Cine & TelevisiónCríticas de Adrián Gómez

Adrián Gómez opina sobre la película de Marvel Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos

A ver, ¿esto qué es? ¿por donde empiezo? Pues resulta que Shang-chi es un aparcacoches en San Francisco, y tiene una amiga graciosa que se llama Katy, que los hipócritas de Disney la convierten en el «cómic relief», porque no es lo suficientemente atractiva para los cánones de belleza de la churrería, en el interés amoroso del prota. Su padre es el Mandarín (un despistado e inexpresivo Tony Leung, el excelente actor de Acantilado Rojo, aqui más perdido que los guionistas) , que manda a buscar a su hijo, mediante unas cansinas y adocenadas escenas de acción más vistas que el tebeo, cuya hermana también esta en el ajo. Total que hay trauma maternal, como en Kubo y las cuerdas mágicas, y el nigromante del progenitor se ha preocupado más por sus brazaletes que por su familia (porque los anillos van en los dedos, como en el cómic y en la vida real), y envía a su hijo y a la superpandi, donde también está el falso Mandarín de Iron Man 3 (un Ben Kingsley, haciendo aún más el ridículo que en Thunderbirds ) a Talo, Narnia China CGI molona con dragones, galli-cerdos, semileones (no es la canción de Torrebruno), donde vive la tía de Shangchi, Michelle Yeoh, que se quedó allí desde Tigre y Dragón. Al final, ensalada de hostias con criatura Lovecraftiana incluida, y dos patujadas más con Benedict Wong (Doctor Extraño) en los créditos… a ver… esto… alguien ha visto Zipi y Zape y el club de la Canica? Pues eso mismo. Se coge un personaje de las viñetas, se aprovecha el nombre y se hace lo que les da la real gana…tal cual. Seguir estirando el chicle para la fase cuatro, sustentando la tomadura de pelo en los citados aretes, para volver a hacer la pantomima que tan bien les funcionó con las gemas del infinito.


De la creación de Steve Engleheart y Jim Starlin ni rastro. Así pues, desempolven las sagas de Doug Moench y Paul Gulacy, puro exploit de Operación Dragón y el pulp de Sax Rohmer. Sigan con la etapa de Mike Zeck (hay un guiño con el póster de The Warriors) y desintoxíquense de semejante mediocridad. Ya no es que ni aparezcan Nayland Smith o Fu- Manchú; es que ni Leiko Wu, Black Tarr, Clive Reston, Fa lo Sueh..los Sifan que aparecen, parecen descartes de Cupra de GiJoe. Burda, previsible, estúpida, aburrida…esta nadería juega en la liga de Doble Dragón, Street Fighter, Mortal Kombat o La momia 3. Y no, Shangchi no es un superhéroe. Ni un Vengador. Ni un payaso cargante como aquí. Señores de la casa del ratón ( los auténticos chupa-almas del tinglado), podían haberse leído, más que sea, un número de Deadly Hands of Kung Fu, antes de perpetrar semejante bodrio infecto. Al lado de esta bazofia (que encima va de inclusiva y multiétnica, y es más yanqui que el fast food) , Black Panther o La Viuda negra, son Logan y El caballero oscuro (bueno, más quisieran). Siendo benevolentes, sólo se puede calificar lo visionado de pura basura, por mucha crítica comprada. Así que ya saben, pónganse Golpe en la pequeña China, y aléjense lo máximo posible de éste engendro; que ni es cine de artes marciales ni wuxia ni nada.


P.D. Si yo fuera Don Henley o Joe Walsh, iniciaría trámites legales por el uso nocivo de Hotel California…es que ni eso. Un desastre de principio a fin.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like