BloggersmaníaJuan Antonio Gómez

Reflexión y Relato Corto: Alerta: la bancarrota. Por Juan Antonio Gómez

“Si no estáis prevenidos ante algunos medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”

“Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima.”

MALCOLM  X (Orador, ministro religioso y activista estadounidense.)

Estamos inmersos en un tiempo complicado para todos nosotros, debido a que los grandes poderes oligárquicos, se aprovechan cada vez más de nuestra desinformación y de nuestra vulnerabilidad. Los gobiernos que se auto proclaman del pueblo, son cada vez menos del pueblo y más de las corporaciones comerciales privadas, cuyo único fin es el de ganar dinero y poder a toda costa. Con esta premisa, podríamos decir que en cierta forma estamos indefensos ante todos los abusos que se ejercen y se puedan ejercer en nuestra contra.

Hay una serie de estudiosos sobre comportamiento social, económico, cultural y religioso, que opinan que vivimos altamente enajenados a la verdadera realidad mundial, entreteniendo nuestra mirada con cosas banales para despistar nuestra atención de la verdadera realidad que se está dando en el planeta. Es una situación que se viene dando a lo largo de las historia y de los siglos. La manipulación del pueblo tiene su mayor representatividad en la propagación de la ignorancia social a través de la desinformación y entretenimiento superfluo.

“La pregunta es, ¿Quién está promoviendo la ignorancia? Bueno, esas organizaciones que tratan de mantener las cosas en secreto, y esas organizaciones que distorsionan información verdadera para hacerla falsa o desvirtuada. En esta última categoría, está la mala prensa.”

JULIAN ASSANGE (Programador, periodista y activista de internet australiano y naturalizado ecuatoriano, conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks.)

Vuelven a sobre volar por encima de nosotros, aires que presagian nuevas crisis y nuevas recesiones económicas que seguramente nos afectarán sobre manera a las personas que estamos  por debajo de los escalafones superiores de la pirámide del poder y el dinero.

Los medios de comunicación afines a los gobiernos y a las diferentes corporaciones socio-económicas que manejan los hilos, se encargan de engendrar el miedo en nosotros de tal forma que creamos y suframos de forma real todas las posibles crisis que se puedan acercar.

Ahora mismo, están sucediendo cosas horribles en el mundo: guerras, desastres naturales, abusos de poder y dictaduras, embargos económicos de unos países a otros, invasiones de países por parte de grandes potencias, agresiones a diferentes grupos humanos, grandes migraciones de personas que huyen de situaciones nefastas… y todos estos hechos llegan a nosotros de una forma distorsionada o modificada para hacernos creer que hay unos buenos y unos malos.

Mientras, los grandes grupos de poder: Grandes gobiernos, ONU, OTAN, Corporaciones comerciales, Centros de poder y religión y demás organizaciones que manejan el cotarro; organizan las diferentes crisis y manipulaciones sobre nosotros.

El dinero no desaparece, no se desintegra ni se disuelve… es acaparado y retenido por estas grandes organizaciones para crear desestabilización en el mundo.

Pero, nosotros estamos muy cómodos sentados en nuestros sillones viendo programas limón, naranja o banana que hacen que la realidad se distorsione.

Esto tal y como está no cambiará nunca mientras la propia humanidad no quiera evolucionar a un estado social más equitativo.

Puede parecer que en nuestro entorno no pasa nada, que no nos va a llegar el tsunami, pero en cualquier momento tendremos la ola encima de nosotros y ya no habrá remedio.

¡Habrá llegado la bancarrota!

BANCARROTA… (RELATO CORTO)

Las 07:00 de la mañana, las primeras noticias. Los principales bancos del país se habían declarado en  bancarrota.

Hilario acababa de despertarse, tenía el día libre, pero había sido convocado como personal de los cuerpos de seguridad del estado, y tenía que estar en la sede del banco principal.

No le gustó nada la idea, era una orden ministerial, y así se intentaba evitar los altercados, revueltas de la gente y sobre todo, que por ningún concepto, se dejase acceder a nadie a los bancos.  Algo así rezaba en la orden recibida…

Eulalia, era una señora de setenta y nueve años; tenía todos los ahorros de su vida en aquella sucursal, por lo que se desplazó hasta la zona, las puertas estaban cerradas para todo el mundo e intentar entrar en la oficina era imposible.

Ni Hilario ni los otros agentes dejaban que aquellas personas reunidas se acercasen a las puertas principales, ni a las ventanas ni a ningún otro acceso;  daban golpes y empujones a todo aquel que intentaba recuperar su dinero, incluso la señora, había sido empujada e insultada, en un afán de proteger las fauces de quienes se habían comido su dinero, y desafiaban a toda aquella masa para que se marcharan.

Los bancos habían cerrado y poco a poco los demás se veían envueltos en la misma situación. El dinero se había agotado.

Al poco de todo aquel tumulto envuelto en gritos, empujones, insultos y demás, Hilario se quedó parado y serio, vio como otro grupo de contribuyentes se empezaba a agolpar en la sucursal financiera frente a él.

Era su oficina, miró fijamente,… las mismas protestas, el mismo problema. Vio a su esposa correr para intentar retirar su dinero.

Lo soltó todo y se unió a su propia protesta, había mucha genta y los guardas lo empujaron, le gritaron e insultaron para que se fuera de allí, él ya no tenía dinero.

© 2019 JAGJ  JUAN ANTONIO GÓMEZ JEREZ

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like