sábado, mayo 25, 2024

Feminismo y ‘cine protesta’ en el nuevo ciclo de Filmoteca Canaria, dedicado a Márta Mészáros

La directora húngara fue la primera mujer en ser galardonada con el Oso de Berlín y en publicar una película en su país

La muchacha’ inaugura la programación el martes 4 de abril en Gran Canaria y el jueves 13 en Tenerife

Filmoteca Canaria presenta su nuevo ciclo de cine dedicado a la directora húngara Márta Mészáros, una persona comprometida en documentar los cambios de su sociedad a través de la mirada y los sentimientos de mujeres que no se dejan amedrentar por las circunstancias. La programación consta de cinco cintas, que se proyectarán entre los meses de abril y mayo, entre las que destaca ‘Adopción’, que le valió ser la primera mujer en la historia en ganar el Oso de Oro de Berlín. Además, en 2021, fue galardonada con el Premio de la Academia del Cine Europeo al conjunto de su carrera.

El ciclo comenzará con ‘La muchacha’ (1968), el martes 4 de abril en el Teatro Guiniguada de Gran Canaria;  el jueves 13 al Espacio La Granja de Tenerife;  y el 20 en la Asociación Cultural Raíz del Pueblo, en colaboración con la Casa de los Coroneles, de Fuerteventura. Todas las sesiones a las 19.00 horas, en versión original con subtítulos en español.

‘La muchacha’ fue la primera película realizada por una directora en Hungría, un filme de denuncia sobre cómo las sociedades contemporáneas ‘más libres y modernas’, reprimen a las mujeres de una forma sutil a través de una explotación económica y sexual. La cantante Kati Kovács, muy famosa en su época, protagoniza esta historia, que sigue a una joven, criada en un orfanato, que recibe una carta de su madre, lo que la llevará a emprender un viaje para dar con ella.

Sin embargo, el reencuentro no será como esperaba, su madre está casada y mantiene oculto el misterio de su existencia, por lo que la hace pasar como una sobrina lejana para no ser descubierta. Una situación que sumirá a la chica en la soledad y la hará involucrarse en todo tipo de relaciones poco satisfactorias, hasta que encuentra un hombre que parece saber algo sobre la muerte de su padre, pero, ¿le estará diciendo la verdad?

Mészáros es una de las pocas voces femeninas que se hicieron oír, con una cierta continuidad, dentro del prolífico panorama que nos ofrecieron las cinematografías de Europa del Este durante las décadas de los años 60 y 70 del siglo XX. Sin embargo, la directora ha sufrido un doble estigma a ojos de Occidente, el de ser directora del Este y el de ser mujer, es por eso que sus películas son fuertemente personales, políticas, honestas, feministas y auténticas.

‘Adopción’, ‘Como en casa’, Diario para mis hijos’ y ‘Diario para mis padres’ completan la programación

El ciclo continúa con ‘Adopción’, la película que llevó a la directora húngara a recibir el Oso de Oro de Berlín en el año 1975 y a ser nominada a los premios Óscar del siguiente año en la categoría de mejor película extranjera. Trata sobre Kata, quien está entrando a los cuarenta sin haber cumplido un gran deseo personal, tener hijos. Su amante, un hombre casado, no tiene pensado tenerlos con ella.

La obra de Mészárós tenía una identidad muy personal, lo que se ve reflejado en ‘Como en casa’, el tercer largometraje de la programación, que le valió para obtener una ‘Concha de plata’ en el Festival de San Sebastián de 1978. Una narración sobre un hombre que vuelve a su país natal después de muchos años, donde solo encuentra el rechazo mezclado con su sentimiento de pertenencia con el sitio que lo vio nacer. Un drama que, de alguna forma, traslada los sentimientos de la realizadora hacia su país en aquel momento.

También mantiene ese carácter personal en ‘Diario para mis hijos’ (1984) y ‘Diario para mis padres’ (1990), dos películas que siguen la historia de una joven llamada Juli en su recorrido vital, que se identifica mucho con la propia vida de la realizadora. Haciendo referencias a la muerte de su padre, arrestado y ejecutado por la KGB, en 1938, y otros tabús de su nación asesinato del primer ministro Imre Nagy en 1956.

Popular Articles