos, pedían según qué cosas y la historia se desarrollaba en algunos momentos, solas.

Hablas de que el protagonista se convierte en una mejor persona a medida que avanza la historia. ¿Crees que la sociedad puede influir en el comportamiento de las personas de manera negativa?

R- Muy buena pregunta. Muy MUY buena. Creo que el personaje crece según se va quitando los convencionalismos sociales de los que es firmemente creyente. De hecho, creo que si hubiera una frase que resumiera el libro, sería esa. Por eso quería que el personaje fuera cayendo mejor según se iba despojando de sus obsesiones convencionales y se hiciera mejor persona según se va derrumbando su mundo.  

A pesar de ser músico, la música tiene una presencia atenuada en tu libro. ¿Qué te llevó a tomar esta decisión y cómo la música encaja en la historia?

R- No quería jugar esa baza. Al menos no en mi primer libro. Porque es una experiencia que me ha gustado y pretendo seguir escribiendo. Ya veremos si alguien sigue me leyendo… Sí usé alguna canción o artista como forma de describir a algún personaje, la música que escuchamos dice mucho de nosotros mismos y es una herramienta muy útil para definir a alguien. No descarto que la música tenga protagonismo en algún otro momento, pero era una especie de norma que me puse. Mis siguientes pasos literarios, tampoco van a ir por lo musical. Creo.  

Hemos leído que has presentado tu libro con personas de diferentes campos, como un catedrático de psicología social. ¿Cómo ha sido la recepción del libro en diferentes audiencias y cómo crees que se ha interpretado desde distintas perspectivas?

R- La interpretación que hizo el catedrático fue excelente y maravillosa. Me encantó. Según él, Juan Antonio Pérez (un genio) “la novela logra novelar con éxito la teoría tripartita psicoanalítica freudiana, que plantea que las relaciones humanas se orquestan con tres directores contrapuestos:

El ELLO, que solo se rige por el principio del placer.

El SUPERYÓ, la ética del orden y el deber (por ejemplo, el símil sobre la obsesión del piscinero por mantener su piscina en orden, limpia, impoluta, transparente y sin fugas, describe perfectamente lo que caracteriza al superyó).

Y en medio, está el YO, la parte más consciente de quién somos y quién nos gustaría ser. Está claro que cada uno lee una novela distinta. Esa es la magia de la lectura, que al final, todos nos leemos en las novelas que caen en nuestras manos.

En comparación con tu compañero de banda Jorge Martí, cuyo libro es más autobiográfico, ¿por qué decidiste mostrarte en un segundo plano y utilizar la ficción en tu novela?

R- Me siento más cómodo ahí. Nunca me ha gustado salir en los vídeos ni en las fotos ni llamar la atención cuando actúo. Aunque suene un poco típico, me gusta que lo que hago hable por mí. Jorge y yo hemos presentado nuestros libros juntos alguna vez y es interesante reflexionar sobre la ficción que hay en los libros autobiográficos y lo autobiográfico que hay en los de ficción.

Es un tipo de conocimiento distinto el que se comparte. Con lo autobiográfico se dan datos concretos, pero yo tengo la sensación de conocer a Ian McEwan perfectamente sin tener ni idea de su vida real, familiar o de pareja. Creo que los libros no autobiográficos transmiten una información muy profunda del autor que el buen lector detecta. Yo no salgo en el libro, pero sí tengo la sensación de que cuando alguien me lee, me está conociendo.

Menciono siempre en las presentaciones la frase de Oakley Hall “la persecución de la verdad, no de los hechos, es tarea de la ficción.”

Estás programado para participar en el Festival DocuRock 2023 en Santa Cruz de Tenerife. ¿Qué expectativas tienes para este evento y cómo se relaciona tu música con tu trabajo como escritor?

R- Pues en estos caso me suelo dejar llevar e improvisar según lo que me voy encontrando. De ahí surgen momentos muy bonitos y gratificantes. Por supuesto siempre es un placer viajar a Tenerife y me hace mucha ilusión. Después de tantos años dando vueltas con la música (y que sean muchos más), es refrescante viajar con propuestas diferentes.

¿Puedes adelantarnos algo sobre tus futuros proyectos, tanto en la música como en la escritura? ¿Tienes en mente escribir una nueva novela?

R- Estoy muy metido en una idea. También juega un poco con el tiempo y las casualidades. Empecé tres cosas y una de ellas ha sido la que ha cobrado vida (aunque suene cursi, es un poco así) y ha pedido más atención. Al final lo importante es tener proyectos en marcha para tener algo en qué pensar cuando uno se acuesta o hace kilómetros en furgoneta, tren o avión. Engañar un poco el día a día. En el campo musical, La Habitación Roja tenemos muchas canciones a punto de acabar y enseguida empezaremos a enseñarlas. En otoño tengo previsto grabar otro disco con Lost Tapes, un proyecto que tengo con un amigo. Además, LHR tenemos previsto tocar algunos conciertos más en España y una gira en México y hacer una pequeña visita a Uruguay.

Fotografías cedida por Pau Roca

Entrevista realizada por Jesús Hernández

Popular Articles