miércoles, mayo 29, 2024

Risas y sustos en la tarde de cine con «El Oso Vicioso» y el Club de Fans Isla Calavera. Por Jesús Hernández

El pasado viernes 31 de marzo, los amantes del cine cutre tuvieron la oportunidad de disfrutar de una auténtica quedada en los Multicines Tenerife, organizada por el Club de Fans Isla Calavera, con la recomendación y precio reducido de Charlas de Cine y los propios Multicines Tenerife. La película elegida para la ocasión fue «Cocaine Bear» (El Oso Vicioso), una comedia gore basada en hechos reales que prometía una experiencia divertida y entretenida.

Antes de la proyección de la película, el amigo Jonathan Medina sorprendió a los asistentes repartiendo caretas con el dibujo de un oso, que sirvieron para hacerse una foto desde las butacas dentro de la sala. Los nervios y la expectación se palpaban en el ambiente mientras se esperaba el inicio de la película.

Fotografía de Alex Ro

«Cocaine Bear» es una película que no se toma demasiado en serio a sí misma, y esto es precisamente lo que la hace tan divertida. Dirigida por Elizabeth Banks y escrita por Jimmy Warden, la película comienza con una historia real: un ex oficial de narcóticos de Kentucky se deshace de paquetes de cocaína antes de saltar de un avión averiado. A partir de aquí, la trama se desarrolla de forma frenética y disparatada, con personajes tan absurdos como divertidos.

La historia se centra en un torpe detective local llamado Bob, interpretado por Isiah Whitlock Jr., y la policía novata Reba (Ayoola Smart), que investigan la muerte del traficante de drogas. Pronto descubren que el incidente está relacionado con una operación de drogas más amplia liderada por un notorio capo, Syd (Ray Liotta), y su hijo Eddie (Alden Ehrenreich). Mientras tanto, un grupo de turistas y una enfermera recién divorciada, interpretada por Keri Russell, se adentran en el bosque y se encuentran con el oso drogado.

La película es un festival de gore, con escenas que rozan lo absurdo y que provocaron risas y carcajadas entre los asistentes. Los creadores juegan con las tendencias asesinas del oso drogado, que solo se activan cuando se cruza con humanos, y no se cortan a la hora de mostrar escenas de dolor y tortura. Sin embargo, la película también tiene momentos de humor y chistes que provocan la carcajada en el público.

Tras la proyección, los asistentes salieron de la sala con las mandíbulas algo desencajadas, no por haber consumido algo raro, sino por las risas que les había provocado cada una de las escenas y diálogos de la película. La quedada de cine cutre organizada por el Club de Fans Isla Calavera resultó todo un éxito, con un ambiente algo loco y divertido que permitió a los amantes del cine disfrutar de una tarde diferente y entretenida.

Fotografías de Alex Ro

Popular Articles