jueves, junio 20, 2024

Yapci Ramos da visibilidad en La Laguna a la olvidada mujer guanche a través de su exposición «Monumenta»

La Ermita de San Miguel acoge esta muestra, en la que se reivindica la presencia de la representación de las mujeres en el espacio público 

La artista canaria Yapci Ramos (La Laguna, 1977) cuestiona las formas de representación del pasado guanche desde un prisma contemporáneo, a través de la exposición ‘Monumenta. Nueve encarnaciones guanches’’, que este viernes abre sus puertas en la Ermita de San Miguel de La Laguna, donde podrá visitarse hasta el 9 de noviembre. La muestra ha sido presentada por el concejal de Cultura de La Laguna, Dailos González, el consejero de Cultura y Museos de Tenerife, José Carlos Acha, y la propia Yapci Ramos.  

Según explica la artista lagunera, ‘Monumenta’, nace de la inquietud y la desazón que provoca la poca presencia en el espacio público de monumentos que representen a las mujeres guanches y otras identidades subalternas, así como del origen precolonial y la esencia del territorio. Tras la observación de distintos monumentos en la isla, entre los cuales destacan los nueve menceyes de la plaza de la patrona de Canarias en Candelaria, la artista emprende un análisis histórico para resolver las incógnitas que subyacen en los sujetos no representados. Este proyecto se convierte en una tentativa de dar respuesta a esas preguntas, para así proponernos una alternativa y darles voz desde una mirada renovada. 

Las mujeres guanches ocupaban un lugar como sujetos activos en las comunidades del Tenerife prehispánico. Con el colonialismo, la sociedad aborigen fue regulada bajo unas premisas patriarcales, que perpetuaron unos relatos invisibilizando otros y con ello, se dio paso a la desmemoria de la alteridad. Es ahora, después de varios años de exhaustiva investigación, cuando la artista decide hacer colectivo su proceso, para que el visitante, de algún modo, intente resolver esos enigmas. Esta exposición se convierte así en una plataforma abierta al diálogo en la que todos nos cuestionamos las formas de representación en el espacio público de nuestro pasado.  

Las nueve antiguas demarcaciones de Tenerife pasan a ser representadas por una mujer, cada una con un nombre propio y una identidad definida a partir de las características de cada uno de los territorios que representan, su cultura ancestral y tradición oral. Con ello, en Monumenta las mujeres se apropian de aspectos tradicionalmente relegados a los hombres, como son la añepa o el banot, rompiendo así con los roles de género.  

AMARCA: En Icod, zona de cuevas y tubos volcánicos, reina la bella Amarca. Destacan sus botas, hechas de espigas de trigo, en alusión al territorio que representa, cuna de la agricultura. 

DÁCIL: En el menceyato de Taoro, zona con pinares, aparece Dácil: una mujer regia y luminosa, que anda con paso firme acompañada de una añepa y su atuendo de piel de cabra. 

ISORA: Isora, mujer que guía, lleva unos ropajes hechos de piel de cabra rubia. En el malpaís de Adeje, cuida de su rebaño. 

TAGUCIMOTA: Tacoronte, zona de vegetación, se ve representado por Tagucimota, de personalidad rebelde y valiente. Es conocedora de las plantas medicinales y la naturaleza y se simboliza con el banot y la boleadora. 

CHAXIRAXI: En una de las zonas donde se inició la conquista, en el menceyato de Güímar, Chaxiraxi, la sustentadora del mundo, lleva en sus manos la vasija de pacto. 

CATHAYSA: Vendida en Valencia a los 7 años como esclava, Cathaysa es ahora libre y se camufla entre la laurisilva, el laurel y los helechos del menceyato de Anaga. 

ITAHISA: En Daute, donde abundan los concheros, los cardones y las tabaibas, la encarnación es Itahisa, recolectora marina. Según la tradición oral, había cuevas naturales donde se guardaba el trigo y la cebada, conocidas como “los úteros”. 

TEGINA: En Tegueste, abundan los barrancos, los charcos y la vegetación. Tegina se convierte en su representación, una mujer poderosa desde el hogar, el poder familiar y el poder de la casa. Agarra con su mano una lanza de madera. 

RAMAGUA: En el menceyato de Abona, zona árida de la isla, la encarnación guanche es Ramagua, la vigía del mar. Es simbolizada con un elemento de pesca con anzuelo de cuerno de cabra. 

En el proceso de creación, Yapci exploró posibles identidades de estas nueve mujeres para conferirles materialidad a través de atuendos y objetos inscritos en la contemporaneidad. Con ello, Ramos las encarna para traerlas a la vida a través de la performance y colectivizar sus relatos. Nos preguntamos, ¿Cómo serían? ¿Qué sentires las atravesaban? ¿Qué historias de vida contarían? La laguna del tiempo y la falta de representación dejan esas respuestas a la imaginación. Y este proceso es liberador.  

Como resultado de esta investigación, se expone ‘Monumenta’. Nueve encarnaciones guanches, formalizada mediante tecnología 3-D, sonido y material de archivo. Una instalación creada en perfecta conjunción entre la documentación histórica y réplicas de objetos desarrollados por artesanos, las características del territorio con el que se vincula y el imaginario creativo de la artista.  

El proceso artístico y exposición de ‘Monumenta’ (2020-2022) ha contado con la colaboración y patrocinio del Ministerio de Cultura y Deportes de España, la Consejería de Cultura del Gobierno de Canarias, la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna y Museos de Tenerife. 

La propuesta expositiva 

Esta instalación se compone por nueve esculturas, construidas a modo de ejercicio de memoria histórica, a partir del ensamblaje de una gran cantidad de piezas. Configuradas a tamaño real, invitan al espectador a verse reflejado en plena horizontalidad y establecer puentes entre el pasado y el presente. Además, son prototipadas en rojo, siguiendo la línea estética del trabajo de Yapci – la fuerza, la mujer, lo volcánico y lo visceral – y se conceptualizan desde su cualidad de material reciclado y biodegradable. A su vez, con el sonido le da voz para que se expresen, abriendo la puerta a un viaje a través de sus historias, territorios y sentimientos. Así es como se configuró una exposición, conceptualizada para la Sala de Exposiciones del MUNA (Museo de Naturaleza y Arqueología y ahora, con una nueva resignificación, podrá visitarse en la Ermita de San Miguel de La Laguna. 

Yapci Ramos 

Yapci Ramos vive y trabaja entre Tenerife, Barcelona y Nueva York. Su práctica artística se centra en explorar la identidad, la sexualidad y el territorio creando instalaciones multimedia. Su trabajo es emocional, físico e introspectivo, en el que usa su propio cuerpo para canalizar los tabús, los rituales y la catarsis que construyen la experiencia del ser.  

Destacan sus residencias artísticas en The Watermill Center, Nueva York; The Fountainhead Residency, Miami; Art Omi, Nueva York; así como su futuro ingreso en la residencia Residency Unlimited, Nueva York.  Entre los espacios en los que ha expuesto, son remarcables el Arts Santa Mònica, Barcelona; The Delaware Contemporary, Delaware; Catinca Tabacaru Gallery, Nueva York; TEA Tenerife Espacio de las Artes, Tenerife; CAAM Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria;  Mario Mauroner Gallery, Viena; EAC Espacio de Arte Contemporáneo, Montevideo; Galerie Magda Danysz, Paris; Casa África, Las Palmas de Gran Canaria; CCET Centro Cultural de España, Tegucigalpa; Rencontres Africaines de la Photographie, Bamako; Triennal de Angola, Luanda y Bienal de Honduras, Tegucigalpa. 

Popular Articles